17 ene. 2013

No ecumenismo. Si Cristianismo.


En Febrero de 1985, los católicos romanos nos invitaron a una reunión ecuménica para orar por la “unión de los cristianos” y para estrechar lazos de amistad y hermandad entre todos los grupos y denominaciones cristianas que hacia su misión publica en la ciudad capital de Colombia. Este siervo de Dios ocupaba el cargo de Vice-Rector de la “Ciudad del Niño – Ciudad de la Niña” (Instituto San Pablo Apóstol), en la ciudad de Madrid, Cundinamarca, Colombia (una institución fundada por un varón de Dios no religioso con sus propios recursos, para alojar y mantener a 700 niños y niñas huérfanos de Cundinamarca. Los profesores que allí trabajábamos eran subsidiados por la nomina del estado colombiano, como funcionarios maestros). Este siervo de Dios pertenecía al grupo de oración del “Minuto de Dios”, dirigido por el santo presbítero Rafael García-Herreros (sacerdote Eudista Romano, de quien guardo en mi corazón y mente, el mejor testimonio cristiano de un representante de Roma). Valga recordar que al morir el Reverendo García-Herreros años mas tarde en Bogotá, la cúpula eclesiástica romana de la capital de Colombia, no asistió a sus funerales porque ellos sostenían: “El Pbro. Rafael García Herreros era un sacerdote protestante y no digno de compañía. Entre quienes despreciaron al levita en mención el día del funeral estuvo el coordinador general del “movimiento ecuménico de Colombia”.
 
En Abril 23, del mismo año 1985, los entes educativos de la Sabana de Bogotá, organizamos un encuentro para celebrar el día del Idioma Español. La multitud que asistió al encuentro artístico y cultural paso los límites de la silletería y nos vimos “a gatas” para encontrar sillas aptas para esta clase de eventos. En grupo acudimos a uno de los sacerdotes romanos que estaban entre el grupo de interesados en materializar el famoso “ecumenismo” para que facilitara la silletería plástica del aula múltiple (La entidad estaba en manos de los romanos). Cual fue la sorpresa de los profesores que me acompañaban en la solicitud, al escuchar de labios del religioso: “A usted no le podemos prestar la silletería porque usted es un misionero anglicano y nuestra Iglesia no tiene tratos ni negocios con gente de su calaña”.Era cierto que apenas con 35 años de edad y la falta de experiencia de la que hoy puedo sentir, me dejaron confundido las palabras del presbítero que se había preparado en las mejores universidades (según él), de la Roma Vaticana. Jesús de Nazaret, en forma diplomática y sabia, se refirió a esta clase de gente (San Marcos 7; 6-8): 6Jesús les respondió: ¡Hipócritas! Isaías tenía razón cuando profetizó sobre ustedes: “Este pueblo me honra de labios para afuera, pero su corazón está lejos de mí. 7 De nada les sirve que me adoren porque todo lo que enseñan son normas de hombres”.8 Ustedes han olvidado los mandamientos de Dios. Sólo cumplen tradiciones humanas.”.
 

Como este insignificante hecho histórico, he sido testigo de muchos más que no terminarían narrándolos dentro de un libro. “Predican y no aplican”. Usan el ecumenismo para someter a los otros grupos cristianos y ellos siguen pensando que son los únicos que están cerca de Dios y que de ellos se desprende la salvación. Si de ellos se desprende la salvación entonces la farsa esta más sesgada de maldad que de amor y servicio. La crítica no es en si con la doctrina católica porque si se hiciera lo que dice la doctrina no requerimos de unirnos porque seriamos todos al unísono portadores de las mismas obras y acabaríamos con la división. Debemos reconocer que el cristianismo es una colcha de retazos y todos piensan que están en lo correcto. Hasta los grupos que tienen excelsas ideas en los documentos, en la práctica también hacen gestos poco cristianos. El mismo cristianismo falso es el promotor de guerras, odios, racismo, discriminaciones y masacres. Los grupos cristianos no requieren para nada del movimiento ecuménico y nadie debe sentirse ecuménico porque contradice los principios de Cristo y está lejos en la praxis de la mente transparente del Maestro Carpintero. Los grupos cristianos no requieren para nada del movimiento ecuménico y nadie debe sentirse ecuménico. Simplemente el cristiano verdadero debe ser fraterno, solidario y humanista. Amar y orar antes que matar. Si los romanos, nosotros, ustedes, ellos y ellas, desean ser testimonio del verdadero cristianismo, también en forma diplomática, sólo debemos seguir y cumplir las enseñanzas de Cristo y el mismo Jesucristo lo expreso (San Mateo 25; 31-46):


“31 »Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria, con todos sus ángeles, se sentará en su trono glorioso. 32 Todas las naciones se reunirán delante de él, y él separará a unos de otros, como separa el pastor las ovejas de las cabras. 33 Pondrá las ovejas a su *derecha, y las cabras a su izquierda. 34 »Entonces dirá el Rey a los que estén a su derecha: “Venid vosotros, a quienes mi Padre ha bendecido; recibid vuestra herencia, el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. 35 Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me disteis alojamiento; 36 necesité ropa, y me vestisteis; estuve enfermo, y me atendisteis; estuve en la cárcel, y me visitasteis.” 37 Y le contestarán los justos: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te alimentamos, o sediento y te dimos de beber? 38 ¿Cuándo te vimos como forastero y te dimos alojamiento, o falto de ropa y te vestimos? 39¿Cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y te visitamos?” 40 El Rey les responderá: “Os aseguro que todo lo que hicisteis por uno de mis hermanos, aun por el más pequeño, por mí lo hicisteis.”41 »Después dirá a los que estén a su izquierda:“Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. 42 Porque tuve hambre, y no me disteis nada de comer; tuve sed, y no me disteis nada de beber; 43 fui forastero, y no me disteis alojamiento; necesité ropa, y no me vestisteis; estuve enfermo y en la cárcel, y no me visitasteis.” 44 Ellos también le contestarán: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, o como forastero, o necesitado de ropa, o enfermo, o en la cárcel, y no te ayudamos?” 45 Él les responderá: “Os aseguro que todo lo que no hicisteis por el más pequeño de mis hermanos, tampoco lo hicisteis por mí.” 46 »Aquéllos irán al castigo eterno, y los justos a la vida eterna”.
 
 
Sé por experiencia propia que no es fácil salir del error y/o de arrogancia y/opetulancia. Todos de alguna manera debemos bajarnos de la “nube negra” que hemos construido alrededor del cristianismo. La sencillez y humildad para nada chocan con elegancia y exquisitez. Si ayer nos equivocamos, hoy debemos caminar con rectitud y templanza. Como cristianos también debemos olvidar el pasado de quien comete el error o de quien se equivoca. Si ellos o nosotros nos seguimos equivocando y repetimos el mismo error del ayer, es mejor que nos salgamos de Cristo y busquemos al oriental Mahoma o al buda. En caso extremo algunos podemos seguir equivocados bajo la orientación de Satanás, y aun bajo sus garras, continuamos ciegos y cojos. Si la luz de Cristo no alumbra nuestra vida, lo mejor es dejar el falso cristianismo y seguir en la vida mundana que promueven los imperios y el consumismo de la diversión y ligereza. Abajo el ecumenismo. Viva Cristo. Jesús vive. Aleluyas. Todos podemos y debemos ser reales cristianos de acuerdo a nuestra capacidad, talento y habilidad sin exagerar o desviar la sana costumbre.

No hay comentarios:

My NeoBux

2009

2009
Quebec

2010

2010
California

2010

2010
Chicago

2010

2010
Huntington Park

2010

2010
South Gate

Religious Persecution