5 feb. 2011

Mes de apagones

Para quienes (incrédulos), desean ver señales sobrenaturales, luces superiores, casos insólitos, testimonios, revelaciones, hechos, presencia de otros seres inteligentes, y así creer en los últimos sucesos y acontecimientos que se generarán dentro y fuera de la tierra, les digo hoy: ‘La última semana de Noviembre,  y primera de Enero, las ciudades capitales del mundo y urbes pequeñas de menor importancia, verán apagar sus luces eléctricas, en cada punto citadino y zonas rurales’. Las velas, veladoras, linternas y fuentes alternativas como la leña, dejarán sorprendidos a los observadores, al ver que no encenderán ni prenderán.  
Las baterías perderán su líquido y fuerza y no servirán para calentar ni aquellos sueños perdidos. Los automotores terrestres tendrán que detener su marcha a orilla de autopistas, caminos y carreteras. Aquellos vehículos que viajen por aire y agua, escucharán el estampido de sus motores que rugirán como mil leones juntos en celo, antes de caer al vacío o permanecer a la deriva de olas y escasos vientos. El masivo apagón, llegará primero a grandes urbes de países poderosos y luego se extenderá por aquellos sitios y aldeas, en donde la sencillez y humildad, ha permanecido inmácula y etérea. 
La tierra con su gravedad se defenderá con su carga y rotación a cuestas. Las noches frías sin electricidad, maquinas y/o luces, que la consuman, harán ver que algo superior al mortal terrícola humano y/a la misma tecnología inventada, está por encima de cualquier poder del hombre. Las ciudades de los rascacielos y aquella de grandes edificios, permanecerán en la oscuridad durante tres y siete largos días en su primera fase. Luego se volverán a repetir en periodos cortos de tiempo. Perecerán alimentos, animales, plantaciones, árboles, aves y peces. Morirán humanos de la tercera edad, niños y niñas.  
Aquellos que para vivir, toman de las maquinas el oxigeno y/o el aire para la vida, quedarán en descanso como en suspenso cataléptico. Las perdidas serán incalculables y desafiantes. Los hospitales estarán obligados a cerrar sus puertas, lo mismo que esos centros que aplican primeros auxilios. Los imperios establecidos temblarán de miedo como novias montaneras antes del martirio y se irán desintegrando junto a sus aliados, que clamarán al cielo ayuda sin tener respuesta de los astros. 
Las fronteras políticas de los países, serán abiertas en todos los rincones del planeta. Los nativos regresarán a sus lugares de origen creando en masa como de grandes ligas, migraciones que pisotearán las plantaciones y trochas como caballos salvajes. Las familias separadas volverán a reunirse allí en el lugar donde vieron la luz de su nacimiento o/en el pedazo de suelo que los vio partir por injusticias. Las autoridades no tendrán tiempo de mirar pasaportes o documentos. No habrá espacio para guardar fotografías o leyendas. Todos y todas desearán volver a sus territorios y habrá añoranzas de nación y ganas de patria.  
Los grupos armados con sus militares y policías, no podrán disparar sus armas obsoletas. Sus unidades llorarán como nenas que pierden sus muñecas o como afeminados que se asustan antes de la fiesta con la llegada del falso novio que no ve curvas en la silueta. Los carros militares con sus navíos estarán expuestos bajo los rayos fuertes del sol, que los calentarán hasta ver reventar sus bombas escondidas como en retaguardia de masacre verde olivo. 
Los ejércitos mercenarios se desintegrarán como por arte de magia. Soldados y policías saldrán en grupos numerosos huyendo en busca de sus seres queridos y entenderán que es la única y última oportunidad para ver en vida a quienes olvidaron por lujos y ocupaciones baratas y de baja estirpe a sus afines y parentelas. Las filas humanas sobre las autopistas, serán semejantes a ríos humanos o/a danza china ancestral con sus encajes y leyendas.  
Ninguno de sus integrantes morirá en las andanzas hasta no pisar su propio territorio. Fuentes de aguas cristalinas acompañarán a/las caravanas terrícolas. Árboles frutales aparecerán en el recorrido como encanto sobre estrados y senderos. Carne fresca como maná, caerá del firmamento para alimentar a los viajeros al paso por esos caminos por donde se cometieron otros atropellos. Nadie querrá estar por fuera de su amada patria y familia.  
Turbas enfurecidas aprovecharán la oscuridad para hacer de las suyas como en ciencia ficción entre vándalos, pandillas, asesinos y raponeros. Que nadie se alarme porque todos y todas están de paso sin propiedades como la misma sombra. Es positivo que ateos, creyentes y agnósticos, tengan a mano, una lista de explicaciones. Ellos recibirán su primer adelanto para debatir ideas y proyectos que han tejido ilusiones efímeras con cantos y mujeres. Los falsos diplomas entregados por la irrisoria escuela estafadora, no servirán ni siquiera para llevarlos como soporte de papel o seda en las diarreas y vómitos que se aproximan.  
La fuerza del Todopoderoso, les estará adelantando la noticia a los ineptos y mediocres periodistas que dejaron la “gran miseria humana” pasar, como si los pobres jamás hubieran existido. Esos que se apoderaron de los privilegios, estarán disfrutando de farsas y fiestas, y allí los tomará por sorpresa la tragedia, entre vinos y borracheras. Los humanos que se creían poderosos, llorarán sobre cada una de sus pérdidas y mercancías esfumadas. Tratarán de pedir ayuda divina pero será demasiado tarde. La chispa acumulada de odios que sembraron, se cerrará como válvula olvidada o llave perdida en desierto de miserables. 
La ciudad de las 12 tribus indígenas encontradas por el invasor, verá caer del firmamento, gruesos pedazos de hielo semejantes a granizo gigante, que destruirán las guarniciones y se dará comienzo al cobro de la justicia contra falsos positivos. Los humanos saldrán en masa a cobrar las represalias. Allí se caerán algunas paredes de prisiones por el peso insoportable del hielo mezclado con agua y barro, dejando libre a quienes pagaban purgas injustas y/a otros que querrán asesinar a sus verdugos aunque estos si deben estar entre rejas. Las noches serán largas como los días. Habrá sed en las poblaciones que hambrientas, ingresarán a sitios amurallados y derrumbarán graneros, tiendas, garajes, depósitos, almacenes, licoreras y despensas. 
La nación que produce leche y miel, verá caer también a su primer ministro, que se creía intocable. Este será reemplazado por quien empezará la verdadera reforma aunque los días serán contados como el amor entre el relámpago y trueno. La oscuridad de las noches y la intranquilidad de los días, hará que los mortales busquen alternativas de cambio. La nación del trigo y la del olivo, verá resurgir líderes entre los jóvenes, que destruirán las viejas costumbres, derribando de paso, velos y rezos, de quienes asesinaron a piedra y en la cruel horca que pasa. Se derrumbarán las viejas monarquías que asustaban a los poblados.  
Los llamados reyes, reinas y príncipes, dejarán de existir como organización terrenal. El pueblo raso ingresará a sus territorios, destrozando leyendas, vitrinas, cofres, vajillas y museos, que estuvieron custodiados con los recursos que debían nutrir a las mayorías, que lloraron por siglos la ausencia de manos amigas y solidarias, para suplir necesidades primarias y hambre. Arderán en la hoguera incontrolada, falsos libros sagrados, mantas, ornamentos, sotanas, amuletos, vasos y tiendas. Los robustos holgazanes no podrán correr y el peso de sus estómagos, los hará vomitar lombrices y expulsarán estiércol verdoso como patos salvajes.  
Los propietarios de medios de comunicación, al lado de gruesas compañías que manipularon deporte, arte, ciencia y cine, quedarán a la intemperie sin empleados, jugando sus recursos económicos y financieros como gato y ratón con su molienda. Nadie querrá ver noticias y/o espectáculos, derribando ganancias como buitres y repartiendo sus antenas y cámaras, como chatarra de circo barato, ejemplo del mismo cine como orgía que no pasa.  
Ellos y ellas, serán victimas de su propio invento con la doble moral destruida, la misma que han utilizado en sus días de falsa gloria. Lamentos y desgracia, vendrán para las multinacionales que se olvidaron de los pobres, desarropados y menesterosos. La sombra de la noche golpeará con fuerza a los artistas que hicieron desnudos con sus movimientos. Las casaquintas y mansiones, serán consumidas por el fuego acrisolado cerca al océano que baña con sus aguas la extensa región de la santa y del árbol sembrado en simétricas distancias, por el hombre que recibió en el pasado miseria y ruin sueldo. 
La otra tragedia empezará cuando los cadáveres en descomposición logren contaminar el aire de las ciudades y pueblos. Las máscaras y antídotos, no alcanzarán a cubrir los rostros de las mayorías y aumentarán los cuerpos inertes sobre las avenidas y autopistas, que serán testigos inmóviles del cruel suceso que avanza. El aborto tomará por horas a mujeres embarazadas que llorarán su desgracia. Animales preñados también regarán su sangre junto a sus crías muertas. Lo increíble se volverá creíble y lo imposible estará expuesto como tienda en exposición, representando los regalos que nunca llegaron a los indefensos.  
Las sotanas de los sultanes y otros señores, serán pisoteadas por los humanos que aguantaron hambre durante siglos, bajo el látigo de sus crueles patrones rezanderos. Los palacios de los gobernantes del desierto, serán invadidos y destruidos por los mismos pobladores que cobrarán las injusticias patrocinadas por los necios, que tomaron vino a costa de miserables mortales terrícolas, que durante lustros se alimentaron con semillas y ramas, mientras sus jefes engordaban para la navidad que se aproxima.  
Las multitudes observarán el comienzo de la destrucción natural de casas, templos, capillas y altares. Las religiones inventadas y las mismas que manipularon la justicia y rectitud con el robo del diezmo y nefastas normas, tendrán que dejar sus sillas putrefactas al cuidado de los vientos de oriente y occidente. Los terrícolas comprenderán que los inventos religiosos no servirán de remedio y no calmarán a sus seguidores que estuvieron engañados con vendas vanas.  
Huracanes, tormentas y ciclones, dejarán correr sus fuerzas sobre lo que quedará para quienes logren leer la historia. Los falsos y farsantes no tendrán lugar a donde ir y sus cuerpos serán enterrados bajo las mismas arenas de la hecatombe. El niño del sur será ya un hombre y tomará la vara y el cayado de la justicia para sembrar la alfombra de esperanza sin creencias ni religiones.  
La luna y los astros estarán a favor del adolescente que en sueños dirá los pormenores de cómo deben actuar los sobrevivientes de la catástrofe. La niña del norte estará al final de su adolescencia y tendrá una reunión corta con el protagonista, que amarrará su vida hasta que los planetas se alineen como en ballet antes del debut final de la algarabía y subasta. 
El enano mandatario que destruyó la selva y sus recursos, con bombardeos violentos, ya estará muerto. Su familia logrará llorar sobre el desperdicio y abuso de sus ancestros. Las últimas lágrimas serán derramadas cerca a las fronteras, que vieron construir muros y murallas de caverna infernal entre ambiciosos y arrogantes. Las mismas se convertirán en polvo y lava. Sus garitas quedarán esparcidas como baba de cebolla vieja a varios kilómetros de distancias de cada uno de sus límites. Los países patrocinadores de gigantes moles grotescas, desaparecerán del mapa geográfico y sus gentilicios, tendrán que recoger el polvo cósmico fuera de la atmosfera terrestre. 
Las pirámides abrirán su boca y mostrarán los secretos guardados debajo de sus piedras, para que los falsos doctores y científicos, recreen su mente antes de la partida final al lugar cósmico del vacio y nada. La puerta oculta en el Polo Sur y/la otra del Polo Norte, se dejarán ver como soldado guardián que custodia con maestría la antesala. Saldrán a la superficie los documentos y coordenadas, para conducir las 7 naves subterráneas, que llevarán a los escogidos al lugar que los dioses han separado para resguardarlos. Ellos serán el semillero de la nueva tierra habitada después del paso del gigante con cuernos que todo lo transforma desde el olvido al estandarte de nuevas miradas. 
¿Pero que ocasiona el fenómeno? 
Cuando luces de distintos colores y figuras geométricas aparezcan sobre el firmamento de ciudades y campos, entenderán los contradictorios, que algo se acerca a la tierra y que una fuerza en grupo pareciera robarse la energía con su electricidad. Los ojos de los humanos por vez primera, verán naves pequeñas y grandes volar por encima de árboles, casas y edificios. Los vehículos no se robarán la energía sólo alterarán el orden artificial confeccionado por el mortal.  
Maestros y pilotos inter planetarios, dejarán ver sus rostros y siluetas como si ángeles bajaran del espacio exterior de nuestra atmósfera. El calor natural gravitacional de las modernas naves, harán llover éxtasis perfumados. Algunos enloquecerán por las emociones no aprendidas en las falsas academias humanas. 
Los aparatos voladores lanzarán otras luces sobre citadinos y autopistas. Al apagarse las maquinas humanas inventadas, el frio se apoderará de tardes, noches y de esos amaneceres que permanecerán en penumbra y luna ciega. El enfriamiento de la tierra por horas, ayudará fortaleciendo aquellas conciencias que lograron avanzar sin contratiempos o dudas.  
Mujeres y varones se podrán comunicar con los otros hermanos que bajarán en masa a la tierra con facilidad. El sentido oculto comunicacional, se abrirá activando el código de luz, en las mentes llenas de amor, humildad y sencillez, para lograr captar cada mensaje de los visitantes. Una especie de telepatía magnética y rítmica, unirá a los grupos humanos avanzados con los grupos extraterrestres visitantes. Los críticos llorarán y tendrán miedo pero los hombres de paz y quienes no usaron armas de guerra, podrán desplazarse sin temor a las naves, que los recibirán como invitados a una pulcra fiesta recreada. 
Entre los visitantes habrán: Ángeles, humanos de otras dimensiones, robots, alienígenas, hermanos mayores, hermanos menores, maestros, dioses menores, comandantes interplanetarios, profesores para nuevos conductores, científicos, artistas, deportistas, aliados, guerreros cósmicos, diseñadores, compañeros de viaje y amigos.  
Hay otros seres sin ética que viajan sin acatar las leyes cósmicas y universales. Esos llegaran también junto a los rectos. Para detectar a los malandros, debemos tener limones en nuestros bolsillos y/o bolsos. El limón es la contra y mantra para no dejarnos seducir de los otros perversos extraterrestres. El limón puede ser fresco o llevar días con los mortales terrícolas.  
Los excelsos visitantes y las naves que están en sintonía con la evolución y con el cosmos, están familiarizados con el limón. Los mortales terrícolas humanos deben tener plantas de limón sembradas en sus casas, espacios verdes, zonas públicas y fincas. Tomar el jugo de 1 limón cada siete días, es muy agradable para que la telepatía y comunicación con los seres extraterrestres positivos o de otras dimensiones, se active con quien avanza en su conciencia.  
La conciencia es la clave y el desprendimiento de las cosas materiales es la fuerza para tener éxito y seguir con vida dentro de la nueva tierra. Los mortales apegados a lo material y que no han logrado compartir su talento y bienes, serán los primeros en desintegrarse y convertirse en polvo y/o nada. 
Las fuerzas del mal trataran de apagar la brillantez de la luz pero también el cosmos tiene células para defender aun las desgracias. No deben los mortales terrícolas humanos desperdiciar el semen, liquido espermático y menos el óvulo. La Sesvotransportación y el viaje, se nutre con estos elementos naturales como combustible. Quien no sabe utilizar la energía que emana del mismo pozo, tiene los últimos tres meses para aprender o rechazarla.  
Quien ama y quien comparte el amor con la persona amada y con su media naranja, nada desperdicia. Quien por placer y falso éxtasis, llega al clímax en lugares públicos, diversión y/o prostíbulos, es mejor que no busque la sobrevivencia. Ese o esa, estará aparentemente con vida pero es uno de los muertos. “Que los muertos entierren a los muertos”. 
Cuando los jóvenes por experimentar sensaciones llegan a la masturbación, una, dos y hasta tres veces, se debe tomar como parte de la vida y con prudencia se aconseja dejar en secreto cada historia. Quien pasa de tres acciones, desperdicia su energía. Para ganarla de nuevo debe limpiar el pozo de su interior y así podrá volar y salir con vida en cualquier hecatombe o catástrofe. 
Los adultos mayores deben saber que esta práctica no sólo envejece la materia sino que atrasa la evolución del ser y conciencia. La energía sexual inclusive, ayuda al mortal terrícola en su propia invisibilidad. Quien no tiene energía es un bulto a la vera del camino que fácilmente lo puede quemar el vicio, hasta quedar convertido en vacio y/o arena. Quien tiene las pilas y energías cargadas permanentemente, es una nave que le permite navegar por el cosmos con otras energías que le ayudarán en cualquier viaje, fusionando cargas hasta quedar más livianos que una pluma y más rápido que una nave segura interplanetaria. 
¿Cómo actuar en el tiempo de cada apagón? 
Dentro de cada mortal terrícola hay combustible para activar la calefacción interior y luz. Los mortales rectos brillan con luz propia y son detectados y/o detectadas por los seres de luz y/o visitantes. La luz que emana del propio ser, es natural y con rayos luminosos. El miedo se debe vencer en cualquier situación.  
Tener miedo frena la luz y comunicación. Para vencer el miedo deben los hombres estar en paz con ellos y/o ellas mismos y/o mismas, y entregar la ofrenda a quienes hayan ofendido. Pagar deudas y limpiar nuestra conciencia y vida de deudas justas, hace que los cuerpos y conciencias permanezcan en paz.  
La paz interior es un estado de conciencia avanzado. Aquellos humanos que no logran zafarse de lo mundano (y/o vanidad), son seres en desgracia eterna. El resplandor del cuerpo con su brillo, lo da la sencillez y humildad. El ambicioso jamás podrá volar a otras dimensiones. La arrogante nunca verá la luz de Dios. El petulante quedará amarrado como ceniza y carbón a las rocas de la tierra. 
La sofrología y los ejercicios de relajación mental y corporal, se deben practicar en todos los tiempos y más cuando caemos en desgracia. Los vehículos que viajan por el aire y aquellos que lo hacen sobre las aguas del mar, pueden fracasar en la época del apagón. Quienes viajen en paz pueden chocar contra la naturaleza de la tierra desde altas alturas pero seguirán vivos y/o vivas sin un solo rasguño. Ejemplos hay y aunque los falsos científicos no le hayan dado importancia. Estamos en el tiempo en donde la verdadera ciencia será la única que salvará la creación y vida. 
Hacer el bien sin recompensa y agradecer a quien nos ayuda a volar, es obra recta para seguir avanzando. Quien avanza agradece al creador y al mismo instrumento que le mostró el camino. Quien logra cancelar todas sus deudas y quien se arrepiente de acciones perversas y crueles, podrá volar a otra dimensión o regresar a la misma tierra con vida.  
Se exceptúan los asesinos de la vida. Quien haya asesinado la vida humana, animal y/o vegetal, quedará convertido en estiércol y barro, con todos los seres que logró engendrar y/o concebir al paso por la tierra o planeta.  
Los asesinos jamás verán su propia luz y nunca la luz de los otros. Los seres que visitarán la tierra junto al apagón, creen que el cuerpo de los asesinos son piedras a la vera de calles y carreteras. La oscuridad de los asesinos es más fuerte que aquellas que dejaran los apagones que llegan. 
Todo error de robo, violación sexual, pensamientos perversos, fantasías, idolatrías, desvíos, ambiciones, vanidades y otras y/u otras, se limpian con la misma luz interior sin volver de verdad a caer en el error. Quienes logren limpiar su conciencia de estos desvíos podrán volar sin contratiempo a velocidades nunca imaginadas. Lo mejor es no haber caído en robos, violaciones sexuales, pensamientos perversos, fantasías, idolatrías, desvíos o desmanes. 
Cuando vean la luz que viene de afuera de la tierra, los rectos y probos conocerán su propia luz. Que nadie se preocupe ni aterre pero que nadie se duerma. Todo esfuerzo es válido cuando no se violan las leyes creadas ni esas que están en la naturaleza del cosmos y/o universo y/o universos. 
Algunas recomendaciones para viajeros del cosmos y/o para quienes serán testigos oculares de los visitantes: 
- Durante el apagón, desconecte todos los aparatos eléctricos. Deje en off (apagado), el botón que enciende las luces de su casa, apartamento, vivienda, vehículo y/o aparatos eléctricos. 
- Apague el computador. No use Internet. Apague el celular. No use el teléfono. No se comunique con nadie en particular. 
- Construya manualmente un baúl de madera, con uno de sus lados fácil de cerrar con seguridad. Guarde allí dentro de recipientes higiénicos, agua potable, líquidos o jugos no perecederos como algunas frutas. 
- Si tiene forma de tener lugar en la tierra firme, abra un hueco de tres metros de profundidad. Entierre el baúl de madera y que sea fácil ingresar a tomar los alimentos y el agua que allí guardó. 
- Si vive dentro de un apartamento, cubra el baúl con una manta de color negro, verde oscuro o marrón y sólo la retira, cuando tenga necesidad de usar los alimentos allí guardados. 
- Si tiene pareja (compañero/compañera), sexual, evite durante el apagón la relación sexual y trate de estar relajado(a), sin miedo, con paz y tranquilidad. 
- Durante el apagón observe cual de sus parientes tiene en su cuerpo (sobre la piel), luz propia. Los humanos tienden a llamar “aureola”. Quien alumbre es el líder y será quien recibirá los mensajes telepáticos de lo que se debe hacer. 
- No cocine ningún alimento. Coma hortalizas, legumbres, pan, frutas y aquellos que no requieren poner sobre el calor artificial. 
- Evite al máximo los ruidos, gritos, peleas, conflictos, desmanes y riñas. 
- Abra sus ojos y manténgalos mirando hacia las estrellas cada media hora a ver que mensaje recibe de arriba y/o que luz, ve diferente en el espacio del firmamento. 
- No hable con extraños. Los seres de luz se comunicarán con usted a través de mensajes telepáticos o por signos gramaticales escritos como palabras. 
- Apague radios y aparatos electromagnéticos. Guarde su coche apagado dentro de un garaje cubierto de acuerdo a sus posibilidades. 
- Retire el chisme de su casa y/o cabeza. 
- Cuide su propio pozo y no se meta a vigilar el pozo de los demás aun siendo su marido, mujer, hijo o hija. 
- Suelte todas las aves que tenga enjauladas y deles libertad de por vida (hágalo antes de Diciembre). 
- Suelte todos los animales que tengan en corral y deles libertad. Ojalá que se queden cerca a fuentes naturales de agua. Ellos también tienen derecho a la vida con libertad. 
- Mantenga cerca y al alcance de todos los de la casa: Dulces, azúcar, sal, y otras formas naturales como la miel, para el consumo. 
- No consuma leche animal durante la jornada del apagón. 
- Evitar al máximo los trabajos forzados. Sólo ayude a las plantas en su mantenimiento y cosecha. 
- Se permite comer huevos de aves caseras. 
- Se permitirá comer frutas conservadas, verduras y/u hortalizas. 
- En la época que viene disminuya la cantidad de alimentos un 40%. 
- En la época que viene disminuya el consumo de agua un 60%. 
- Aprenda a usar su propia orina y enseñe a los suyos a usarla, en caso de emergencia y necesidad si escasea el agua natural. 
- Al disminuir la cantidad de alimento diario y consumo de agua, disminuye en iguales proporciones, las necesidades biológicas propias del mortal terrícola humano. 
- No leer ninguna clase de lectura durante el apagón. 
- Evite caminar distancias que superen los 2 kilómetros. 
- Evite usar el caballo u otro animal como medio de locomoción. 
- No se corte el cabello ni la barba. 
- No use cuchillos para pelar alimentos o frutas. 
- No consuma ninguna clase de licor. 
- No fume cigarrillos y/o tabacos. 
- No fume marihuana ni plantas alucinantes. 
- Retire el consumo de cocaína. No mastique la hoja de coca. 
- Abra las cortinas de su casa y/o vivienda permanentemente durante el día. 
- Abra las puertas de su casa de día, si usted está ubicado en tierra caliente. 
- La familia y/o el grupo de personas que viven en la misma casa, deben dormir juntos separados, de metro en metro, en la misma habitación o/en la sala de la casa sobre el piso. 
- Trate al perro, gato y a los animales que viven dentro de su casa como si fueran humanos. Tenga con ellos y/o ellas la misma consideración que tiene la vida con usted. 
- Evite el fanatismo y las falsas tragedias. 
- Aquello que va a suceder, sucederá. Aquello que no va a suceder, no sucederá.  
Nota: Estas recomendaciones servirán para la emergencia del apagón como al paso del planeta con cuernos dentro de nuestra galaxia.

No hay comentarios:

My NeoBux

Religious Persecution