27 oct. 2011

Hermanas Abejas

Este será uno de los últimos artículos que Dios y seres superiores nos han entregado a través de sus ángeles y enviados, para entender el porqué la vida se está extinguiendo en el planeta tierra. De cómo el hombre es víctima de su propio invento que ha llamado terrorismo, para culpar a otros de sus infernales canalladas, con cómplices y monstruosidades a cuestas. En todo final aumenta cada segundo de existencia las mezquindades. Irnos del planeta de las contradicciones no causará extrañeza entre los 7 mil millones de humanos que poblaron el globo sin pensar en esas atroces consecuencias que atropellaron la convivencia sin experimentar amor ni siquiera en la sexualidad. Saldremos algo pensativos al saber que todos y todas, invirtieron en guerras, injusticias, asesinatos, masacres, vanidades y desigualdades, menos en solidaridad y rectitud. No hubo un solo mortal terrícola humano que hubiera dado su mano amiga a quienes siguen de paso conociendo que “Nuestro Reino” y el de las hermanas abejas y hermanos abejos, tampoco fueron de este mundo. Mientras los recursos los usaron para destruir la vida, y apoderarse de los privilegios, no “quedará piedra sobre piedra” entre llantos y lagrimas de sangre, que se verán con velocidades superiores al de la hermana luz. 


Así define el “Diccionario Compact Océano”, la palabra Abeja:F. Zool. Nombre de muchas especies de insectos que viven en colonias y producen miel y cera. Existen tres clases: reinas (hembras fecundas), machos o zánganos (que fecundan a la reina), y obreras (hembras estériles que producen miel y cera).” Como las mariposas y otras especies, las abejas tienen un alto y elevado sentido extrasensorial, con antenas receptoras y transmisoras, para comunicarse con otras dimensiones, planetas y universos, y para hacer sonar “la campana” en los universos y galaxias, cuando la vida está llegando al final. También tienen la compleja labor de llevar mensajes a seres de otras especies dentro del reino animal, vegetal, humano y mineral inter universos. De hecho llegaron a la tierra en naves cuánticas antes que el humano y junto a semillas de todas las especies de árboles y plantas que producen flores y fruto. Su primera función fue preparar el camino a la vida de todos los reinos que viajaban y que hasta el final vivirán refugiados en el planeta de las contradicciones. Están ordenadas a la perfección como comandantes de la vida en cada galaxia. Aquellas que trabajan como “obreras” y que producen alimento y medicina, no deleitan la sexualidad y jamás conocen un orgasmo. No son celibatarias, es sólo que tienen la facultad de extasiarse de felicidad y alegría sin experimentar placer de pareja. Las “obreras” nunca son responsables de la reproducción y mueren trabajando y produciendo vida y alimento. La reina sólo tiene sexo con un solo macho y éste muere para no sentir celos bajos como lo hacen quienes viven entre bajezas y derroches. El “Macho Escogido” para montar a la reina, hace parte de los machos Cabríos” que están distribuidos organizacionalmente en todas las especies y razas creadas para proteger la vida y especie. El colectivo abejal destruye la vida material física del macho fecundo de la reina, para que su miel y fuerza creadora no se repita igual en otra reina o colmena. Cada macho fecundo es igual en su naturaleza a las otras abejas pero diferente y distinto al colectivo en su alta vibración. El escogido trae internamente una célula diferente de vida para procrear sin lesionar la especie y frecuencia. Se afirma que los restos materiales del macho fecundo muerto, son usados luego por la reina como alimento mientras los huevos siguen el curso para dar la nueva vida. El macho fecundo sabe que no muere en su esencia sino que se eleva antes a otra dimensión para alistar el camino a la vida en otra tierra que está por llegar.


Entre otros y otras, el físico y científico suizo Albert Einstein, dijo: “Cuando desaparezcan las abejas del planeta verde y azul, la vida humana, vegetal y animal, sólo durará 4 años más”. Los últimos huracanes, inundaciones, tormentas y tornados, que han destruido varios países y zonas aledañas al océano, sobresaliendo ciudades y montes de México, Estados Unidos, Canadá, Australia, Tíbet, naciones del Mar Caribe y otras, es el “fuerte campanazo” que anuncia la desaparición de la vida en la tierra. Las bombas y torpedos lanzados por aviones, buques, helicópteros, bajo el mando militar en zonas de conflictos, planeados por psicópatas y dementes, son las y los culpables de la hecatombe. La abeja tiene alta sensibilidad al ruido y poseen internamente filamentos, cilios y células reproductoras del eco. Los bombazos destructores, son responsables de la desaparición de los únicos animalitos insectos que regulan la existencia de la vida y estabilizan el ecosistema. La naturaleza sonidal de su propia creación y esencia, hace música y es canto armonioso para todas las especies que se alimentan de cada movimiento abejal. Estos hermosos animalitos insectos consumen poco alimento, trabajan las 24 horas del día y producen el 100% de la vida y alimento para todas las especies. Están conectadas en forma directa y comunicacional con el aire, agua, fuego y tierra. Tienen la facultad para explorar otros elementales en los diferentes universos y logran asimilar rápidamente la vida que existe en otras formas y espacios con elementos distantes. Dentro del cuerpecito abejal hay algas que luego van a vivir en mares y aguas dentro de un proceso reproducional equilibrado. Antes que el huevo, esta la esencia del abejo y/o abeja.


Las hermanas abejas y hermanos abejos, son superiores al hombre y al mismo reino animal y vegetal. Sin ellas ni ellos, jamás existirá vida en la tierra. Los tóxicos usados en los cultivos por los dementes industriales y granjeros, la quema de arboles y junglas, la tala indiscriminada de bosques y arboles, el uso del azufre, pólvora, fósforo, glifosato, plomo y hasta la “Bala Madre”, en proporciones exageradas y enfermizas, evaporó el habitad de las abejas, desintegrando su frecuencia. Aunque también los macabros hechos del hombre, destruyeron la vida de otras especies y familias de la fauna y flora. Las abejas al final no se mueren como cadáver sino que simplemente desaparecen y se hacen invisibles a los ojos de los humanos. Ellas salen del planeta en masa y en fila colectiva, a otras dimensiones. Allí prepararán la vida en la nueva tierra que habitarán los pocos rectos y probos que queden vivos de esta moribunda nave y que merezcan el viaje, con otros y otras que llegarán de tierras y planetas distantes. Ningún militar y/o heredero que hayan disparado armas de muerte, saldrá del planeta de las contradicciones afuera de esta atmosfera. Sólo verán el humo que les recordará los bombardeos y masacres. Si usted mato la vida o aplicó “abortos y/o penas de muerte”, su final ni siquiera alcanzara a ser polvo radiactivo. La farsa de jueces, abogados y médicos, no tendrán autorización para guardarse ni siquiera entre los archivos del ADN chamuscado al carbón.


Este será uno de los últimos artículos que Dios y seres superiores nos han entregado a través de sus ángeles y enviados, para entender el porqué la vida se está extinguiendo en el planeta tierra. De cómo el hombre es víctima de su propio invento que ha llamado terrorismo, para culpar a otros de sus infernales canalladas, con cómplices y monstruosidades a cuestas. En todo final aumenta cada segundo de existencia las mezquindades. Irnos del planeta de las contradicciones no causará extrañeza entre los 7 mil millones de humanos que poblaron el globo sin pensar en esas atroces consecuencias que atropellaron la convivencia sin experimentar amor ni siquiera en la sexualidad. Saldremos algo pensativos al saber que todos y todas, invirtieron en guerras, injusticias, asesinatos, masacres, vanidades y desigualdades, menos en solidaridad y rectitud. No hubo un solo mortal terrícola humano que hubiera dado su mano amiga a quienes siguen de paso conociendo que “Nuestro Reino” y el de las hermanas abejas y hermanos abejos, tampoco fueron de este mundo. Mientras los recursos los usaron para destruir la vida, y apoderarse de los privilegios, no “quedará piedra sobre piedra” entre llantos y lagrimas de sangre, que se verán con velocidades superiores al de la hermana luz. Muchos volaron antes de llegar o varios alcanzaron llegar antes de salir, para no repetir los errores de sus ancestros. Fueron muchos los seres creados que se devolvieron al lugar de los justos porque arribaron al lugar equivocado. Aquellos y aquellas que al nacer, sólo duraron ‘vivos’ en el planeta, horas, días, meses y pocos años, fueron ayudados a salir de la tierra por el trabajo de abejos y abejas avanzados en su frecuencia comunicacional. Algunos abortos no deseados se dieron porque ellos y ellas no debían haber llegado al desorden cósmico sin amor.


Las plantas al igual que irracionales y raza humana, morirán cuando las abejas y abejos, alcen vuelo dorado a otras dimensiones. Primero morirán los mortales terrícolas humanos antes que los otros y otras. Las flores que abusivamente se usaron para fiestas y derroches entre pervertidos y desviados, que lucieron clubes, tabernas, teatros, auditorios, mesas y prostíbulos, entre falsas reuniones, ya no serán más. Usando la frase de algunos políticos y politiqueros populistas de mala estirpe y procedencia: “Ya no volverán”. Los arboles saben que la tragedia está por llegar, al igual que los cuatro elementales, creados para la estabilización del universo y la vida. Nombrar responsables de la desintegración de la vida y desaparición del planeta, no vale la pena porque el tiempo se agotó. Algún optimista y/o iluso, diría: “Salvase quien pueda”. Las abejas tienen otra función entre sus células y es la de neutralizar los virus nefastos que producen la muerte de la esencia. En la tierra les fue imposible trabajar por la irracionalidad del hombre y por la bajeza aplicada de los ruines instintos humanos modificados.


Cuando no veamos volar abejas y/o abejos, sobre nuestro contaminado espacio y cabeza, sabremos que ya no habrá más polinización. El arte de llevar el polen y producir vida en otras vidas, es algo mágico para el ignorante. Las patas abejales tienen triple función y logran transportar la vida por encima de tempestades y lluvias. La espora masculina de las plantas superiores se deja transportar y autoriza su viaje a través de una frecuencia de radio y ondas vibracionales de luz, que lanzan lecciones de aprendizaje, dentro de una perfecta comunicación intangible a los sentidos de ignorantes, animales, irracionales y plantas inferiores. Mientras de día ellas y ellos, trabajan transportando una de las células de vida, de noche procesan alimento, nectar y medicina. Ellas y ellos saben por inercia cuando va a llover y como se deben agrupar para sincronizar su labor. Jamás trabajan en forma individual siempre en grupo. Son obedientes, ordenadas, meticulosas y metódicas, a las leyes creadas, por esa misma razón desaparecerán de la faz de la tierra como suspiro de brujo enamorado.


Aconsejar ya es demasiado tarde. Prevenir no hace falta. Informar sólo a quien saldrá junto a ellas y ellos, no es necesario. La terquedad nos dejó viviendo dentro de la caverna oscura y mal oliente en que los humanos convirtieron la madre tierra. La falsa vanidad y orgullo terrícola humano, nos llevó al caos de la extinción. No hay más tiempo ni espacio para quejas y reclamos. Hay una forma para no sentir tristeza al desaparecer: Amar hasta el último segundo de vida y ser conscientes que aun en las estrellas todo hecho excelso se recibe como cosecha en abundancia. Lo único seguro es la vida y aunque la muerte nos llega a todos, es importante saber que vencer la muerte es trabajar la defensa de la vida sin alterar el orden establecido. Para quienes salgan del planeta tierra antes del momento de la extinción final, la mejor lección es servir siempre pensando en respetar las leyes creadas en forma natural sin tanta alharaca y con amor desinteresado. El hoy será eterno para quien nunca mató y/o asesinó la vida. Esa y ese, estará siempre feliz y radiante al lado de abejas que le entregarán procesado el alimento y lo mantendrán en éxtasis de felicidad indestructible al infinito de por vida.

No hay comentarios:

My NeoBux

2009

2009
Quebec

2010

2010
California

2010

2010
Chicago

2010

2010
Huntington Park

2010

2010
South Gate

Religious Persecution