5 dic. 2016

Legionarios de Satanás

El ciudadano mexicano latinoamericano Marcial Maciel, fundó en vida “Los Legionarios de Satanás”, vinculando con astucia su organización delictiva al estado vaticano, atrapando entre sus garras a jóvenes inocentes para introducirlos entre sus filas, convertirlos en aliados del Gran Satán y llevarlos al lago de fuego y azufre. Luego el desviado hizo de la religión un negocio lucrativo anexando su perversa personalidad con una mezcla de sodomía esquizofrénica y robo de privilegios de mil demonios. Este individuo que los creyentes no quieren recordar, metió más leña al fogón de la “Gran Ramera”, que se vio en aprietos para aplicar la pena capital con la conocida inyección letal de muerte que lo hizo desaparecer de la escena política del rebusque pero no logro transformar el daño que durante años mantuvo el rufián entre salones, alcobas, lujos y vinos. En la sagrada Biblia (Marcos 5: 9 - 12), el texto nos narra cómo los legionarios de Satanás en grupo se enfrentaron cara a cara con Jesús el hijo de Dios mientras poseían a un mortal terrícola humano del común denominador y así ocurrió la escena: “Y le pregunto: ¿Cómo te llamas? Y respondió: Legión me llamo, porque somos muchos”. Los legionarios de Satanás temían morir como espíritus y continuaron el dialogo que mantenían con el Maestro de Luz: “Y le rogaba mucho que no los enviase fuera de aquella región. Y había allí cerca del monte un gran hato de cerdos paciendo. Y le rogaron todos los demonios, diciendo: Envíanos a los cerdos para que entremos en ellos”. El tristemente protagonista de esta cruel verdad seguramente hizo parte de esos demonios, lamentablemente logro regresar a la tierra en forma humana para hacer de las suyas y destruir la fe y creencia entre los escogidos porque muchos cayeron en la red como artimaña macielina para destruir a los verdaderos electos de Dios y desviar a los hombres del verdadero camino.


La Biblia continua explicando el final de los legionarios (Marcos 5: 13): “Y Jesús se lo permitió. Y saliendo aquellos espíritus inmundos, entraron en los cerdos, y el hato se lanzo al mar por un despeñadero, los cuales eran como dos mil; y en el mar se ahogaron. Al parecer Marcial Maciel logro sobrevivir para fundar su empresa: “Los Legionarios de Satanás”. Cristo no tiene legionarios en la tierra sino ángeles, querubines, serafines y arcángeles.  Jesucristo demostró tener más poder que la legión de demonios, venció a los legionarios por consiguiente los verdaderos cristianos no deben acercarse a ninguna organización que use el nombre maldito de legión porque su casa y familia también estará aliada de Satanás. Todos los varones y mujeres que tuvieron un acercamiento con el demente Marcial Maciel deben purificarse durante tres años consecutivos, para eso requieren de un sacerdote santo y puro que les haga una liberación de su pasado. Si hubiera habido un hombre santo entre las autoridades romanas en la época de la depravación macielina, ese lo hubiera detenido pero hemos visto “por los hechos los conoceréis” y no hubo uno solo que hubiera logrado destruir a la legión que vivía dentro de Marcial Maciel. Ese pervertido infectó a la Iglesia de Cristo con ponzoña y veneno. La serpiente que logro convencer a Eva para desviar su camino fue asesora de Marcial Maciel durante toda su vida y nadie la vio porque todos los seguidores estaban por fuera de la luz y algunos siguen dentro de las tinieblas. La Iglesia santa debe desintegrar a los “Legionarios de Satanás”, purificar a sus integrantes hasta se convierta en ungidos. Se debe tomar una decisión para un mejor futuro de quienes arrepentidos deben buscar el mejor camino de la santidad. “Yo soy el camino, la verdad y la vida nadie nieve al Padre sino por Mi”.


El cruel y perverso imperio romano también uso la palabra “legión” para nombrar a sus principales invasores de propiedades ajenas y asesinos de la vida y libertad. Las legiones y los legionarios militares romanos variaban en cantidad de acuerdo a la época desde unas 25 legiones hasta 33 en número. Eran grupos de hombres armados con espadas y cuchillos que usaban su fuerza entrenada para matar bajo la comandancia de Satanás. El número de soldados oscilaba entre 4.000 y 6.000 y en el primer siglo solía ser de 6.000. La palabra “legión” se usa en las santas Escrituras para designar un numero grande indefinido de participantes (Mateo 26: 53; Marcos 5: 9; Lucas 8: 30), Cada legión tenia su propio comandante que sólo rendía cuenta al emperador que reemplazaba como representante del Gran Satán en la tierra. Los comandantes militares eran seis tribunos y se conocieron como “quiliarcas”. El ejército de Marcial Maciel no fue otra cosa que un grupo de soldados del mal que logro engañar la fe de los cristianos con astucia y arrebato varios tesoros que hoy deben ser devueltos a los pobres y marginados porque ellos heredaran la nueva tierra. “Los envío como ovejas en medio de lobos”. El demonio mexicano Marcial Maciel, estuvo bien informado de la historia de los ejércitos romanos para organizar su pequeño imperio de muerte y estafa. El dividió su organización muy semejante al ejercito oficial del emperador, entre otras cosas la sodomía ya estaba presente no por amor o control natal sino como forma y arma de entretenimiento entre los soldados para vencer o morir junto al concubino de turno. Varios pueblos y naciones del pasado también tuvieron sus legiones militares que actuaron muy semejante a los ejércitos romanos, si miramos la historia reciente la misma se repite porque no hemos logrado salir del troglodismo. “La caverna de Platón” está fresca y sigue su derrotero.


En la historia de la iglesia romana han aparecido muchas órdenes religiosas fundadas por individuos que aparentan la misma falsa santidad de una tal Marcial Maciel. La lista es inmensa. Los nombres de la fábrica de santos es más extensa que los días del año y la iglesia falsa debe meter hasta cinco “santos” en un día para que puedan los incautos creyentes convencerse que para todos hay una fiesta, que el dinero que aportan para cumplir con la estafa va derechito a la alcancía de otro semejante a Marcial Maciel. Las congregaciones religiosas nombran mas a la persona fundadora que al mismo autor de la luz y misericordia. No construyen la ciudad del amor sino el mundo del vicio y la opulencia. Las estatuas de falsos santos o ídolos, están en cada templo de ladrillo, los creyentes se cansan de orar y rezar pero el verdadero Dios no oye sus ruegos porque sus oraciones no pasan del techo de, “santuario”. Todos los falsos religiosos buscan la suntuosidad y comodidad, explotan con estafas de sonrisas la fe del carpintero y hacen creer que casa imagen de sus fundadores tiene poder. Los más astutos ponen sangre de gato dentro del matacho para hacer creer que los ojos de la estatua llora y que Dios le dio vida a una obra de yeso, hecha por manos pecadoras, llenas de vicio y miseria. Marcial Maciel diseño su maldita obra acorde con el sistema capitalista de explotación y dominación, distante del real evangelio de Jesús de Nazaret. Si el Hijo de Dios regresara a la tierra los sacaría a látigo limpio de los sucios templos que ellos mismos han levantado con el dinero de la viuda y de quien trabaja.


Marcial Maciel logro usar su astucia latinoamericana, como el mismo decía “quien no tranza no avanza”, logro extender su mal a muchos espíritus inocentes que cayeron en su telaraña. Su trabajo demoniaco penetro a varios países y se camuflo como ratón de iglesia dentro de la misma caverna infernal de los vampiros. Los ciudadanos mexicanos tienen como costumbre maltratar a los inmigrantes que ingresan a su territorio, violan, roban, secuestran y asesinan a todo forastero que pasa por su nación. Sin embargo Marcial Maciel, exigió en vida que él debía ser bien tratado como inmigrante, se introdujo en varios países como señor de respeto y era un demonio. España, Italia, Irlanda, Estados Unidos y México, fueron los primeros países en permitir las hazañas de este demonio, luego invadió con su peste a varias naciones contagiando a pequeños adolescentes y jóvenes con su sucia patraña de muerte. Como hipócrita y mentiroso había jurado en falso votos de castidad y obediencia, y su telenovela no fue otra cosa que una sucia mentira porque hasta entre los facinerosos creen que hay mentiras limpias. El peligro inminente se dio al lograr crear colegios y escuelas con la filosofía perversa y demencial de este rufián de pacotilla. La jerarquía religiosa romana igual o peor a este psicópata, lo aceptaba con homenajes y ruegos porque su astucia también sirvió para extraer dinero del erario publico y del bolsillo de otros que también han usurpado el dinero de quienes trabajan a través de métodos comerciales y estafas que pasan por los bancos que hacen fila para recoger dineros ilícitos extraídos chupando la sangre del pueblo de Dios y de empresarios que hacen trabajar en exceso a sus obreros y no pagan lo justo y muchos de ellos han muerto de hambre y son los verdaderos santos de Dios y de la historia. Los explotados de cierta manera son los santos modernos. La cúpula romana cuando alguien les llena la panza de alimento y sus bolsillos de monedas, a ese llaman santo, lo hacen brillar con las cenizas de su presente desviado y le preparan un futuro en sus sucios altares de muerte. 


Cuando estaba cerca al lecho de muerte, los oros intrusos descubrieron que Marcial Maciel, también era bisexual y que mantenía a escondidas dos matrimonios haciendo del mismo un bígamo maloliente. ¡Increíble! afirmaban sus cómplices cuando comprobaron que el incesto también practicaba con sus consanguíneos varones. Como el “marrano mono” que no respeta ni a sus hijos y si ve a un hermano de medio lado allí llega la violación como en el cine. La realidad supera la ciencia ficción y estos pelafustanes hacen de los intangible y de las mismas fantasías acciones que si no se narraran al pie de letra nadie se imaginaria que detrás y dentro de una falsa sotana descansa un demonio. Se puede considerar sin equivocaciones al igual que Marcial Maciel, la iglesia romana está llena de estafadores y maleantes que ni siquiera creen en Dios. Los rostros físicos de estos perversos se parecen masa a demonios demenciales que a hijos de Dios. Usan la sencillez y fe de los incautos para inflar sus egos y barrigas de pecado y avaricia. Son empresarios de la fe y todos los días construyen con sus hechos y desviaciones, ciudades peores que  Sodoma y Gomorra. Son estafadores profesionales y lo peor el mundo lo sabe pero se arropan con el pecado del maldito para ellos tratar de ocultar a los demonios que viven dentro porque a veces son peores que Marcial Maciel. Dios empezó hablando en los dos últimos años, los terremotos, inundaciones, incendios, el incendio en la ciudad petrolera de Canadá y el de la discoteca de la ciudad de Oakland en California, Estados Unidos, hace parte del campanazo que hace los mensajeros de Dios para que el mortal terrícola humano comprenda que estamos en el final de los tiempos. 


Los periodistas y los medios de comunicaciones de los explotadores también hacen parte del imperio de los “Legionarios de Satanás”. Cuando encuentran a un verdadero sacerdote de Dios que no obedece al imperio religioso o al régimen espiritual, lo tildan de falso y tratan de buscar a alguien entre la montonera para que le quite la vida y logran sacarlo de la escena de la vida y su cadáver va a una fosa común. La sangre de los verdaderos santos y mártires claman justicia desde el cielo de Dios y ellos también les llegaran el cobro a la rectitud y verdad que viene del cielo de Dios. La proba sociedad no puede permitir que los legionarios de Satanás continúen reclutando jóvenes  inocentes para sus maldades y perversión. Marcial Maciel construyó un imperio de muerte y trogloditas que aun no salen de las tinieblas a la luz porque no hay arrepentimiento y perdón. “Hijitos míos deben abandonar esas casas apestosas que llevan a la muerte eterna y que los conducen a la morada del abismo con otros diablos”. A todos los abogados y jueces que han participado del pecado y que han contribuido en querer tapar “el sol con un dedo” también les llegara el cobro de la justicia. “La paga del pecado es la muerte eterna”. Hoy ríen sobre sus propios cadáveres y mañana lloraran sobre el estiércol.   


El narcotráfico como el consumo de alucinógenos, cigarrillo y alcohol,  no son amados por Dios. El Rey de Reyes aborrece el pecado y dio oportunidad en el pasado para amar al pecador pero el tiempo se ha terminado. Hay una roca que viene volando a varios kilómetros por hora de velocidad en el espacio de uno de los universos creados y se aproxima al planeta tierra para el cobro de la justicia. “Del polvo eres y al polvo regresaras”.  Los elementales son aliados de la justicia de Dios y “no quedara piedra sobre piedra”. Las fabricas y ventas de armas, carros y artefactos militares serán regresadas como polvo a la misma creación desde donde salieron. Las bombas nucleares serán desintegradas pero las mismas en su activación destruirán a la tercera parte de la humanidad. Como caballos salvajes los Marciales Macieles saldrán como “átomos volando” y lograran llegar al cosmos de los desocupados vampiros. Los capitalistas con sus construcciones subterráneas serán sacados para el paredón de la justicia. De nuevo “los pobres heredaran la nueva tierra” y no necesitaran militares ni policías para seguir dentro de la tierra. Dios los nutrirá con nuevos talentos y habilidades para empezar de nuevo la vida.


Los hijos del demonio Marcial Maciel, se atrevieron en forma descarada a perseguir a los teólogos y filósofos de la “Teología de la Liberación”, como se creían los escogidos como legionarios de Satanás para vencer con su mal y hacer creer que era bien, usaron una inquisición soterrada para perseguir a todas las corrientes católicas que no obedecen al Papa de Roma o que están por fuera del vaticano imperio. Viejos católicos, anglicanos, episcopales, ortodoxos, luteranos, metodistas, wesleyanos, presbiterianos y otros grupos de cristianos afines vieron la crítica con la pluma maldita de los legionarios de Satanás. Los pecadores querían aparecer en la opinión pública y sobre todo dentro de las filas vaticanistas como los santos de los últimos tiempos. Sabemos que el demonio es astuto pero el ángel de Dios lo destruye en su momento. Los verdaderos santos viven toda su vida en humildad, sencillez y pobreza pero muy felices. Marcial Maciel fundó una legión de Satanás, drogadicta, adicta, pedófila, pederasta y desquiciada. El Gran Satán al comienzo hace de las suyas pero al final es destruido por la espada de Dios. El arcángel San Miguel tiene lista la espada para la gran batalla final. El filo está siendo pasado por el oro invencible para destruir el mal y los pobres heredaran el bien. Dios sabe que dentro de las filas romanas también hay verdaderos santos y que ellos se mantendrán hasta el final en santidad y obediencia al Todopoderoso en la verdad. Dios solicita a Roma la desintegración urgente de los “Legionarios de Satanás”. Los integrantes de esta secta satánica deben solicitar a los santos una liberación inmediata para alcancen el perdón de Dios en arrepentimiento. Engañaron a los mortales terrícolas humanos y los siguen engañando pero no a Dios.


Antes que llegue la roca de la justicia contra la tierra, los legionarios de Satanás deben arrepentirse e indemnizar a todas las mujeres violadas y a los varones violados con herramientas terrícolas de dinero y algo de comodidad aunque la paz solo la dará Dios a cada una y uno de las afectados. Los hijos como resultados de las violaciones deben ser reconocidos por la iglesia y también indemnizados con creces antes del cobro de pecados de Marcial Maciel y sus legionarios de Satanás.  El macielismo es sinónimo de satanismo, pedolismo, pedararismo y pecaminoso. Marcial Maciel, fue en vida un criminal que logro fundar una organización criminal asociada con el Gran Satán y padre de la barbarie. El pecador confeso en vida a otro que los pecadores hicieron santo y lo llevaron a los altares. Tamaño descaro y cinismo. Como un perverso puede impartir absolución a otro mortal terrícola humano que confiesa sus faltas. Malditos convirtieron la Iglesia de Dios en “una cueva de ladrones” pervertidos, falsos, mentirosos y estafadores. La llegada de la roca de la justicia limpiara toda lágrima de nuestros ojos. Ellos usan doble vida pero Dios conoce el secreto que cada humano guarda en su corazón. Aunque no crean fuimos creados a semejanza de Dios y estamos conectados porque venimos de la misma luz creadora. Quien ama dinero y poder hace parte de la legión de Satanás. 


Los hijos de Dios y los hijos de la luz, solo aman la vida y respetan acatando las leyes divinas de Dios y la rectitud. Estamos a tiempo para el arrepentimiento y deben devolver lo usurpado con la estafa. Aquellas personas y familias que hicieron parte del complot deben también entregar sus bienes a los pobres para que tengan parte en el reino de Dios y su justicia. Lo usurpado y robado debe regresar a la tierra creada y al bienestar de todos en la verdad. Que no lo sorprenda el astro del cobro durmiendo. Ore y este despierto porque llegara como ladrón a media noche y de nuevo los pobres heredaran la nueva tierra que viene pronto.

No hay comentarios:

My NeoBux

2009

2009
Quebec

2010

2010
California

2010

2010
Chicago

2010

2010
Huntington Park

2010

2010
South Gate

Religious Persecution