9 ene. 2010

Verdad sobre la sana "Sucesión Apostólica"

La conocida "Sucesión Apostólica", es un hecho histórico que se toma por fe y con fe. Nadie es dueño o propietario de ella. Ningún cristiano puede decir o afirmar que tiene una verdadera sucesión apostólica y que se la escrituró directamente Jesucristo o el Santo Colegio Apostólico. Todos los clérigos en fe, la hemos recibido por creer con fe en Dios y con presencia real por fe del Espíritu Santo por fe y creencia. Es seguro que todos los hombres creyentes tenemos a Dios dentro de nuestra fe. Todos los cristianos de las diferentes denominaciones cristianas creemos es en Jesucristo. Sólo el Espíritu Santo como verdadero Vicario de Cristo, es quien da el poder y el don para sanar toda enfermedad y dolencia, expulsar a todo demonio y levantar a quien está caído. No son las manos del obispo quien transmite el Linaje Apostólico sino el Espíritu Santo de Dios. Es muy diferente el Árbol Genealógico del Linaje Apostólico. Ese viene directamente de Jesús y sus Apóstoles [Santo Colegio Apostólico]. Los seguidores y obispos que representamos la autoridad en Cristo como obsequio del Altísimo, la hemos tomado tanto por fe como por hecho histórico y la transmitimos por fe en la fe del santo varón elegido por Dios con el poder del Santo Espíritu.

A ciertos cristianos nunca se les ha criticado la "Sucesión Apostólica" sino el hecho de promover, ver y hacer seguir a muchos hombres varones y mujeres como hecho normal y natural, el gusto o la preferencia de un acto contrario a lo excelso. Así el homosexualismo produzca placer y lleve al hombre al climax humano sexual carnal, ningún varón religioso debe hacer apología del placer y menos en el campo espiritual. Es como si se hiciera apología al delito. Nadie desea estar en pecado el día del juicio final. El sexo y sus manifestaciones, son hechos individuales. Cada hombre debe manejar directamente con Dios sus hechos y sus actos sexuales con prudencia. Aquellas manifestaciones sexuales colectivas y de carnaval, son sólo formas de consumismo y malsana recreación que dejan huella fraudulenta y trauma. Toda relación sexual mientras no se lleve con pulcritud y rectitud en amor con la pareja que Dios nos envió como esposa(o), llevan al pecado y a la muerte. De nada le sirve a los heterosexuales tener preferencia por el sexo opuesto si son adúlteros, perversos y promiscuos. De igual modo la homosexualidad y bisexualidad (esta última es pervertida), llega como pecado y estravio, por promiscuidad y depravación en la acción. La santidad también la pueden conseguir homosexuales, bisexuales y heterosexuales, santificando cada hecho con quietud sexual en libertad. Cada hijo e hija de Dios puede decidir voluntariamente su preferencia sexual. Quienes pensamos diferente también como ellos merecemos respeto. Los adúlteros y promiscuos están obrando mal.

Todos los hombres estamos llamados a la castidad y pureza sin retirar el afecto humano o la relación sexual con el ser amado adulto. Mas bochornoso y pecado de muerte, es tener preferencia sexual por los animales. La violación de la inocencia a los santos animales es pecado mortal. La rectitud es un don que a todos nos cuesta. No debemos permitir que nuestros jóvenes mantengan relación sexual con animales. La Iglesia tiene línea de Sucesión Apostólica por mantenerse firme y seguir a Cristo, pastoreando el rebaño de Dios. Esta no es la única. Como en familia ha sucedido de todo un poco. Algunos creen que una denominación, tres, dos o un obispo, son la Iglesia. Están muy equivocados. Si no tenemos rebaño ¿A quien vamos a pastorear?. Si usted es obispo, diácono o sacerdote, por lo menos debe estar unido misionando con un grupo de 10 clérigos con sus respectivos rebaños. Llegar a la ancianidad para empezar una misión y creer que tiene más poder en santidad que los otros, es aplaudido por los hombres pero no por Dios. Los hombres incrédulos para convertirsen a Dios, requieren de hombres de testimonio. La Iglesia está caída porque no es testimonio. Estamos lejos de ser testimonio. Siempre estamos ofendiendo. Nunca enviamos mensajes de agradecimiento o felicitación. Todos llegan con olor a muerte, ruina y pecado. Huelen como le dijo Hugo Chavez a George Bush: "A azufre." Debemos empezar a amar a todos y a todas en verdad y de verdad, sin creer que somos preferidos, consentidos de Dios o perfectos y únicos.

Ni siquiera agradecemos a Dios el que nos haya presentado el instrumento para hacer la Iglesia de Jesucristo. Las oportunidades sólo llegan una vez y esas no se repiten. Sólo tendrán a Dios aquellos que perseveren su fe sin tacha hasta el final. Esos deben ser hermanos y no deben traicionar a quien confió la misión sin haberlo visto antes. Quien va adelante llegará primero a la meta cuando hay competencia pero no siempre es el mejor y nunca confiable. LLega otro con mejores condiciones y lo derriba como mango podrido aún en el árbol. Ningún asesino entrará al reino de Dios. Los asesinos no tienen perdón de Dios. Ningún sacerdote u obispo tiene el poder para perdonar pecados de asesinatos. Todos los asesinos se condenarán. Asesinar la vida de un ser humano y secuestar a una persona es pecado mortal sin perdón. Los otros pecados Dios los perdona pero no debemos volverlos a cometer después del verdadero arrepentimiento. El aborto es asesinato. La eutanasia es asesinato. Bendecir armas, soldados, tanques de guerra o ejércitos es pecado ante Dios y lleva a asesinatos y masacres. "El hambre es un crímen, el hambre es asesinato, el hambre es una masacre". "La pobreza es un crímen, la pobresa es asesinato, la pobreza es masacre".

Para historiadores sagrados e investigadores, la Iglesia perdió la Sucesión Apostólica hace varios siglos. Los grupos que siguieron creyendo en esa sucesión siguen desacertados. El hecho de haber tenido la "sede de Pedro" vacante por muchos años y el haber llegado tres 'líderes" al mismo tiempo a la silla sucesoral, comprueba y se clarifica que se perdió el Linaje de Sucesión Apostólica en Jesús. Los grupos cristianos protestantes parodian el montaje, como "La Gran Ramera." Afirman que anglicanos, católicos antiguos, romanos antiguos, anglicanos católicos, católicos, ortodoxos y otros, no poseemos ninguna 'Sucesión Apostólica'. Esa expresión en su todo lleva algo de fanatismo, mentira y extravio. Nosotros creemos tenerla por fe y por creencia en Dios. No porque hombres nos lo digan. La Iglesia volverá a tener Sucesión Apostólica verdadera cuando se una con la Iglesia Ortodoxa primitiva, original y verdadera que pregonaban y vivieron los santos apóstoles. Ese hecho se dará cuando todos los líderes espirituales del mundo, vendan todas las pertenencias de riquezas y las repartan entre los pobres. Los grupos que se ufanan de sus riquezas y que dicen llevar 'Sucesión Apostólica' están en error. Los explotadores y quienes no han amado a los pobres con hechos de amor e inversión, esos no son de Dios. Son impostores y farsantes. Por fe y por hecho histórico, creemos por "Mandato expreso de Dios," que recibímos la Sucesión Apostólica dentro de una sencilla ceremonia religiosa. Dios nos dio ese regalo. Nuestro linaje es de Cristo pero somos cristianos y de Cristo. Desde antes de nacer y desde antes de llegar al vientre materno, fuimos escogidos y elegidos para esta misión sacerdotal. Nos morimos de hambre en otra pastoral. Como esposos y dentro del mundo como casados, hubieramos fracasado. Somos célibes porque Dios nos escogió como sus sacerdotes desde siempre. Dios a algunos de sus sacerdotes los quiere casados pero ellos tienen su propia e individual misión. Todos deben estar unidos a un religioso célibe. Los casados deben sólo amar a su esposa y tener relación sexual con ella en amor pulcro y rectitud.

Nosotros en medio de guerra, pobreza, pecados, desavenencias y de nuestras propias debilidades, nos hemos mantenido célibes para servir a Cristo y a su santa Iglesia sin amigos y sin benefactores. "No tenemos y no somos propietarios de templos o manasterios, tenemos y somos poseedores de nuestra fe en Dios y esa es la gran riqueza que poseemos. Es muy peligroso ser célibe pero tiene más mérito ante Dios si se usa con sinceridad y castidad en alegría. No somos sabios y no queremos ser adivinos. Este es un sueño perverso. Ningun grupo religioso mortal terrícola, tiene poder para la salvación. Hasta Pedro negó al Maestro y eso es muy diciente. Los discípulos fieles y excelsos nunca niegan a su Maestro. Hay una sóla 'sucesión apostólica' para todos si estamos en Cristo. Esa transmisión se da como acto de fe y por fe. Las fotos no las podemos borrar y menos los hechos, que quedaron en muchas mentes y en la vida de muchos cristianos. Dios tendrá misericordia. Los invito a trabajar por la Iglesia de Jesucristo y no perseguir a nadie. Una hormiga no se puede ni se debe enfrentar a un elefante. El tigre y el león siempre le ganan a la cebra y ante una cabra en forma separada ganan. La Iglesia de Cristo se está muriendo en la tierra y no hay verdaderos pastores. Hay orgullo, vanidad, mentira y farsa. Los hombres caminan más en peleas, guerras y disputas que en el trabajo misionero a favor del amor y del servicio. La guerra y la persecución no es de Dios. Abran misiones, ordenen nuevos Diáconos y Presbíteros, consagren nuevos obispos y salven almas.

Plantemos la Iglesia de Dios verdadera cada día y en todo lugar. No miren los pecados del otro sino sus propios pecados. Si nuestra alma se condena es nuestra alma y si nuestra alma se salva es nuestra alma y no la de ustedes. Oren para que todas y todos nos salvemos y para dar con amor testimonio de pureza con fe. No critiquen a un hijo o hija de Dios o a uno de sus amigos. Cada uno cúrese y límpiese de sus pecados. Nos queda poco tiempo. Oren para que ninguna alma se condene. Dios escogió a santos varones para su Iglesia y no a las esposas de esos santos varones. La esposa de Pedro no estaba en la misión de Iglesia. Es contraproducente quienes ponen a ministrar a sus esposas. Quienes han llevado a la mujer al sacerdocio por la crísis vocacional, han errado más y van al abismo. Dios a nadie le entregó las llaves de la Iglesia, si lo hubiera hecho se las hubiera entregado a un célibe amoroso y no había otro diferente al Amado Apóstol Juan. Estamos equivocados al interpretar la Santa Palabra con desvíos y seguimos por el camino descarriado. Jesús dijo: "A ti te daré las llaves..." Jesucristo hablabla del futuro no del presente. Hablaba de las llaves de las puertas del cielo. Esas se entregarán una vez se de la resurrección en donde todas y todos los humanos y cristianos de fe, estaremos participando. Será el día del juicio.

También debemos reconocer que nos hemos contraindicados. Ovejas, cabras y lobos estamos revueltos ahora y no nos diferenciamos. Quiero que ustedes nos ayuden para que seamos ovejas desde hoy hasta el día del juicio pero sin plumas de gallina. Es bueno ser oveja en la parábola pero nunca mensa y tampoco de las que se pierden. Hay ovejas que nunca se dejan alcanzar del lobo y jamás se meten en terrenos de peligro. Agustín de Hipona, antes de partir de este mundo en sus "confesiones" nos dio a entender que fue mas pecador y mas pervertido que nosotros. Sin embargo sólo Dios sabe si llegó en santidad y si su alma se salvó y si estará con cada uno de nosotros a la derecha o a la izquierda del Juez de la vida en el juicio final. Quienes no estén casados y vivan con una mujer en concubinato, deben casarse por la Iglesia para que se acerquen a Dios. El concubinato del clero es pecado y aleja la familia de Dios. Los obispos, presbíteros y diáconos, amancebados con una dama detrás de sus parroquias, están ofendiendo a Dios y se están haciendo daño espiritual. Esos deben casarse inmediatamente. El Adulterio es pecado y quienes tenemos pecados los debemos dejar en manos de Dios, corregirlos y no volverlos a cometer. El varón sólo debe amar a una mujer y con ella debe casarse. Lo otro es erróneo y debemos evitar caer en tentación. Eso que parece fácil puede llevarnos al sitio inadecuado y al lugar de llanto con azufre. Prometímos a Dios no pecar pero tenemos una carne muy débil y un apetito muy criollo y en desorden. De España todos heredamos la indisciplina y la mentira. Todos estamos errados y ahora desconfiamos mas de nuestros amados hermanos que de los otros hombres. Sólo confiamos plenamente en Dios. Nuestro Dios y Señor. Busquemos disciplina con decoro y voluntad.

Lo poco que hemos realizado nadie lo ha visto excelso. Sólo Dios es bueno dice la Santa Palabra. Oremos por todos y espero que ustedes oren por nuestra alma. Lo mas importante es el alma que debe salvarse. No los hechos y menos los históricos. Aunque si no hay hechos de misericordia y caridad, no podemos afirmar que somos cristianos. Deseamos llegar al cielo salvando nuestra alma. Ahora si nos condenamos nadie tendrá velas en el entierro. No deseamos que den limosnas para nuestro entierro y después las echen en cara. Donen dinero y cosas nuevas y servibles voluntariamente a quienes viven. Los vivos requieren de nuestra ayuda y alimento supliendo necesidades. Los cadáveres no comen. Al morir ya no leeremos Internet. Nos hubiera gustado encontrar excelentes hermanos en la tierra y amigos, pero no tuvimos esa misericordia de los 'cristianos'. Dios sabe que estamos en la tierra sin amigos y sin hermanos. No hemos conocido el primer hombre excelso. Somos entre todos los más pecadores. Oren para que lo podamos lograr. Para todos y todas, la meta es llegar al cielo con testimonio fraterno y sinceridad amorosa. "Que todos sean unos en el amor". Amaos los unos a los otros como yo os he amado". No lesionemos la primicia del Padre del amor que es la verdad. Esperamos antes de partir de este mundo, tener muchos amigos y hermanos con la misma fe y dentro de una Iglesia unida y practicante del verdadero cristianismo. Ese se dará cuando haya amor y justicia con equidad. Los matachos que hacemos los hombres de los hombres como imagenes del recuerdo, no valen nada ante Dios. Después de irse el pecador de la tierra si nosotros no le dimos agua para calmar la sed de justicia y de amor, no tiene valor la farsa y no se vale llorar para nada y en nada sobre una tumba fría e inerte. Si el proyecto es hipócrita y perverso, esta por fuera de los planes de Dios. Quien invierte en un pobre hace obra excelsa y Dios lo bendice. Reciban mi saludo y espero que nos conozcamos antes de la muerte carnal. Invitenme a sus fiestas antes de nuestra partida. Después ya no valen ni fotos y menos recuerdos con montajes y lágrimas de circo barato.

Comuníquese y cúmplase. Si realmente usted es cristiano y sigue a Cristo, debe saber que seguimos es a Jesús jamás a un sacerdote u obispo mortal. Todos somos mortales terrícolas amado creyente y lo único seguro es la muerte. Cuando estamos en Dios jamás moriremos así nos asesinen y/o se burlen de nosotros. Quien se alejó de la Iglesia oficial, debe dar un mejor testimonio sino quedése dentro y no se salga. Querer parecerse a ellos continuando el mismo caminar por fuera no se vale para Dios. También allí hay santos y santas. Sólo Dios lo sabe y ni siquiera sus ángeles pueden afirmarlo. No soy santo soy pecador. No debemos hacer mas santos porque es otra de las farsas. No hay uno solo que sea santo. Esa es una mentira que se ha usado para estafar el bolsillo del incauto y de quien trabaja. Sí hay martires y/o excelsos cristianos. Pero ¿Donde están?

No hay comentarios:

My NeoBux

2009

2009
Quebec

2010

2010
California

2010

2010
Chicago

2010

2010
Huntington Park

2010

2010
South Gate

Religious Persecution