6 ene. 2011

El visitante planeta Nibiru

Por el espacio sideral de tres universos diferentes, vienen navegando y desplazándose hace 10.500 años con su respectiva gravedad, 3 nuevas tierras y un cuarto astro semejante al planeta gris, que pasó por esta galaxia hace 3.600 lustros. El astro es más pequeño que el sol que conocen actualmente los mortales terrícolas humanos. Los tres planetas iguales vienen de un diferente punto cardinal (Norte, Oriente y Sur), con relación al Sol de esta galaxia, y el astro enano proviene del occidente con más velocidad. El cuarto planeta fue descubierto hace poco tiempo por los científicos terrenales, es el que tiene en la mira con preocupación a los hombres (varones/mujeres), y aterroriza porque aún desconocen los otros cuerpos que se aproximan como naves interplanetarias. 

La llegada del astro brillante convertirá al gigante astro Sol, en enemigo de la tierra. Los ángeles de Dios, humanos de otras dimensiones y científicos de otros planetas, estudian el fenómeno para proteger la galaxia, la corteza de la tierra y el mundo de los otros cuerpos. El Sol lanzará con más fuerza sus rayos de luz para tratar de truncar el paso pero es inevitable, este transitará por su vía láctea establecida. Hasta los planetas tienen derecho a movilizarse con libertad en el cosmos. Los otros tres nuevos cuerpos visitantes, serán detectados por lo aparatos artificiales e inventos humanos que están fuera de la atmósfera terrestre y aquellos que se han ubicado dentro del globo terráqueo, a partir de Agosto, 2011. El planeta visitante trae consigo una serie de residuos cósmicos, polvo cósmico  y pequeños cuerpos que como parásitos se han anexado en el recorrido. El espíritu de la tierra, del sol y de cada planeta de la galaxia, lo saben y se preparan para la ocasión con prudencia. Todos los planetas conocidos y desconocidos en la galaxia donde vive la tierra, harán cambios bruscos en sus movimientos creando hecatombes y tragedias en sus moléculas. El agua, es vulnerable con la entrada del visitante. 

El aire y la brisa terrícola ya no serán los mismos. Un 30% del agua se evaporará en 22 meses y saldrá fuera del planeta tierra para almacenarse en la Luna, dentro de Marte y Júpiter. La piel de animales racionales e irracionales, estará con poca humedad y las arrugas aumentaran en la vieja piel de todas y todos, de acuerdo a los años de los terrícolas vivientes. Los humanos que tengan cirugías postizas de piel o que se hayan agregado siliconas y/o bultos en sus órganos, tendrán dolor de parto en sus cuerpos y la cabeza de sus propietarios, estallará en dolor y llanto. La tierra se hace rápidamente más compacta y reduce lentamente su propia vibración magnética que se genera en el Polo Norte y está creando un nuevo campo magnético en el Polo Sur. La pérdida de agua de esta tierra, hará menos catastrófico la entrada de los visitantes a la galaxia en donde habitan los hombres.  

Los humanos no se han dado cuenta que la tierra y cada cuerpo viviente,  giran y se mueven a velocidades gigantescas con formas comunicacionales. Los seres del universo poseen ojos cuánticos para observar a la distancia cada uno de los movimientos de células, astros y planetas que giran por millones en cada uno de los universos. El mortal terrícola es un planeta enano diminuto, salió del cosmos, del mismo polvo de la nada y vacio, con la autorización y querer del Ser Superior que engendra vida a su paso. El hombre es el ser mas insignificante del universo y el único organismo vivo que consume energía sin producir nada a cambio. El cinturón de sobrantes espaciales del polvo cósmico que trae el planeta Nibiru, es muy peligroso. Muchos mortales terrícolas humanos quedarán ciegos, sordos y mudos, antes de la muerte o vida de los mismos. Aves, cuadrúpedos y peces morirán en grupo en ciclos iguales a los meses del año. 

El año 2012, será un tiempo de sorpresas y contradicciones. Las leyes conocidas por los actuales hombres estudiosos de la ciencia y de lo desconocido, entenderán que aunque ellos han aportado algo para el entendimiento, todo viene de un universo superior. El humano terrícola, no logró usar su propia razón e inteligencia y atrasó violentamente el devenir de la justicia y bienestar. Los humanos serán observadores y victimas de sus propios inventos. Lo que se creía lo máximo antes del tiempo indicado, será tan pequeño que no logrará ni siquiera amortiguar la caída del astro más pequeño. Nadie debe asustarse y menos confundirse porque la naturaleza y creación “nada destruye todo transforma”, hasta lograr la ciudad del amor en otra dimensión”. Los ‘inteligentes’ creían que se estaban civilizando y no lograron alcanzar el objetivo de la paz. Ahora atengámonos con amor, a las consecuencias sin exageración del proceso que vivirán algunos porque otros se irán primero antes del cambio esperado por algunos y soñado por otros.  

Los dos gobernantes más antiguos (mujer y varón), y quienes duraron tiempo con poder terrenal en dos grandes islas consideradas naciones, morirán como relámpago en un frio atardecer y una familia real al norte de Europa, perderá la silla alquilada con sus leyendas y cantos. Turbas enfurecidas en tres puntos de Europa y en varios lugares del viejo continente, masacrarán y destruirán a su paso, tanto la vida de los herederos de viejas leyendas inventadas, como inmuebles, enseres, vehículos y pertenencias. Lo que fue no quedará ni en los muros porque también serán destruidos por los contrincantes. En la geografía política terrícola, las mujeres ganarán pronto los espacios que antes eran del sexo masculino. El Nazareno expresó con cierta nostalgia la tragedia y realidad: “No quedara piedra sobre piedra”. Los invencibles artistas y quienes mostraron sus curvas y dieron su propio libido a los hambrientos lujuriosos, tendrán que ver en sus propios cuerpos, las nuevas arrugas contaminadas de miseria y congojas de parto.  

En los últimos meses a la tragedia anunciada, “los varones se subirán en las copas más altas de los arboles” huyendo de seductoras y seductores, que los perseguirán como carnada de encanto y placer. El cáncer y sida, tendrán quietud por unos meses y luego arremeterán con más fuerza los tejidos humanos al lado de nuevas epidemias y enfermedades. Las ciudades en donde engendraron y concibieron hijos como multitud y sin amor, tendrán una transformación brusca en los días y no volverán a nacer más gente por un tiempo largo. Se cumplirá la profecía de Juana de Arco y/o la del religioso del siglo del encantamiento. El continente alargado será separado por las aguas del océano en tres partes diferentes, desapareciendo varios de sus países y sus franjas. El sur dejara de existir en el norte, hundiendo sus islas, archipiélagos e islotes. Las palomas y aves, que fueron perseguidas por los supuestos religiosos, caerán sin vida sobre el seco suelo de ciudades y campos. 

El continente negro y amarillo, verá resurgir vida verde en donde fue desierto con lluvias torrenciales que se corren de occidente a oriente. Los ancianos “lideres” de la oscura organización con capa negra y sombrero rectangular, no dejaran herederos para continuar con el cuento de sus magias y rezos. Dejarán de nacer infantes dentro del planeta. La esterilidad tomará fuerza en varones y mujeres. Las pocas embarazadas verán morir cada nacimiento como fogata de sol ardiente. Escasearán los alimentos y aumentará el robo y pillaje. Las masas pobres y populares se rebelarán contra las autoridades establecidas. Las mujeres deben evitar sexo y embarazos, y los varones están llamados a quietud sexual por varios años. Aquellas que lleguen embarazadas tendrán un rechinar de dientes y sorpresas desagradables. La primera ciudad en destruirse entre fuego, temblor y tormenta, será esa que regó por encima de los campos y seres humanos, pólvora mezclada con fósforo y azufre. Las naciones que lanzaron bombas sobre las poblaciones conocidas, hundirán sus costas en sus mares y sus territorios serán repartidos en partes desiguales entre los unos y los otros.  

Morirán descuartizados: Militares, Policías, hombres armados legales e ilegales, gobernantes, religiosos, científicos y políticos, en todos los continentes bajo la cruel justicia de grupos humanos con odio en sus venas. Edificios antiguos, museos y bancos, serán arrasados por el fuego por causas no detectadas por el hombre. Barcos, naves marinas y submarinos, dejaran de trabajar debido a la nueva fuerza de gravedad. Se hundirán en el fondo de las aguas los vehículos que se creían invencibles. La aviación se verá obligada a parar el movimiento de aviones y helicópteros. El aire estará caliente y frio, en los dos polos opuestos simultáneamente. El desorden en poblados y calles será tan grande que no habrá líder para atender la emergencia. Todo entra en periodo de confusión y destrucción. Aquellos ‘privilegiados y herederos’ que robaron los recursos de las mayorías, tendrán tiempo para ver su propia desgracia y desencanto. El universo también hace justicia y todo llega con su tiempo y espacio. Los habitantes y gobernantes de aquellos países que bombardearon la vida, estarán vivos hasta el final, para sentir en carne propia lo que es realmente la justicia. Al final sus habitantes morirán con sus riquezas, quedando en sus calles, pobres y menesterosos, que cambiarán su semblante. 

Asia, tomará por sorpresa a sus habitantes, cuando las montanas empiecen a moverse y a cambiar de lugar. Varias se hundirán dejando ruina, destrucción y muerte. Un terremoto de nuevo sacudirá las islas del Mar Caribe. El país pobre dejara de existir y de paso hundirá a sus vecinos como naipe y baraja. La raza negra y asiática logrará sobrevivir a la hecatombe un 25%. Las armas no se podrán disparar y perderán fuerza. Los antiguos ricos lloraran sobre sus ruinas y cenizas. La población mundial pobre disminuirá un 70% dentro del planeta. Los pocos que logren sobrevivir sufrirán por no haber aprendido a luchar con disciplina y rectitud. Quien haya dejado avanzar su propia conciencia y equilibrio, no sufrirá porque tendrá herramientas en la defensa. Algunos permanecerán dormidos con la ayuda de polvos cósmicos que los mantendrá, en estado cataléptico en la sobrevivencia. Muchos desearán no haber nunca nacido. Ningún arrepentimiento se valdrá porque es el tiempo de la justicia y rectitud.  

Los ricos no existirán más en la nueva tierra. El humano viviente al final, caminará por encima del polvo negro terrícola y creerá estar volando por el efecto de la nueva gravedad. Los mortales terrícolas humanos podrán saltar sin contratiempos como si estuvieran en la luna. Se confundirán los huesos de los cadáveres antiguos con los nuevos porque todos estarán expuestos sobre la hierba verde y seca, arena, tierra negra y grisácea. Alaska en forma natural separará sus costas de Canadá y guardará distancia abismal de Rusia. La parte norte de América, será dividida en varios segmentos como las Azores.  

Allí en donde todo fue fiesta y carnaval será llanto, muerte y congoja. Alégrense mujeres sino han concebido hijos. Alégrense varones si no han engendrado hijos. Los hijos de la luz nacerán una vez se renueve la tierra. España hundirá parte de su territorio alejando sus costas de Francia. Portugal y Holanda quedarán tan pequeños que nadie querrá recordarlos. Los arrogantes del pasado ya no serán más los protagonistas. “Quien se humille será ensalzado y quien se ensalce será humillado”. “Los primeros serán últimos y los últimos serán primeros”.

El actual mapa será tan grande como una colcha de remiendos de rancho pobre. Polvo y ceniza veremos sobre el firmamento de nuestro espacio. No se asombren porque estamos en el cambio. Nuestros caprichos y terquedades nos tienen ciegos, sordos, mudos y cojos. Los espíritus y fotografías de los hombres de paz asesinados en todas las naciones, se verán en el firmamento creado. Las mismas atormentaran a quienes se creían poderosos y a los mismos que ordenaron matanzas y masacres. Es allí en donde toma fuerza la fe en lo sobrenatural y paranormal.  

Llegaran humanos de otros planetas muy parecidos a los ángeles de las pinturas de los artistas. Los depósitos naturales de petróleo y gas, se saldrán a la superficie sin control alguno. Los países que se creían dueños y amos del precioso líquido, estarán confundidos entre secas y raídas raíces, de lo que fueron frondosos y gigantes arboles entre la jungla, lodo y barro. El oro y la plata de joyas y vasijas, será fundido por el calor del momento y regresaran como agua al centro de la tierra. El hierro y acero usado en los edificios y construcciones, ingresara de nuevo al fondo de la tierra a través de mares y ríos. El agua cambiara su color de azul verde a gris por varios años. Después de 12 meses de desajuste y acomodamiento, vendrá el periodo de paz y tranquilidad con pocos habitantes, entre animales, vegetales y otros seres que se quedaran a compartir la nueva tierra habitada. 

Cuando empiecen los dolores de parto verán terremotos, tsunamis, e inundaciones, en los cuatro puntos cardinales. No es el fin de la vida ni de la galaxia sino la forma natural como la galaxia y toda la creación se defiende de los agujeros negros y grises y de la mano monstruosa del humano perverso. Todo fin tiene su comienzo y todo comienzo escribe las nuevas pautas para volver a vivir como en un comienzo. 


No hay comentarios:

My NeoBux

Religious Persecution