25 nov. 2009

Humanos del Espacio Exterior

Las leyes, proyectos y teorías de la ciencia y de los mismos científicos son sólo teorías y retos experimentales para probar. Algunas teorías y formulas funcionan casi a la perfección, porque no pelean ni contradicen las leyes creadas. La capacidad inteligible del mortal terrícola humano capta sin esfuerzo las mismas leyes naturales. Jesús de Nazaret nunca caminó por encima de las aguas. El simplemente pasó por encima de los cuerpos de los ángeles de Dios. Los ángeles se acostaron y flotaron sobre las aguas. Cristo y otros han pasado de la misma manera de un punto a otro. La fe es algo que cuesta a la mente limitada del terrícola. Los cuerpos de los ángeles, se pueden materializar como piedra y forman puentes. Si Jesucristo hubiera caminado por encima del agua, hubiera violado la ley natural. Dios no viola las leyes. El las creó y el hombre las aprende. La naturaleza del pensante fue construida con imaginación y recursos evolutivos controlados. Antes de llegar el hombre al planeta tierra, el globo terráqueo estaba habitado por animales marinos y pequeños arbustos que crecían a orillas de los ríos y muy cerca de las aguas. La vida en las aguas del mar evolucionó al igual que en otros lugares del universo. Dios dotó a la materia de energía propia, le inyectó vida y espíritu para que la misma evolucionara individualmente, respetando ley, tiempo y espacio. El hombre que hoy habita la tierra, desde siempre ha sido limitado en su naturaleza creada. Nadie tiene la última palabra por encima del ser de las alturas. Las razas de hombres que conocemos, no se originaron en la tierra en la que hoy vivimos. Nuestros ancestros llegaron hace millones de años de otros planetas y de varias galaxias. 12 grupos de hombres (varones y mujeres), de igual número de planetas, aterrizaron en naves equipadas con semillas de plantas, semen y óvulos de animales cuadrúpedos, aves, reptiles y dinosaurios. Varios de los grupos que llegaron al final de los viajes espaciales interplanetarios, trajeron los escritos del “Libro Sagrado”. El mismo hacía parte de la historia de nuestros antepasados en esa anterior tierra habitada, en donde los primeros hombres tuvieron la oportunidad de ver directamente la cara y luz del Creador. Si comprendemos que fueron de 12 planetas diferentes con seguridad podemos afirmar que eran distintos entre iguales. El numero 12 y el número 7, han estado entre los números favoritos dentro de la mente del mortal terrícola humano y nunca éste olvida sus comienzos que fueron materializados en otro sistema de vida. 12 fueron las primeras tribus que Dios creó como hombres en otros planetas. Adán y Eva son sólo una muestra de los primeros humanos en habitar un lugar en la galaxia. Muchos Adanes y Evas vivieron en diferentes planetas con distintas razas de humanos.

La raza negra humana y los humanos gigantes, fueron los primeros seres humanos en pisar el suelo en el que hoy vivimos. El continente africano y lo que hoy es Egipto, Bolivia y México, recibieron a los primeros ciudadanos venidos del espacio. Ellos llegaron movidos por vientos cósmicos y ruidos de tambores, que hicieron trasladar las naves que nunca usaron combustible en su locomoción y transportación. Los inventos, construcciones y medios de locomoción y comunicación, existieron de acuerdo al planeta de procedencia. No podemos afirmar que algunos eran más avanzados que otros porque la memoria aunque guarda genes que almacenan el recuerdo y la información, no siempre ha podido permanecer como fue en su origen. Los genes están intrínsicamente en las células del cuerpo mortal. Aquello que los hombres llaman reencarnación no es sino hechos guardados en nuestra memoria y sucesos que viven dentro de nuestros genes. La memoria reencarna los hechos y los saca a su exterior cuando se dan ciertas condiciones. Como una perfecta fotografía la memoria guarda y almacena. Los genes son pequeños laboratorios de procesamiento de la información voluntaria creada. El sueño es una forma animal de recordar el pasado de miles de años atrás o de proyectar el futuro que es incierto para la limitación del terrícola. Cada hecho y esencia se va transmitiendo de generación en generación como una corriente interminable de sucesos y emociones. Cada raza proveniente del espacio exterior traía su especialización en ciencia, hábito, costumbre, cultura, folclor, desarrollo del talento, lenguaje, religión, fe, creencia, proyectos físicos, , laboratorios y formulas matemáticas de inventos.

El sol de nuestra galaxia y otros soles de otras galaxias, cercanas a lo que hoy es la tierra, se tragaron a los planetas en donde vivían las distintas razas de humanos. La imprudencia del hombre allí con el manejo impropio de cada invento, aceleró la salida de los vivientes. Bombas atómicas, nucleares, de uranio, armas, guerras entre los mismos grupos, laboratorios e inventos contra la vida, logró destruir varios planetas habitados. Todos los hombres llegaron a la tierra en busca de refugio. Fueron desplazados por sus imprudencias o porque el tiempo estuvo cerca. La energía atómica no se supo utilizar con pulcritud y/o rectitud. Algunos hombres no pudieron salir de sus esferas y murieron calcinados dentro de sus patrias. Otros lograron usar las naves que se habían equipado con anterioridad al desastre y salieron al espacio exterior en busca de otro hogar. Había sí culturas más avanzadas que otras en tecnología y transportación. Varios grupos no aterrizaron en la tierra sino que siguieron la travesía por el vacío del espacio. Hoy residen en otros planetas fáciles para la vida dentro de Andrómeda o lejos de ella. Con el tiempo Andrómeda se tragará nuestra galaxia con su sol. En ese futuro la raza humana escogida vivirá en otro lugar distante de la tierra conocida con su luna.

El mar fue desconocido y temido por los primeros visitantes del espacio exterior a la tierra. Los hombres de otros planetas conocían el agua pero no el inmenso mar. El mar es propiedad de la evolución de la tierra. Aún en el siglo XV cuando el italiano-español Cristóbal Colon, invadió America, los humanos de la época le temían al Mar. Ellos creían que grandes monstruos marinos salían de las profundidades y se comían las embarcaciones con sus tripulantes. Los presos españoles tuvieron la fortuna de salir de sus aburridas cárceles e hicieron de las suyas con sus depravaciones y perversiones en el nuevo mundo para los ignorantes viajeros. Ni siquiera Colon se percató que había llegado a un lugar desconocido y que la gente de allí era diferente y de otra raza. No es tan inteligente Cristóbal Colon como nos han hecho creer sus compatriotas e ingenuos historiadores. Los primitivos pobladores de America desconocían la ropa y otros inventos. Ellos fueron los últimos en llegar a la tierra. Jesús de Nazaret dijo: “Los primeros serán últimos y los últimos serán primeros.” En México, Egipto, Bolivia, Perú y otros pocos lugares, antes de la llegada de lo que hoy llamamos indígenas, vivieron hombres gigantes. Fueron esos quienes construyeron las pirámides y varios edificios que hoy vislumbran los ojos de los turistas, con ayuda de maquinaria y de otros seres del espacio exterior. Los habitantes aborígenes inicialmente obedecieron a los gigantes y aprendieron de ellos. Los gigantes se equivocaron en fecha y tiempo y salieron antes de tiempo de la tierra. Varios grupos de gigantes murieron antes de la salida por una epidemia de gripe animal. Los hombres de esa época consumieron carne animal tóxica, violando la ley natural y el mismo equilibrio. No todo se puede comer. La contaminación y polución ingresó al vientre de los animales pensantes y no pensantes. El cerdo es una carne que no se debe consumir porque la misma está aliada con la epidemia. Allí viven sin pagar renta muchas especies de virus, cocos, gonococos y otras bacterias. Los comerciantes han degenerado la raza humana porque venden productos que nunca se debieron sacar al mercado consumista. Ellos tendrán su merecido en su momento.

La historia moderna afirma que el “Primer Libro” en editarse y publicarse fue la Biblia. La Biblia existía en su Antiguo Testamento desde antes de bajar a la tierra el Espíritu de Cristo y venía con un grupo de hombres del espacio exterior. Quienes trajeron la Biblia no eran en si los escogidos. En el año 300 de nuestra era los comerciantes aliados con los políticos, gobernadores y falsos sacerdotes, mutilaron el Libro Sagrado. El “Israel” del que habla la Biblia, está en otro planeta no en la tierra. Los manipuladores de la Biblia hicieron creer que se refería al Israel nombrado en la modernidad. Uno es el Israel verdadero y otro muy diferente el de esta dimensión. Lamentablemente el hombre de siempre va colocando nombres iguales a esos lugares que se parecen a los de su pasado o a aquellos que están en la mente como memoria del recuerdo. Nos han engañado y nadie logró tener y/o retener la verdad. Jesús el Maestro Carpintero lo expresó: “En la casa de Mi Padre, hay muchas moradas. Voy adelante para aparejarles lugar. Para que donde yo esté también podáis estar vosotros”. El pueblo escogido por Dios estaba en otro planeta y sus descendientes viajaron a la tierra como desplazados por los sucesos. Los hagiógrafos terrícolas mezclaron pasado, presente y futuro. Algunos se equivocaron porque no tuvieron la protección del Altísimo y siguieron líneas erradas y otras ambiciones.

Jesucristo si llegó a este mundo bajando de las alturas y de la luz. Fue torturado, masacrado y asesinado por judíos, romanos y otros grupos. Los falsos sacerdotes de esa negra época fueron los principales cómplices del exterminio de Cristo. Ellos abuchearon al pueblo para que no sintieran compasión por los vivos enviados. Los imperios son enemigos de la compasión y de la misma ternura. En la época de Cristo aparecieron varios que decían que eran “Mesías.” El Maestro del amor le dijo al Padre: “Perdónalos porque no saben lo que hacen.” Los gobernantes y el pueblo que conoció en persona al Señor Jesús no eran de los escogidos. Los falsos cristos lanzaron sus consignas como si fueran los verdaderos. Muchos de quienes se llaman cristianos a si mismos, siguen no las enseñanzas del verdadero sino de uno de los falsos. La sucesión apostólica puede estar fuera de este planeta o en personas que siguen en el anonimato porque deben estar vivas para antes del final.

El sexo venía ya formado como lo conocemos hoy en día en los mortales terrícolas humanos y en los grupos de animales que ellos transportaron incluyendo huevos y semillas. El aire de la tierra y la distancia con el sol, produjo nuevas emociones y sensaciones que los viajeros no pudieron controlar cayendo en placer y éxtasis engañoso. Los primeros humanos que llegaron al planeta tierra, sabían que no se podían mezclar con otros grupos y razas. La sexualidad y procreación traía control en el núcleo familiar. El hombre no controló sus acciones y de grupo en grupo, uno por uno, se fue mezclando con los otros grupos y razas humanas que también procedían del espacio exterior. El visitante descubrió el alcohol y las bebidas embriagantes en este plano. El placer ganó la partida. Aquello que se hacia de frente en el planeta inicialmente, toco la espalda placentera. Las energías se truncaron llegando a usar los nuevos descendientes sus caderas y glúteos para buscar nuevas emociones. El hombre cambio el hábito de la alimentación que aprendió de sus ancestros espaciales y combinó vegetales con carne y raras semillas. Algunas semillas al tocar tierra cambiaron su consecuencia. El cuerpo respondió con placer al nuevo aire. Se perdió el amor antes de llegar el Cristo a la tierra. Jesucristo les habló de amor con un lenguaje sencillo y claro pero los hombres ya estaban contaminados y descarriados. Nadie escuchó al Maestro. Si volviera a bajar a este planeta de contradicciones, mas rápido lo asesinaríamos. Los imperios usarían el control remoto para desaparecerlo a distancia. Los militares orquestarían el atentado con una bomba movida por una tecla de computador. Los grupos religiosos harían marchas y manifestaciones, para que el Dios de la vida, fuera llevado a la silla eléctrica o muerto por una inyección letal, Las mujeres modernas alistarían antes del embarazo de la mujer escogida o después del mismo, un método para abortar al Padre del amor. Las cantinas antros y burdeles, venderían “cerveza a la lata.” Cantantes, escritores, artistas y políticos, crearían leyes para que nunca más volviera a nacer.

La tierra como planeta habitable está llegando a su fin. El mortal terrícola humano con sus nefastos inventos de bombas, armas destructivas y guerras, adelantó el proceso final del globo terráqueo. Hay naves listas equipadas que trabajan interplanetariamente sin combustible para alojar a los sobrevivientes. En 7 partes de la tierra están sumergidos sus corazas, protegidas debajo de la tierra dura y el polvo. Los escogidos saldrán en el momento de la hecatombe dentro de ellas. Las ambiciones del hombre y cada error, lograron inflar el egoísmo. No hay tiempo para limpiar la carga putrefacta de muerte en que nos movemos. Todos los sistemas políticos y cada gobernante son culpables del aceleramiento hacia la destrucción. No se puede culpar al capitalismo y/o comunismo, cuando al responsable se busque. Todos sin excepción tenemos la culpa y hemos echado leña al fuego de maldad y engaño. Las naves están distribuidas en sitios exactos para la partida. Maestros humanos extraterrestres llegarán a la tierra para pilotear cada una de ellas. Hay mujeres y varones seleccionados en algún lugar del planeta. En silencio se preparan minuciosamente para la partida. La memoria abrirá su compuerta para la fácil transportación. El velo mental para el buen manejo se correrá y entregará las coordenadas. La inteligencia lanzará formas geométricas de locomoción y orientación. Niños y niñas de las dos últimas razas, de las mismas que llegaron a la tierra hace millones de años y de la primera, subirán a las naves sin contratiempo. Las burlas y risas de los ignorantes estarán hasta el último minuto de esta existencia. Aún cuando vean volar a los primeros vehículos espaciales, algunos creerán que están soñando o que una droga los ha ilusionado. También es cierto que para la época el alcohol. cigarrillo, tabaco, narcotráfico y alucinógenos, habrán ganado la partida a la rectitud. Ningún narcotraficante, asesino o rico hambriento y/o mezquino, subirá a las naves del amor. Los militares malvados, torturadores, violadores y asesinos, sólo verán pasar por encima de sus cabezas el cuerpo de los aparatos voladores sin ruido. “Los pobres heredarán la nueva tierra habitable.” El momento está próximo. Algunos se irán antes para no ver el sufrimiento de los necios. Aun entre espinas no es bueno que el hombre malvado y perverso sufra. Dios es amor. Tuvimos la oportunidad de plantar bienestar, felicidad y amor. No lo pudimos lograr y hoy es demasiado tarde para iniciar nuevos proyectos. No nos dio más tiempo el creador porque ya estaba creada la ley desde antes de todos los siglos. No es necesario perder energía y tiempo con necios y arrogantes. Sin principio ni fin para la ley verdadera. Los incrédulos y aún los creyentes se preguntan: ¿Y Cuando sucederán esas cosas?

Leamos el Capítulo 24 de Mateo: “1 Cuando Jesús Salió y se iba del templo, se le acercaron sus Discípulos para mostrarle los edificios del templo. 2 Y él respondiendo les dijo: --¿No veis todo esto? De cierto os digo que Aquí no Quedará piedra sobre piedra que no sea derribada. 3 Estando él sentado en el monte de los Olivos, sus Discípulos se acercaron a él aparte, y le dijeron: --Dinos, ¿Cuándo Sucederán estas cosas? ¿Y qué señal Habrá de tu venida y del fin del mundo? 4 Respondió Jesús y les dijo: --Mirad que nadie os engañe; 5 porque muchos Vendrán en mi nombre diciendo: "Yo soy el Cristo", y Engañarán a muchos. 6 Oiréis de guerras y de rumores de guerras. Mirad que no os turbéis, porque es necesario que esto acontezca; pero Todavía no es el fin. 7 Porque se Levantará Nación contra Nación y reino contra reino. Habrá hambre y terremotos por todas partes. 8 Pues todas estas cosas son principio de dolores. 9 Entonces os Entregarán a Tribulación y os Matarán, y seréis aborrecidos por todas las naciones por causa de mi nombre. 10 Entonces muchos Tropezarán; y se Traicionarán unos a otros, y se Aborrecerán unos a otros. 11 Muchos falsos profetas se Levantarán y Engañarán a muchos; 12 y por haberse multiplicado la maldad, se Enfriará el amor de muchos. 13 Pero el que persevere hasta el fin Será salvo. 14 Y este evangelio del reino Será predicado en todo el mundo para testimonio a todas las razas, y luego Vendrá el fin. 15 Por tanto, cuando Veáis establecida en el lugar santo la Abominación desoladora, de la cual Habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), 16 entonces los que estén en Judea huyan a los montes. 17 El que esté en la azotea no descienda para sacar algo de su casa, 18 y el que esté en el campo no vuelva Atrás a tomar su manto. 19 ¡Ay de las mujeres que estén encintas y de las que Críen en aquellos Días! 20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en Sábado; 21 porque entonces Habrá gran Tribulación como no ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni Habrá Jamás. 22 Si aquellos Días no fuesen acortados, no se Salvaría nadie; pero por causa de los escogidos, aquellos Días Serán acortados. 23 Entonces, si alguien os dice: "Mirad, Aquí Está el Cristo", o "Está Acá", no le Creáis. 24 Porque se Levantarán falsos cristos y falsos profetas, y Darán grandes señales y maravillas de tal manera que Engañarán, de ser posible, aun a los escogidos. 25 ¡Mirad! Os lo he dicho de antemano. 26 Así que, si os dicen: "Mirad, Está en el desierto", no Salgáis; o "Mirad, Está en las habitaciones interiores", no lo Creáis. 27 Porque Así como el Relámpago sale del oriente y se muestra hasta el occidente, Así Será la venida del Hijo del Hombre. 28 Porque donde esté el Cadáver, Allí se Juntarán los buitres. 29 Pero inmediatamente después de la Tribulación de aquellos Días, el sol se Oscurecerá, y la luna no Dará su resplandor. Las estrellas Caerán del cielo y los poderes de los cielos Serán sacudidos. 30 Entonces se Manifestará la señal del Hijo del Hombre en el cielo, y en ese tiempo Harán duelo todas las tribus de la tierra, y Verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria. 31 El Enviará a sus ángeles con un gran sonar de trompeta, y ellos Reunirán a los escogidos de él de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro. 32 De la higuera aprended la Analogía: Cuando su rama ya Está tierna y brotan sus hojas, sabéis que el verano Está cerca. 33 Así también vosotros, cuando Veáis todas estas cosas, sabed que Está cerca, a las puertas. 34 De cierto os digo que no Pasará esta Generación hasta que todas estas cosas sucedan. 35 El cielo y la tierra Pasarán, pero mis palabras no Pasarán. 36 Pero acerca de aquel Día y hora, nadie sabe; ni siquiera los ángeles de los cielos, ni aun el Hijo, sino Sólo el Padre. 37 Porque como en los Días de Noé, Así Será la venida del Hijo del Hombre. 38 Pues como en aquellos Días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, Casándose y Dándose en casamiento hasta el Día en que Noé Entró en el arca, 39 y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y se los Llevó a todos, Así Será también la venida del Hijo del Hombre. 40 En aquel entonces Estarán dos en el campo; el uno Será tomado, y el otro Será dejado. 41 Dos mujeres Estarán moliendo en un molino; la una Será tomada, y la otra dejada. 42 Velad, pues, porque no sabéis en qué Día viene vuestro Señor. 43 Pero sabed esto: Si el dueño de casa hubiera sabido a qué hora Habría de venir el Ladrón, Habría velado y no Habría dejado que forzaran la entrada a su casa. 44 Por tanto, estad preparados también vosotros, porque a la hora que no Pensáis, Vendrá el Hijo del Hombre. 45 ¿Quién, pues, es el siervo fiel y prudente, a quien su señor le puso sobre los criados de su casa, para que les diera alimentos a su debido tiempo? 46 Bienaventurado Será aquel siervo a quien, cuando su señor venga, le encuentre haciéndolo Así. 47 De cierto os digo que le Pondrá sobre todos sus bienes. 48 Pero si aquel siervo malvado dice en su Corazón: "Mi señor tarda"; 49 y si comienza a golpear a sus consiervos, y si come y bebe con los borrachos, 50 el señor de aquel siervo Vendrá en el Día que no espera y a la hora que no sabe, 51 y le Castigará duramente y le Asignará lugar con los Hipócritas. Allí Habrá llanto y crujir de dientes.

6 oct. 2009

TECNOLOGIA de muerte

Los aplausos llegaron de los individuos que se habían apostado sobre cada uno de los lados de la calle, cada vez que las figuras y siluetas del desfile militar avanzaban por la gran avenida que exponía con vistosidad, lujo y colorido, los avances de la tecnología militar armamentista. Aviones pequeños y gigantes engalanaron el firmamento de la nación que ese día cumplía 60 años de aquello que los mortales terrícolas humanos han llamado ‘revolución’, poder y ciencia. Las naves aéreas dejaron caer sobre el espacio contaminado de la ciudad cercana a la vieja muralla, chorros de humo putrefacto de variados colores que hicieron un circo romano en el aire creado, mientras las indefensas aves se despidieron lejos de los citadinos y transeúntes, para poner sus huevos y levantar sus crías con tranquilidad bajo la sombra de árboles que también sufren la inclemencia de los rufianes. Allí en donde la ‘civilización’ malsana y torcida no ha llegado es el lugar preferido por los castos animalitos que vuelan desde hace miles de años a sitios mas seguros como escondite. Los ‘líderes’ gobernarios usaron sus manos y dedos para alegorar como danza y melodía, las últimas invenciones que ellos mismos firmaron hace algunos lustros y los hizo vomitar pensamientos en contradicción ese medio día como plantío arrugado. Los incautos pobladores quedaron con la boca abierta con emociones de risa, llanto, angustia y muerte, al ver pasar lo que serán cadáveres y ruinas nefastas en los próximos días. La algarabía, festín y entusiasmo fueron llegando a la multitud, cada vez que los tanques, tropas, misiles, comparsas, carros y ejército, marchaban con sus armas mortales que colocadas como noche de boda, se mostraban con lujo y meticulosas descripciones, bajo la estatua barbaril de los desocupados vagos que desde cada una de sus oficinas recibieron felicitaciones y cheques con altas sumas en dinero de quienes como cómplices, no pudieron usar su imaginación para soñar en la posible destrucción que se aproxima como explosión de átomo en madrugada.

Las cabezas nucleares de los circulados brillaban al contraste con la luz que lanzó el fuerte sol septembrino de los últimos días en forma de tormenta acrisolada. Los locutores entre asombro e ignorancia hacían resúmenes improvisados de eso que veían pasar los ojos de los incrédulos con palabras de espanto, congoja, melancolía y danza. A esos inexpertos periodistas se les escuchó hablar del futuro de la misma guerra y como valientes héroes en la línea de pacotilla subterránea, seguían con sus narraciones como si salieran de un vacío anestesiado con incrustadas epopeyas. Algunos comunicadores comerciales se atrevieron a respaldar esos inventos perversos con defensa al unísono y reían al paso de la caravana mortuoria sin esperanza. Los inocentes y pequeños niños junto a las diminutas caderas de niñas que se alistan entre las posibles filas, vieron a sus mujeres adultas connacionales mover a ritmo de finas operetas sus propios uniformes, que las enfrentó con los cuerpos de los pequeños varones que sobre latas de vehículos en movimiento, mostraban armatostes atrincherados de hierro fundido, aluminio, otros minerales y materiales, apuntando al norte del occidente desconocido ojivado, al oriente armado y/o a esos que tienen el mismo parecido en su raza. Ni siquiera los ha detenido el terremoto que la tierra muestra diariamente en el mismo sitio frente a las armas. También los traumatizados y enfermos creativos, construyen artefactos y turbinas con apetito de lanza. Sus vecinos no son gigantes pero siguen igual de empecinados en la montura hacia la guerra destructiva con sus faldas. Los temblores y tsunamis los hacen sentir cada minuto menos importantes pero se continúa diseñando lo que se hará polvo aún a la distancia de sus rocas y del pedazo de tierra firme escasamente rodeada también por aguas polucionadas que traen historias de dragones, duendes y dinastías que cada instante se gastan. Otros gobiernos amigos y enemigos en el mismo momento habían colocado pequeñas y grandes pantallas teledirigidas, para ver de cerca sin observar la distancia, la escena macabra que ellos mismos desde sus casas o salones patrocinaron con otros desfiles y ejércitos que se cocinarán como salsa encantada cuando la razón se desborde como gelatina de pobre sobre raída taza porcelanizada.

Sobre un balcón usurpado de las antiguas casonas o palacios de leyendas con tejas multicoloradas, un grupo de hombres delgados como listones de espaguetis o granos de arroz con mostaza, con vestidos oscuros acorbatados y chaquetas de artistas con estrenos rojizos sobre alfombras escarlatadas, escuchaban alaridos que salían de las esquinas de la misma plaza en donde las familias se conglomeraron como bultos de papa de esos que nadie quiere cargar pero que obligados pasan. Todos los representantes de los estados falsos fortalecidos, estuvieron asombrados de sus alcances y picardías añoradas. Pocas damas se vieron entre las filas de los selectos invitados que alistan ceniza morada para reemplazar el ocaso de la irradiación que llegará de casa en casa. Olores a fragancia y lociones francesas alcanzaron a llegar a los televisores de los cineastas, mientras grupos humanos sedientos de paz y armonía, gritaban, oraban, lanzando consignas al cielo y a los mismos protagonistas del insuceso uraniado, para detener con protestas, manifestaciones, cantos y poemas, la macabra obra que enlutará el rocío de la montaña empotrada con sequía en mares, ríos y del mismo planeta de los irracionales ametralladas.

Un hombre varón de raza aria sentado sobre una silla de pino frente a una mesa de nácar azufrada, dentro de una casaquinta y sobre un terreno amurallado en el sur del norte acongojado por haber perdido la silla en donde se estamparon firmas que azuzaron la guerra y desesperanza, creyó ver ángeles celestiales que le reclamaban sus fechorías también atomizadas y disparadas. Su amante dijo que él recordó esa tarde las imágenes de las bombas que sus soldados lanzaron desde helicópteros y aviones, destruyendo la capa de ozono y despedazando cuerpos de vidas acorraladas y muros de ciudades históricas con religiones cómplices de otras barbaries y sogas que invitan a levantar desgracias. Un silencio se apodero de su horripilante sonrisa como demonio demente queriendo esconder la humanidad del corazón que lleva pegado a su coraza. No quiso fotografías de su semblante porque sintió vergüenza de la tragedia patrocinada que dejo luto sobre la estepa carbonizada. Voces de bebes y niños se escucharon alrededor de la casa. Celadores dijeron que un viento nuevo había llegado junto a sus armas. Los vellos de pieles juveniles se levantaron con temor a un aire frió que apareció con intangibles entidades que oscurecieron el paisaje en donde las botas asesinaron a inocentes que hoy lloran dentro de lápidas doradas. Una cuerda apareció en el vacío y un quejido oriental ahorcado se escuchó dentro de las paredes que veía la escena y el desfile aniversado a través de una antena satelital no costeada. Por fin una lágrima salió de semejante vampiro que plasmó la historia de sangre humana y rompió el cerco natural de cavernas ilusionadas. Hubo olor penetrante a petróleo crudo y un helicóptero llego al cambio de guardas con otras payasadas.

El poeta a lo lejos dijo estar loco de amor mientras grupos armados seguían agitando banderas que se romperán como rocas en la creciente de las aguas. Jinetes en fila de indios galopaban a los lejos imitando emperadores perversos en planicies ensangrentadas. Un humo negrusco de muerte se retorció como torbellino gigante sobre mansión encantada. El silencio sacó de su biblioteca un versó y lo lanzó como palabra santa tomando la Biblia y recitando Apocalipsis 6: “1 Y miré cuando el Cordero Abrió el primero de los siete sellos, y Oí a uno de los cuatro seres vivientes que Decía con voz de trueno: "¡Ven!" 2 Y miré, y he Aquí un caballo blanco. El que estaba montado sobre él Tenía un arco, y le fue dada una corona; y Salió venciendo y para vencer. 3 Cuando Abrió el segundo sello, Oí al segundo ser viviente que Decía: "¡Ven!" 4 Y Salió otro caballo, rojo. Al que estaba montado sobre él, le fue dado poder para quitar la paz de la tierra y para que se matasen unos a otros. Y le fue dada una gran espada. 5 Cuando Abrió el tercer sello, Oí al tercer ser viviente que Decía: "¡Ven!" Y miré y he Aquí un caballo negro, y el que estaba montado sobre él Tenía una balanza en su mano. 6 Y Oí como una voz en medio de los cuatro seres vivientes, que Decía: "¡Una medida de trigo por un denario, y tres medidas de cebada por un denario! Y no hagas Ningún daño al vino ni al aceite." 7 Cuando Abrió el cuarto sello, Oí la voz del cuarto ser viviente que Decía: "¡Ven!" 8 Y miré, y he Aquí un caballo Pálido; y el que estaba montado sobre él se llamaba Muerte; y el Hades le Seguía muy de cerca. A ellos les fue dado poder sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada y con hambre y con pestilencia y por las fieras del campo. 9 Cuando Abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que Habían sido muertos a causa de la palabra de Dios y del testimonio que ellos Tenían. 10 Y clamaban a gran voz diciendo: "¿Hasta Cuándo, oh soberano Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre sobre los que moran en la tierra?" 11 Y a cada uno de ellos le fue dado un vestido blanco; y se les dijo que descansaran Todavía un poco de tiempo, hasta que se completase el Número de sus consiervos y sus hermanos que también Habían de ser muertos como ellos. 12 Y miré cuando él Abrió el sexto sello, y se produjo un gran terremoto. El sol se puso negro como tela de cilicio; la luna entera se puso como sangre, 13 y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como una higuera arroja sus higos Tardíos cuando es sacudida por un fuerte viento. 14 El cielo fue apartado como un pergamino enrollado, y toda montaña e isla fueron removidas de sus lugares. 15 Los reyes de la tierra, los grandes, los comandantes, los ricos, los poderosos, todo esclavo y todo libre se escondieron en las cuevas y entre las peñas de las montañas, 16 y Decían a las montañas y a las peñas: "Caed sobre nosotros y escondednos del rostro del que Está sentado sobre el trono y de la ira del Cordero. 17 Porque ha llegado el gran Día de su ira, y ¡quién Podrá permanecer de pie!".”

30 sept. 2009

EL NO TUTEAR

Cuando visitamos el país de los Estados Unidos de México nos sorprendimos al conocer que todos los mortales terrícolas humanos que allí viven y conviven tutean. Quedamos muy aterrados al recorrer varias naciones que conforman el Mar Caribe incluyendo Venezuela y algunos sitios de Centro América y Sur América cercanos a las costas del mar, al saber y entender que allí las personas no solamente tutean sino que no lo saben hacer tergiversando la correcta pronunciación hasta del mínimo sonido. La mayor sorpresa nos la llevamos en Venezuela en donde en forma ordinaria, grosera y chabacana, un Arzobispo representante de la Iglesia Católica Romana Venezolana, comparó la fusión de tres grupos y denominaciones religiosas con la expresión: “Eso es un arroz con mango”.

Aunque humanamente somos iguales y creemos que estamos a la misma distancia y cercanía con el autor de la vida y Padre del amor, cada uno de nosotros es distinto y muy diferente al otro. El libro sagrado afirma que a cada uno de los humanos el Dios de las Alturas le entregó talentos diferentes. Inclusive entre nuestros hermanos menores los animales que erróneamente llamamos irracionales, hay distancias y hábitos distintos para cada especie y raza. Estamos seguros que tutear no es arte pero se requiere aprendizaje y elegancia tanto en la composición de frases y oraciones como en el acercamiento con nuestros hermanos de la misma circunferencia inteligible. Nadie en la tierra debe tutear al prójimo. Quien está cerca de nosotros merece aprecio, bondad, compasión y respeto.

El buen uso de la palabra como la norma de comunicación y desempeño comunicacional del excelso lenguaje, requiere de tino, inteligencia y ritmo en la vibración. Que nadie confunda cristianismo, humanismo y fraternidad con repelencia y ordinariez. El universo fue creado también con esfuerzo y cruce de sonidos. Cada mortal terrícola humano esté en cualquier planeta del universo creado, debe hacer esfuerzos por aprender y elevar cada día su espíritu y su misma evolución. Una de las bases es el mejor uso de la palabra, creciendo cada momento con la pronunciación correcta y elegante del lenguaje cotidiano, que nos ayuda a llegar a la cúspide de la hermandad, al profundizar con sencillez lo agradable que es entender al otro o a quien está cerca. Debemos empezar con situaciones pequeñas como es el arte de saludar.

Los pedófilos, quiénes abusan del sexo y aquellos que tienen disturbios sexuales y desviaciones marcadas en su conducta, usan el manejo tuteado para agarrar con mas facilidad la presa mortal humana, sometiendo a los indefensos, incautos, inocentes y puros, a vejámenes, torturas y depravación. La voz y la misma palabra deben someterse a distancias intangibles en la acción comunicada entre iguales distintos. No nos confundamos: “La mona aunque la vistan de seda mona se queda.” Desde hoy usted debe evitar el tuteo.

La perversión de la acción cívica otrora “Norma de Urbanidad”, fue introducida al mundo de la comunicación, por un grupo humano político, que pensaron equivocadamente en el pasado reciente, que todos los humanos habían llegado al mundo con la misma vibración de talento. Lamentablemente ellos confundieron religiosidad y espiritualidad y las enfrentaron con las normas de conducta y urbanidad. La iniciación se dio en castas que entre ellos y en sí, no sólo creyeron ser personas religiosas sino que registraron organizaciones religiosas ante varios gobiernos terrenales y dentro de grupos religiosos que se conocen como congregaciones. Hubo un grupo especial que se sintió importante porque trabajaba con obreros y trabajadores. Creyeron que al acercarse a quienes producen bienestar y rendimiento laboral, con esa sola acción habían ganado el cielo de Dios. Los ‘superiores’ en rango, lanzaron formas comunicacionales para cambiar el lenguaje de saludo entre las hermandades. El lenguaje comunicacional empezó a tejer errores desde el siglo XIX. Al llamar a cada cual por su nombre y con el fin de buscar estrategias de cercanía con el interlocutor, maltrataron la palabra, voluntad y el resultado de la comprensión del lenguaje.

Algunos países con proyectos educativos y sociales, han retirado las normas de saludo, civismo y urbanidad entre los grupos humanos, para hacer creer que todos gozan de bienestar y que hay igualdad entre los unos y los otros. Sin embargo allí mismo la distancia entre pobres y ricos es abismal para no hacer comparaciones baratas, entre quienes llevan un proceso de enseñanza aprendizaje con quien ignora las aulas de clase. No todos viven de la misma manera. Hasta los súper mercados llevan intrínseca una marca para que los pobres y diferentes no ingresen. Los desarrapados y desarropados siempre buscan las mercancías en tiendas en donde los productos y la ropa es de segunda y tercera mano y/o han tenido uso por otros humanos. Los llaman de segunda mano. En el mismo sitio se escucha decir equivocadamente: “Aquí todos somos iguales.” Es una de las mentiras como verdad, que se han introducido como sofisma de distracción para que los varones y mujeres no protesten y jamás conozcan sus derechos y deberes.

Debemos regresar a usar las normas de respeto, civismo y urbanidad, para detener la catástrofe comunicacional y degenerativa social que se aproxima. Los jóvenes siempre deben guardar distancias agradables de los viejos. Los ancianos siempre deben guardar distancias posibles de los jóvenes. Así usted vaya a la universidad y consiga con esfuerzo un título de esos que se ponen en las paredes de las viviendas, jamás alcanzará a quien va adelante y/o a ese que lleva dentro de su espíritu la experiencia mejor de vida. Sin caer en exageraciones y/o fanatismo, hay ciertas barreras humanas que sólo se rompen con buenos modales y con una sana y limpia comunicación en la palabra y gesto.

Los empresarios, industriales y comerciantes han querido introducir al pensamiento humano, formas antihumanas para desacreditar al obrero y/o campesino. Los ciudadanos de algunas capitales creen que ellos piensan mejor que sus connacionales que viven en las zonas rurales. El orgullo y vanidad de los unos se ha querido montar sobre los otros para manipular y explotar cada talento. La sociedad moderna es abusiva. El mundo actual está más equivocado que la sociedad del siglo I. Si quienes piensan ser “civilizados” creen que son superiores a los de su misma especie, esos deben empezar de nuevo la ruta del aprendizaje. Usted se puede especializar en un campo técnico y/o intelectual pero no llega mas lejos que aquel que no tiene oportunidades. Hay contradicción porque aún no hemos abierto nuestra mente. Esta cerrada nuestra cabeza y los sesos humanos no se están usando en su totalidad. El hombre es un desastre y camina rumbo a su misma extinción y destrucción.

En la ciudad de Hollywood, California, Estados Unidos, tuvimos una experiencia maravillosa al pisar las ‘estrellas’ que están puestas a semejanza de un baldosín sobre el piso de una avenida cualquiera. En línea semirrecta quien se ideo la propaganda, las colocó de cierta manera que parecen pequeñas vitrinas de aquellas plazas de mercado del siglo XIII de los remiendos. Algunas están torcidas como baratija en ‘mercado de pulgas’. Cada supuesta estrella rinde ‘homenaje’ al talento del artista. Todos los turistas y citadinos las pisan como si se tratara de un amuleto de “buena suerte” o naipes de adivinos. Varios transeúntes pasan por encima de ellas en forma inadvertida porque no es algo de otro mundo y no causa ninguna sorpresa de ultratumba.

El cine y los medios comerciales de comunicación con sus mediocres periodistas de lo fantasioso y amarillismo, han hecho creer que los artistas de cine, radio y televisión son seres superiores a otros profesionales. Se creen de mejor familia y poseedores de sangre real de ángeles. Locutores de programas radiales y presentadores de espacios televisivos, creen ser de una especie indestructible de los otros mortales terrícolas humanos. “Las pobres que ni candonga usan y nunca lucen.’ Sus apariciones en la pantalla chica y grande producen tristeza, melancolía y compasión. Ellos han creado un lenguaje exclusivo para sus ‘fans’ como llaman a sus seguidores. Algo muy parecido sucede con un deporte en donde los hombre usan los pies pero jamás la cabeza. El pensamiento es desconocido para algunos aunque de la misma raza humana. Con baratijas y amorfidades creen que están por encima de la verdad y que el mundo les debe rendir pleitesía o reverencia. Algo similar pasa con algunos jerarcas de iglesias o con las mismas personas que han creído ser religiosas o que dicen haber sentido un llamado especial del Dios de las Alturas. Comúnmente les decimos clérigos.

Que equivocados estamos todos. Al parecer gozamos juntos dentro del mismo error. El respeto y la norma son iguales para todos y todas. Aunque usted camine diferente y luzca esbelta y/o esbelto por creer estar a la moda, jamás llevará a la tumba su terquedad y atraso. La morada del muerto no sabe quien ingresa a ella. La tierra nos descompone a todos en la misma frecuencia, manera y tiempo aunque algunos cadáveres se convierten en momias. El universo es majestuoso. Los humanos somos más pequeños que las cabezas de las hormigas. Un salmo Dice: “Nos hiciste inferior a los Ángeles.” Jesús de Nazaret lo dijo de una manera mas diplomática: “Si quieres ser el primero debe servirle a los demás.”

La ropa y el atuendo que usan los mortales terrícolas humanos también contradicen la sana costumbre. La pantalla chica ha pervertido con más naturalidad los buenos modales. Ancianas presentadoras de televisión quieren aparecer como quinceañeras. No tengamos miedo de nuestra propia edad. Las mujeres cometen más atropellos con sus años y niegan con frecuencia los lustros aunque muestre su piel sus propias arrugas. La edad no debe importar cuando de respeto se trata. Todos y todas merecemos respeto pero ninguno debe seguir cometiendo errores de infante. El vestido debe estar de acuerdo a la edad. Varones y mujeres deben empezar de nuevo a respetar a los grupos sociales usando ropa en forma decente. Los desfiles modernos han pervertido la sana palabra. Quieren aparecer dentro de un carnaval fiestero y se ven como si estuvieran dentro de un antro de prostitución y muerte. Quieren desnudando el dorso mostrar curvas que no poseen. Piensan que lanzan belleza a los ojos del mundo y no se ve lo exquisito. Caderas que no pasan la prueba. Glúteos que hacen groserías con sus movimientos de cantina de medio pelo.

Hasta en las cantinas hay exigencias. Lo pulcro siempre es prudente. Lo vulgar debe desaparecer sin perder la creatividad y el mismo arte. Exigimos respeto a nuestras preferencias pero cuando salimos a las calles atropellamos las preferencias de otros y otras. A veces sin salir a las avenidas. Si usted quiere respeto debe empezar respetando el espacio de otros y otras. Dios nos hizo desnudos es cierto pero nos dio talento para confeccionar el traje y otros ropajes. Los jóvenes y niños se deben vestir con formas que no inciten ala depravación y libertinaje. La moda es palabra y mal empleada tergiversa la comunicación. Si usted como varón aparece con atuendos femeninos no se altere si un varón en la calle le lanza un piropo. La palabra es de naturaleza invisible. Los ojos son una muleta de apoyo en la inspiración hablada. Aunque también existen poetas ciegos la inspiración sólo la entrega el talento.

Leamos aquello que reza en el Capítulo 4 de 1 de Pedro: “1 Puesto que Cristo ha padecido en la carne, armaos también vosotros con la misma actitud. Porque el que ha padecido en la carne ha roto con el pecado, 2 para vivir el tiempo que le queda en la carne, no en las pasiones de los hombres, sino en la voluntad de Dios. 3 Porque ya es suficiente el haber hecho en el tiempo pasado los deseos de los gentiles, habiendo andado en sensualidad, en bajas pasiones, en borracheras, en Orgías, en banqueteos y en abominables Idolatrías. 4 A ellos les parece cosa extraña que vosotros ya no Corráis con ellos en el mismo desenfreno de Disolución, y por eso os ultrajan. 5 Ellos Darán cuenta a quien ha de juzgar a los vivos y a los muertos. 6 Porque por esto ha sido anunciado el evangelio aun a los muertos, para que sean juzgados en la carne como los hombres, pero vivan en Espíritu Según Dios. 7 El fin de todas las cosas se ha acercado. Sed, pues, prudentes y sobrios en la Oración. 8 Sobre todo, tened entre vosotros un ferviente amor, porque el amor cubre una multitud de pecados. 9 Hospedaos los unos a los otros sin murmuraciones. 10 Cada uno ponga al servicio de los Demás el don que ha recibido, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. 11 Si alguien habla, hable conforme a las palabras de Dios. Si alguien presta servicio, sirva conforme al poder que Dios le da, para que en todas las cosas Dios sea glorificado por medio de Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el dominio por los siglos de los siglos. Amén. 12 Amados, no os Sorprendáis por el fuego que arde entre vosotros para poneros a prueba, como si os aconteciera cosa extraña. 13 Antes bien, gozaos a medida que Participáis de las aflicciones de Cristo, para que también en la Revelación de su gloria os gocéis con regocijo. 14 Cuando sois injuriados en el nombre de Cristo, sois bienaventurados; porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. 15 Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o Ladrón, o malhechor, o por entrometerse en asuntos ajenos. 16 Pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence; Más bien, glorifique a Dios en este nombre. 17 Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios. Y si primero comienza por nosotros, ¿Cómo Será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios? 18 Y si el justo con dificultad se salva, ¿en qué Irá a parar el Impío y pecador? 19 Por eso, los que sufren Según la voluntad de Dios, que encomienden sus almas al fiel Creador, haciendo el bien.”

23 sept. 2009

Obama: Luz y Esperanza

Cuando estudiamos el origen, procedencia y raza del verdadero Jesús de Nazaret, comprendemos que el color de su piel jamás fue el que nos han mostrado las imagenes de su imaginada fotografía. Nunca tuvo ojos azules ni labios como las pinturas de príncipes de mentiras y hadas de papel que poetas y fabulistas de los fantasiosos episodios, nos han mostrado a través de libros imaginarios. El Nazareno provenía de una mezcla humana de arameo con árabe y egipcio. Algunos afirman simplemente él fue hebreo. Otros dicen que la raza aramea procede de la misma árabe. Cuando Jesucristo llegó a los 30 años de edad, con sencillez y humildad fue a las playas más cercanas de su aldea y escogió a 12 varones, cuyo oficio maravilloso a hurtadillas llegó a ser sólo el de pescador. Esos también provenían de la misma estirpe. No tuvieron los discípulos del joven Maestro, oficinas, santuarios y/o baños de mármol. La Biblia afirma que Pedro sintió vergüenza con Cristo por estar desnudo. Estuvo pobre el santo colegio apostólico desde su comienzo. En America Latina y en todo Occidente, nos vendieron imágenes como sofisma de distracción y espejos de trampa, regando la idea de un Jesús de raza de otro color. El artista se ideó a un “niño Dios”, de cabellos ensortijados, mejillas rozadas y ojos entre verdosos y azulados. Otro pincel plástico lo dibujó titulando el cuadro “La Ultima Cena”, como un varón de otra raza, de larga cabellera, barba, con ojos azules y manto de seda y satín. La pintura muestra a un Jesús de Nazaret rodeado de 12 varones con rasgos muy diferentes al verdadero Mesías, cambiando cada detalle universal de su única y real raza. No deberíamos afirmar que hay gente de cierto color de raza. El color aunque en si no existe es muy diferente al que vemos sobre la piel humana. Queremos preguntarle a los investigadores e historiadores: ¿De que color era esa imagen de yeso que Francisco de Asís colocó en el primer pesebre imaginario imitando el nacimiento de Cristo?

Hermanos y lectores nos han engañado. “Nos metieron carne de gato reemplazando la de gallina criolla y caldo de rata por consomé de hígado vacuno.” Los vivarachos al comienzo del Siglo XX, se apoderaron de un territorio y desde allí siguieron engañando a los incautos creyentes haciendo del mensaje de Cristo un gobierno terrenal de poder con representantes políticos en cada parte de la tierra conocida. Cuando se descubra vida humana en otro planeta cercano, creemos que los religiosos enviarán a su representante como bandera y escudo. Desde siempre los jefes del grupo denominacional, no aceptaron que otros varones de otras razas y/o naciones, gobernaran la Iglesia que supuestamente sigue las enseñanzas de Jesucristo. Hombres pervertidos, rufianes, asesinos, incestivos, depravados, ladrones, vagos, degenerados, borrachos y algunos santos que imitaron a Cristo, se empotraron de la “Silla de Pedro” y allí se sentaron por largos lustros. Todos tuvieron mas parecido a las pinturas de los artistas que a los primeros mortales terrícolas humanos que siguieron al verdadero Jesús de Belem. Varios de ellos se pueden comparar con la mafia moderna. La Iglesia primitiva y temprana nunca pensó que una organización iba a escriturararse el nombre de Cristo y su verdad, como negocio de empresarios. Decían tener la verdad y siempre estuvieron equivocados. Han cometido errores garrafales, desvíos y atropellos. Han asesinado a quienes realmente conocen la verdad y a quienes en verdad conocieron al Cristo. Jesús lo dijo: “La verdad os hará libres.” Hoy nos seguimos preguntando: ¿Y porqué estuvieron errados si tenían y conocían la verdad? Las denominaciones más poderosas dentro del cristianismo siempre han estado por fuera de la verdad del Maestro Carpintero y en el lugar equivocado. Los mantos que usan incluyendo su color, los hace ver en verdad como seres que siguen otras enseñanzas. Algunos ni siquiera sonríen. Los teólogos antiguos dijeron: “Los demonios nunca sonríen y sus ojos son color rojo escarlata carmesí cuando se enfurecen o en esos instantes cuando enfrentan la verdad.”

Los comerciantes y negociantes del siglo de la vergüenza y atraso, fueron al continente africano con grandes y pesadas jaulas y se dieron a la tarea de secuestrar a los hermanos africanos, para transportarlos al Nuevo Continente. Los hombres de raza africana fueron maltratados, humillados y atropellados. No hubo un cristiano que bogara por ellos. Entre los misioneros hubo uno que otro que protestó en su momento. Algunos sacerdotes temerosos de Dios fueron expulsados de las congregaciones por defender los derechos humanos de los afrodescendientes. La misma jerarquía avergonzada en ciertos minutos históricos de doble moral, a varios de esos que tuvieron compasión por nuestros hermanos, los elevaron a los altares sagrados de sus templos como verdaderos santos. Dios no escuchó esa clase de ruegos y oraciones. El Mesías lo expresó: “Quien se humilla será ensalzado y quien se ensalza será humillado.”

Los indígenas de America y de las regiones del Mar Caribe, recibieron igual o peor trato. Los humanos religiosos bendijeron a los traficantes de esclavos, comían con ellos y con sus familias. La producción y el oro robado de África y America y otros recursos, fueron usados para construir templos y/o monasterios. Esos edificios aún huelen a azufre criollo. En el ancho mar, grupos de piratas armados, robaban a las embarcaciones que iban repletas de tesoros robados y extraídos del suelo invadido. Una vez los malvados cumplían las fechorías como asaltantes de los otros ladrones, iban a varias ciudades y entregaban parte de lo hurtado a los sacerdotes para que terminaran de construir los lugares que hoy visitan los turistas. Europa tiene una deuda histórica con África y America Latina. Deben algunos países cancelar con euros, un alto precio de indemnización a los pueblos criollos. Hubo obispos entre la cúpula cristiana que compraron grupos de esclavos africanos como si se tratara de un circo del que estaban acostumbrados por sus ancestros y abolengos. La Iglesia de la verdad seguía equivocada para la época. Los más parecidos en raza y color a los africanos esclavizados fueron los primeros seguidores del Maestro Jesús de Nazaret. Durante siglos, los hombres “blancos” se apoderaron de America y África y de otros lugares. Convirtieron los territorios invadidos en zonas de guerra, pobreza y miseria. Los cadáveres de los asesinados y los espíritus masacrados aún claman justicia. Todavía hay sangre fresca derramada por encima de las montañas, praderas y valles. La paz plena aún no la ha conocido ni experimentado el mortal terrícola humano. Algunos simplemente imaginan escenas de paz. Jesús trajo a la tierra un proyecto de paz, fundamentado en amor, justicia e igualdad. La paz viene de Dios y de las alturas infinitas nunca de algo mortal.


Barack Hussein Obama, llegó en el mejor momento para aleccionar a quienes se sentían propietarios del territorio y del futuro. Obama es un milagro materializado por los ángeles de Dios dentro del globo terráqueo en esa porción llamada Estados Unidos. En el nuevo Presidente estadounidense, está luz y esperanza del mortal humano moderno ofendido. Debemos seguir primero la confianza plena en Dios nuestro Padre Misericordioso para defender a quien fue atropellado con su pasado. Aunque Barack fue seleccionado por voluntad del Omnipotente, primero Dios antes que Obama. Si algunos se sentían invencibles, con Obama perdieron el año de sus ilusiones. La historia de los pueblos con hombres de otra raza, han escandalizado al planeta tierra con sus fechorías. Fueron ellos los dueños de las contradicciones. El racismo y discriminación promovido y sentido por esos mortales, son armas de muerte y destrucción. Hoy Dios los ha llamado a tomar conciencia para que se enruten dentro de una sociedad justa de paz y vida. Los unos metieron a los otros a la guerra con artimañas de bienestar y engaños documentales. Los hombres de todas las razas deben también ayudar a conseguir la paz, desarrollo y equilibrio. El odio debe desaparecer de nuestras vidas. Escribamos la nueva historia sin resentimientos. Reclamar indemnizaciones en dinero pero sin guerra. Los pobres de America Latina y África deben gozar de los frutos de la tierra que fueron sustraídos con barbarie. El sol de Dios sale para todas y todos. El amor es un proyecto para el universo. Todas las razas debemos convivir bajo un mismo proyecto de amor con equilibrio social. El planeta tierra hoy reclama justicia y solicita a los empresarios blancos, negros, amarillos, zambos, mulatos, criollos, indígenas y de cada raza, un mejor trato para con todos y para toda criatura creada a imagen de Dios y de su santo santuario.

Obama debe parar el armamentismo que enlutó hogares del mundo. Es excelsa tarea la desintegración de cada bomba nuclear. El globo requiere de una mejor respiración. Se deben desaparecer las empresas que procesan el tabaco y sus derivados. Es hora de cerrar las empresas que elaboran el alcohol embriagante. Estamos a tiempo de parar el consumo de narcóticos y alucinógenos. La mafia narcotraficante tiene un pequeño tiempo para reflexionar de sus fechorías y usar la vida para crear vida y bienestar. Dios está hablando con gentileza y amor. Dios también se cansa. La juventud debe dejar de fumar marihuana. Los laboratorios de coca se deben convertir en empresas de alimentos. Todos a trabajar y a producir. La sociedad debe demostrar con hechos la descontaminación de la tierra. No más humo para el mundo. Un mundo sin quemas. Menos incendios y mejor bienestar para todas y todos. Los golpes de estado son de Satanás. Los golpistas están en error y van al abismo de la desgracia. Podemos tener ejércitos de paz para las calamidades naturales. Vienen nuevos movimientos en las placas de la tierra. Que el huracán nos encuentre unidos como verdaderos humanos. Que los terremotos nos vean alegres en la misma causa de amor hermanable.

Todos debemos respaldar a Obama y a su gobierno cuando veamos la siembra de paz saliendo del corazón del terrícola Barack. Todos y todas debemos escuchar los proyectos que buscan un cambio en el bien común a favor de todos los pueblos y de cada nación. Obama fue el elegido. Hay otros como él en varios puntos de la tierra a quienes también debemos escuchar y apoyar con nuestra producción. Obama debe oír la voz de Dios antes que la de los hombres. “Maldito el hombre que escuche al hombre antes que a Dios.” Los creyentes de buena voluntad de todas y de cada una de las denominaciones religiosas, deben orar por Obama y por los nuevos líderes que Dios ha puesto para gobernar el mundo. La paz verdadera distribuirá las riquezas. No deben haber ricos sobre pobres. La dignidad debe repartir con equlibrio las riquezas y el bienestar con una balanza de amor y justicia. Aunque el tiempo es corto, hoy hay una luz y esa viene de Cristo para salir de la caverna maldita en que nos encontramos. El Ángel de Dios le dirá a Obama en su momento aquello que debe cambiar para bien con la Palabra Santa. También él hará un cambio en su vida y se fortalecerá con la verdad que viene del verdadero y único Dios. Habrá otros muchos varones y mujeres como Obama que buscarán del Dios vivo y verdadero.

Leamos lo que dice la Biblia en el Capítulo 11 del Libro Apocalipsis [Revelación]: “1 Entonces me fue dada una caña, semejante a una vara de medir, y se me dijo: "Levántate y mide el templo de Dios y el altar, y a los que en él adoran. 2 Y deja aparte el atrio de afuera del templo. Y no lo midas, porque ha sido dado a los gentiles, y ellos Pisotearán la ciudad santa por cuarenta y dos meses. 3 Yo mandaré a mis dos testigos, y ellos Profetizarán por 1.260 Días, vestidos de cilicio. 4 Ellos son los dos olivos y los dos candeleros que Están delante del Dios de la tierra. 5 Si alguien les quiere dañar, fuego sale de la boca de ellos y devora a sus enemigos. Cuando alguien les quiera hacer daño, tiene que morir de esta manera. 6 Ellos tienen poder para cerrar el cielo, de modo que no caiga lluvia durante los Días de su Profecía; y tienen poder sobre las aguas, para convertirlas en sangre y para herir la tierra con toda plaga, cuantas veces quieran. 7 Cuando hayan concluido su testimonio, la bestia que sube del abismo Hará guerra contra ellos, los Vencerá y los Matará. 8 Y sus Cadáveres Estarán en la plaza de la gran ciudad que Simbólicamente es llamada Sodoma y Egipto, donde también fue crucificado el Señor de ellos. 9 Y por tres Días y medio, la gente de los pueblos y de las razas y de las lenguas y de las naciones miran sus Cadáveres; y no permiten que sus Cadáveres sean puestos en sepulcros. 10 Y los habitantes de la tierra se gozan sobre ellos y se alegran. Y se Enviarán regalos unos a otros, porque estos dos profetas Habían sido un tormento para los habitantes de la tierra. 11 Después de los tres Días y medio el aliento de vida enviado por Dios Entró en ellos, y se levantaron sobre sus pies. Y un gran temor Cayó sobre los que los Veían. 12 Oyeron una gran voz del cielo que les Decía: "¡Subid Acá!" Y subieron al cielo en la nube, y sus enemigos los vieron. 13 Y en aquella hora se produjo un gran terremoto, y Cayó la décima parte de la ciudad. Murieron por el terremoto 7.000 hombres, y los Demás estaban aterrorizados y dieron gloria al Dios del cielo. 14 Ha pasado el segundo ay. He Aquí el tercer ay viene pronto. 15 El séptimo ángel Tocó la trompeta. Y en el cielo se oyeron grandes voces que Decían: "El reino del mundo ha venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo. El Reinará por los siglos de los siglos." 16 Y los veinticuatro ancianos, que estaban sentados en sus tronos delante de Dios, se postraron sobre sus rostros y adoraron a Dios 17 diciendo: "Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, que eres y que eras, porque has asumido tu gran poder, y reinas. 18 Las naciones se enfurecieron, pero ha venido tu ira y el tiempo de juzgar a los muertos y de dar su Galardón a tus siervos los profetas y a los santos y a los que temen tu nombre, tanto a los pequeños como a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra." 19 Y fue abierto el templo de Dios que Está en el cielo, y se hizo visible el arca de su pacto en su templo. Entonces estallaron Relámpagos, voces, truenos, un terremoto y una fuerte granizada.

Aborto: Bomba Atómica

Es preferible detener la procreación de la humanidad a través de quietud sexual, control natal, pureza, castidad y disciplina, a tener que usar el aborto como solución al desorden social y sexual por el que atraviesa el mundo conocido de los mortales terrícolas humanos. Lo mejor es aceptar la procreación una vez la mujer es engendrada sino somos peores que lobos hambrientos que no respetan nada. El procreado es un hermoso ser semejante a cada uno de nosotros. Todas y todos cabemos en el planeta tierra. Si usted ha pensado abortar o sueña con asesinar a un bebé sin haber nacido, lo más racional es llevar control y disciplina sexual antes de cometer el delito. Los gobiernos, la ciencia médica y las organizaciones civiles, que están a favor del aborto en el planeta, están equivocados y equivocadas, al creer que esa mancha espiritual asesina y malvada de abortar, es la solución a la problemática de injusticia y desigualdad, al lado de otros crímenes de pobreza y miseria en que convive la mayoría de los hombres dentro del globo terráqueo. Cada día causa angustia y dolor, oír y ver como los "profesionales" de la nefasta maquinaria medica de muerte, se acercan más a la oscura caverna destructiva de la especie humana. La vida es ante todo un regalo maravilloso de Dios y óptimo del universo creado en forma natural. Quien abortó y quien fue cómplice de muertes semejantes, no debiera haber nacido para que hubiera sentido en carne propia y espíritu, lo que es no cumplir la misión de llegar al mundo. Sabemos que hay mezquindad y ruina entre nosotros. Aún así en medio de la torpeza del mortal terrícola pensante, abortar no disuelve ningún percance. Al contrario aumenta la angustia de vivir y la misma existencia.

Los promotores del consumismo han orquestado al lado de propagandas publicitadas la muerte del ser. La ambición al dinero de los bancos, empresas e industrias, han creado la desigualdad y han obligado a la mujer a trabajos forzados para que no se embarace. Algunas mujeres están en el lugar equivocado entregando su fuerza laboral como si fueran varones. En los países desarrollados produce repelencia existencial ver como la mayoría de mujeres abortivas están solas y abandonadas. Algunas exclaman. “Si no hubiera abortado tendría por lo menos la compañía de mis nietos”. Los edificios modernos ya no escuchan el llanto agradable de un recién nacido. Los viejos, ancianas y ancianos terrícolas humanos, han llenado la tierra según las últimas estadísticas. Esos y esas fueron cómplices de abortos. La guerra es una forma de obligar al control natal como si fuera un aborto. Las balas asesinas y bombas destructoras, han segado la vida a madres embarazadas. Esos varones y mujeres que dispararon las armas sobre los mortales indefensos también morirán en soledad y tristeza. No sabemos si quien los trajo al mundo. Antes de nacer traían el trauma del aborto aunque algunos llegaron con un empleo de militar.

Para quienes tenemos fe en Dios como fuente de creación y vida, sabemos que es importante defender y amar lo creado. Es bello ver llegar al mundo a un hermoso niño o niña. La indefensa criatura trae de nuevo una fuerza diferente y superior a la de sus progenitores. Cada vez la misma, se hace columna de encanto para sostener el liderazgo positivo de lo inesperado. La presencia física de la sonrisa de un recién nacido, hace olvidar las penas, congojas y errores, que dejan las injusticias de los hombres adultos y equivocados mayores. Todos tenemos una causa común que nos mueve a fraternizar y solidarizar con todas las razas y especies, incluyendo por supuesto la de animales, plantas y minerales. Defender la vida es buscar herramientas de disciplina sexual sin exageración o fanatismo. Es una tarea que debe reinar entre los inteligentes. Los bebes están puestos en la tierra para recordarnos que todos estamos de paso. El principio de amor y ternura y ese pedacito de cielo, es un botoncito de aromas y terciopelos, que teje la fragancia de vida y disimula con adornos la tragedia inventada del hombre moderno. El perfume hace la diferencia entre la guerra y la paz. Si usted cree que no asesina al abortar entonces use su sabiduría para el control natal sin acudir a sistemas que atrofien su ser y cada órgano de su cuerpo. El movimiento sexual se debe admitir en ese tiempo en donde las células también descansan de la faena. Hay una forma que no permite cometer errores: El amor.

Conozcamos el Cantar de los Cantares, Capítulo 5: “1 He venido a mi huerto, oh hermana y novia Mía. He recogido mi mirra y mi perfume. He comido mi panal y mi miel; he bebido mi vino y mi leche. ¡Comed, oh amigos! ¡Bebed, oh amados! ¡Bebed en abundancia! 2 Yo Dormía, pero mi Corazón estaba despierto, y Oí a mi amado que tocaba a la puerta y llamaba: "Ábreme, hermana Mía, amada Mía, paloma Mía, perfecta Mía; porque mi cabeza Está llena de Rocío y mis cabellos Están mojados con las gotas de la noche." 3 Ya me Había desvestido; ¿Cómo me iba a volver a vestir? Había lavado mis pies; ¿Cómo iba a volverlos a ensuciar? 4 Mi amado Metió su mano por el agujero de la puerta, y mi Corazón se Conmovió a causa de él. 5 Entonces me levanté para abrir a mi amado, y mis manos gotearon perfume de mirra. Mis dedos gotearon mirra sobre la manecilla del cerrojo. 6 Abrí a mi amado, pero mi amado se Había ido; Había desaparecido. Se me Salía el alma, cuando él hablaba. Lo busqué, pero no lo hallé; lo llamé, pero no me Respondió. 7 Me encontraron los guardias que rondan la ciudad; me golpearon y me hirieron. Me despojaron de mi manto los guardias de las murallas. 8 Juradme, oh hijas de Jerusalén, que si Halláis a mi amado, le diréis que estoy enferma de amor. 9 ¿Qué tiene tu amado que no tenga cualquier otro amado, oh la Más hermosa de todas las mujeres? ¿Qué tiene tu amado Más que cualquier otro amado, para que nos hagas jurar Así? 10 Mi amado es blanco y sonrosado; sobresale entre diez mil. 11 Su cabeza es oro fino. Sus cabellos son ondulados, negros como el cuervo. 12 Sus ojos son como palomas junto a los arroyos de aguas, bañados en leche y sentados sobre engastes. 13 Sus mejillas son como Almácigos de especias Aromáticas, que exhalan perfumes. Sus labios son como lirios que despiden penetrante aroma. 14 Sus manos son como barras de oro engastadas con Crisólitos. Su vientre es como una plancha de marfil, recubierta con zafiros. 15 Sus piernas son como columnas de Mármol cimentadas sobre bases de oro. Su figura es como el Líbano, escogido como los cedros. 16 Su paladar es Dulcísimo; ¡todo él es deseable! Así es mi amado y Así es mi amigo, oh hijas de Jerusalén.”

La vida de un ser humano es un milagro en el infinito desconocido y soñado. Es allí en donde la razón del hombre, comprende que es limitado y que no tiene autoridad para decidir quien o no debe nacer. Todos y todas, tenemos el mismo derecho de llegar al mundo del amor aún en medio del relajo e inestabilidad de nuestra humanidad padeciente. Los ricos y poderosos promueven el aborto en América Latina y África, porque temen el crecimiento de la población y piensan que una sociedad con semilla de excelsa vida, los sacará de sus territorios y los hará polvo y ceniza. Ellos se imaginan que perderán el poder del que nunca han gozado con bendiciones de Dios. Todo poder viene de lo alto. Lo mortal es efímero. Los países pobres gobernarán el mundo cuando Dios lo decida si el tiempo logra alcanzar el poco espacio. Nadie debe temer al poder porque los mortales terrícolas humanos carecemos de el. Dejemos de ser ilusos y vanidosos. También el racismo del mundo ve entre los peores estratos y condiciones a ciertas razas que son ignorados de bienestar. Los desfiles de modas, reinados de belleza (masculinos y femeninos), los diseñadores de la falsa y perversa moda, han prostituido la verdadera belleza. Los bello ya no esta en la figura humana. Los mediocres creativos del vacío nos han traumatizado y nos tienen infectados de depravación. Los cuerpos delgados y muertos de hambre han afectado nuestra razón. Las telenovelas y los medios comerciales de comunicación han degenerado las sanas costumbres al lado de la pantalla grande y chica. Si usted no quiere parir busque quietud. Si usted no desea engendrar: Ame. Los cineastas están usando los dibujos animados para reemplazar la figura del humano. Hasta a esos matachos los están pervirtiendo. Han colocado el beso como si fuera primicia de prostíbulo. El beso también ha recibido del ramerismo. Se requieren nuevos y radiantes besos con caricias verdaderas. La proliferación de sexólogos de pacotilla y la venta de recetas amorosas han tergiversado el amor real y el sentimiento. Todas y todos vamos al despeñadero. Hay locura colectiva que sólo el amor sincero con equilibrio lo puede detener.

El aborto es el desconocimiento total del hombre por la ternura. Las ineptas universidades y laboratorios, han enloquecido a los investigadores. Todos de alguna manera, hemos dejado afectar el poder natural de decisión. Los mortales terrícolas humanos estamos débiles. Los pantalones de los varones están caídos debajo de la cintura por la moda y sus diseños. Las mujeres han dejado que su naturaleza de ser madres, se haya envuelto en la oscuridad de la incapacidad. La confusión que producen las bombas atómicas lanzadas por las naciones equivocadas han abierto heridas nauseabundas dentro del ser. Las balas asesinas, carros y tanques blindados, que se usan para la guerra, han desilusionado a las mujeres. Ellas no quieren traer hijos para la miseria y guerra. Nunca será tarde defender hasta con poemas, cuentos y narraciones: La vida. Todos debemos aportar para su cuidado. Cada uno debe estar en contra de la guerra, de genocidas militares, facultativos asesinos y del aborto. Debemos subirnos los pantalones masculinos y amarrar cada falda femenina con amor y pulcritud.

Se necesita empezar de nuevo el amanecer. Un cambio al enfoque social y humano de la sana y amable convivencia: Todas y todos lo necesitamos. Es hora de tomar conciencia. La vida es ante todo dejar y ayudar a llegar a otros. Vivir con altura el poco tiempo que tenemos en este planeta y dejar que otros empiecen llegando con decoro y pulcritud sin lesionar la libertad. Esta debe ser tarea diáfana de la humanidad. El mundo va al abismo y quienes están a favor del aborto, participan con anticipación a la destrucción de la especie humana. Los mismos y mismas, se lamentarán en un futuro cercano, cuando la soledad toque a su puerta y ya no tengan con quien y porque sonreír. El sol pronto calentará más la tierra por tres días. El calor se sentirá en cada país y región. Morirán plantas, animales y personas. El agua de océanos y ríos mermarán su caudal. El sol pronto se retirará de la tierra por tres días y el frió se sentirá en cada nación. Morirán plantas, animales y humanos. Las aguas del Polo Norte y Sur, se congelarán con más fortaleza y cada mujer y varón que haya participado de un aborto, entrará con derrame vaginal y anal de sangre hasta morir días después. La soledad será un látigo de cuero para quienes cometieron atropellos contra la humanidad. Aquellos varones y mujeres que defienden o que defendieron la vida, jamás estarán solos en ese momento y/o nuevo mundo. El recuerdo de la sonrisa del recién nacido que defendieron, los hará volver a nacer y a sonreír con dicha y ensueño. Un Ángel de Dios o varios los cuidará. Ese grupo desconocerá la tristeza. Siempre tendrán una flor en su ventana y una rosa en su corazón.

Debemos tener agua fresca en nuestras casas. Orar cada momento que se pueda en familia durante varios días. Cada uno y cada una debe comprometer a otras personas para que durante varios años oren a Dios para evitar la tragedia que viene y para que no afecte nuestros hogares y al semillero de nuestra descendencia. No se requiere de arrepentimiento sino de una excelsa acción de nuestra parte. Quienes hayan abortado deben trabajar desde hoy en la defensa de la vida y si pueden adoptar a un bebé, deben hacerlo con rectitud. Si no deben costear las necesidades de una madre embarazada y/o de un bebé que va a llegar o que ya llegó. Dios tendrá compasión. Las oraciones y sacrificios serán escuchados por el Altísimo que es el Padre de la luz y de la vida. Quien no tenga fe en Dios debe participar de campañas a favor de la vida. Dios ayudará a todos incluyendo a los ateos. Dios es amor. Todos y todas sabemos que la guerra se debe detener de alguna manera. Todos y todas comprendemos que es difícil vivir hoy en día por el desequilibrio social de la vibración nefasta de los gobiernos asesinos y promotores de la muerte e injusticia. La desigualdad nos tiene atemorizados. Quienes no han engendrado hijos, saben lo que es sentir la presencia cercana de un hijo amado y aquello que se siente cuando un bebé sonríe cerca. Los ricos durante el tiempo de la calentura y frialdad de la tierra, sentirán con más fuerza el látigo y perderán a sus hijos menores y a muchos descendientes. Ellos no morirán y verán en vida el sufrimiento dentro de sus casas hasta que se desintegre la farsa de la riqueza. El equilibrio social volverá a la humanidad. Para ellos el sol será ausente por más tiempo aunque sea en los últimos días. Ganados y riquezas desaparecerán poco a poco de quien es miserable.

Muchos quedarán en la ruina. Dios los inhabilitara de sus movimientos físicos. Los animales son lindos y fueron creados para que ellos también disfruten de la vida. Las plantas están allí adornando y trabajando por cada uno de nosotros. Los minerales y aquellos seres inertes, sostienen la perfección del ecosistema. Los hombres modernos cambiaron sus hábitos. Produce melancolía ver a un perro o a un gato, asomarse por la ventana principal de uno de los autos que recorren la calles y avenidas. Las damas y los caballeros adornan el cuerpo del indefenso animalito y les dan trato como si fueran niños. Esos también pagarán sus errores. Dios nos cobrará el haber exagerado el cuidado y la preferencia de animales por niños. Hay contradicción en los perfumes. Las fábricas hacen su agosto, comercializando productos para uso doméstico de los animales. Algunos exageran y llevan a sus mascotas a comer a restaurantes. Otros cancelan sumas aterradoras por el cuidado de un animal dentro de un “hotel o clínica para perros, gatos y otros animales. Los animales fueron creados en libertad. Así deben permanecer hasta el fin del planeta. Libres llegaron, libres los debemos mantener.

Las clínicas para animalitos, aprovechan el desorden. Las cuentas llegan en miles y algunos y algunas, han logrado empeñar sus secretos para cancelar las aterradoras facturas. Los animales deben regresar a su hogar animal. Ellos son inferiores a la vida de los hombres y deben estar por fuera del hogar con amor, dignidad y sin atropellos. Los salones de belleza enarbolan nuevos productos para perritos y gatitos. La inocencia de los niños deja pasar el desorden y simplemente sonríen, porque no entienden el error de los mayores. Las familias compran plantas para adornar salas, salones y cocinas. Toda planta debe estar al aire libre. Allí en un rincón de la ciudad hay una hermosa dama que desea traer a su hijo al mundo y hace esfuerzos para comer y para conseguir un grano de alimento para quien viene en camino. Esa que está embarazada, recibe humillaciones. Son las ironías de la vida y las escenas sociales diarias. Otras mujeres cancelan exageradas cuentas a un facultativo asesino de la vida que promueve el aborto. No hay un pan para quien de verdad quiere ser madre ni para quien con amor y lucha defiende la vida. Hay un problema con la guerra y la misma ha hecho abortar a ellas y a ellos. Por la guerra y sus secuelas, no han querido engendrar o concebir un hijo para detenerla. Estamos todos a tiempo. Hoy en la tarde puede ser muy de noche.

Leamos aquello que dice el Capítulo 1 del Libro Lamentaciones: “1 ¡Cómo Está sentada solitaria la ciudad populosa! Se ha vuelto como viuda la grande entre las naciones. La señora de las provincias ha sido hecha tributaria. 2 Amargamente llora en la noche; sus Lágrimas Están en sus mejillas. No hay quien la consuele entre todos sus amantes. Todos sus amigos la traicionaron; se le volvieron enemigos. 3 En cautiverio ha ido Judá, sujeta a la Aflicción y a la dura servidumbre. Ella habita entre las naciones y no halla descanso. Todos sus perseguidores la alcanzaron en medio de las aflicciones. 4 Los caminos de Sion Están de duelo por no haber quien vaya a las solemnidades. Todos sus porteros Están Atónitos, y gimen sus sacerdotes. Sus Vírgenes Están afligidas, y ella tiene amargura. 5 Han venido a ser cabeza sus adversarios; los que la aborrecen viven tranquilos, porque Jehovah la Afligió por la multitud de sus rebeliones. Sus pequeños han ido en cautividad delante del adversario. 6 Ha desaparecido de la hija de Sion todo su esplendor. Sus gobernantes han venido a ser como venados que no hallan pasto, y anduvieron sin fuerzas delante del perseguidor. 7 Se acuerda Jerusalén de los Días de su Aflicción y desamparo, de todos sus preciosos tesoros que Tenía desde tiempos antiguos. Cuando su pueblo Cayó en manos del adversario, no hubo quien la auxiliase. La vieron sus adversarios y se rieron de su final. 8 Gran pecado ha cometido Jerusalén, por lo cual ha llegado a ser cosa inmunda. Todos los que la honraban la desprecian, porque han mirado su desnudez. Ella también suspira y se vuelve Atrás. 9 Su inmundicia Está en sus faldas; no tuvo en cuenta su final. Asombrosamente fue Traída abajo y no hay quien la consuele. "Mira, oh Jehovah, mi Aflicción, porque el enemigo se ha engrandecido." 10 Su mano Extendió el adversario a todas sus cosas preciosas, cuando ella vio entrar en su santuario a las gentes, de quienes mandaste que no entrasen en tu Congregación. 11 Todo su pueblo busca el pan suspirando. Dieron todas sus cosas preciosas por la comida para recobrar la vida. "¡Mira, oh Jehovah, y ve que he sido despreciada! 12 "¿No os importa a vosotros, todos los que Pasáis por el camino? Mirad y ved si hay dolor como el dolor que me ha sobrevenido y con el cual Jehovah me ha angustiado en el Día de su ardiente ira. 13 "Desde lo alto Envió fuego y lo hizo penetrar a mis huesos. Ha extendido una red a mis pies y me hizo volver Atrás. Me Dejó desolada, dolorida todo el Día. 14 "Atado Está el yugo de mis rebeliones; por su mano han sido amarradas. Subieron sobre mi cuello; el Señor ha hecho decaer mis fuerzas. Me ha entregado en manos contra las cuales no podré prevalecer. 15 "Ha rechazado el Señor a todos mis valientes en medio de Mí. Contra Mí Convocó una asamblea para quebrantar a mis Jóvenes. El Señor ha pisado como en un lagar a la virgen hija de Judá. 16 "Por estas cosas lloro; mis ojos, mis ojos se desbordan en Lágrimas; porque se ha alejado de Mí el consolador que restaura mi alma. Mis hijos Están desolados, porque ha prevalecido el enemigo." 17 Extiende Sion las manos, y no hay quien la consuele. Jehovah ha dado mandamiento contra Jacob, que sus adversarios lo rodeen. Entre ellos Jerusalén ha sido hecha inmunda. 18 "Justo es Jehovah, aunque yo me rebelé contra su palabra. Oíd, pues, todos los pueblos, y ved mi dolor: Mis Vírgenes y mis Jóvenes han ido en cautividad. 19 "Llamé a mis amantes, pero ellos me decepcionaron. Mis sacerdotes y mis ancianos perecieron en la ciudad, aunque buscaron para Sí comida para recobrar la vida. 20 "Mira, oh Jehovah, que estoy angustiada; mis entrañas hierven. Mi Corazón Está trastornado dentro de Mí, porque me rebelé en gran manera. En la calle la espada priva de hijos; en la casa es como la muerte. 21 "Oyen Cómo gimo, y no hay quien me consuele. Todos mis enemigos han Oído de mi desgracia y se han alegrado de que Tú lo hayas hecho. ¡Haz que llegue el Día que has proclamado, y sean ellos como yo! 22 "Venga ante tu presencia toda la maldad de ellos, y Trátales como me has tratado a Mí por todas mis rebeliones. Porque mis suspiros son muchos, y mi Corazón Está enfermo."

6 sept. 2009

HUMANOS DEL ESPACIO EXTERIOR

Las leyes, proyectos y teorías de la ciencia y de los mismos científicos son sólo teorías y retos experimentales para probar. Algunas teorías y formulas funcionan casi a la perfección, porque no pelean ni contradicen las leyes creadas. La capacidad inteligible del mortal terrícola humano capta sin esfuerzo las mismas leyes naturales. Jesús de Nazaret nunca caminó por encima de las aguas. El simplemente pasó por encima de los cuerpos de los ángeles de Dios. Los ángeles se acostaron y flotaron sobre las aguas. Cristo y otros han pasado de la misma manera de un punto a otro. La fe es algo que cuesta a la mente limitada del terrícola. Los cuerpos de los ángeles, se pueden materializar como piedra y forman puentes. Si Jesucristo hubiera caminado por encima del agua, hubiera violado la ley natural. Dios no viola las leyes. El las creó y el hombre las aprende. La naturaleza del pensante fue construida con imaginación y recursos evolutivos controlados. Antes de llegar el hombre al planeta tierra, el globo terráqueo estaba habitado por animales marinos y pequeños arbustos que crecían a orillas de los ríos y muy cerca de las aguas. La vida en las aguas del mar evolucionó al igual que en otros lugares del universo. Dios dotó a la materia de energía propia, le inyectó vida y espíritu para que la misma evolucionara individualmente, respetando ley, tiempo y espacio. El hombre que hoy habita la tierra, desde siempre ha sido limitado en su naturaleza creada. Nadie tiene la última palabra por encima del ser de las alturas. Las razas de hombres que conocemos, no se originaron en la tierra en la que hoy vivimos. Nuestros ancestros llegaron hace millones de años de otros planetas y de varias galaxias. 12 grupos de hombres (varones y mujeres), de igual número de planetas, aterrizaron en naves equipadas con semillas de plantas, semen y óvulos de animales cuadrúpedos, aves, reptiles y dinosaurios. Varios de los grupos que llegaron al final de los viajes espaciales interplanetarios, trajeron los escritos del “Libro Sagrado”. El mismo hacía parte de la historia de nuestros antepasados en esa anterior tierra habitada, en donde los primeros hombres tuvieron la oportunidad de ver directamente la cara y luz del Creador. Si comprendemos que fueron de 12 planetas diferentes con seguridad podemos afirmar que eran distintos entre iguales. El numero 12 y el número 7, han estado entre los números favoritos dentro de la mente del mortal terrícola humano y nunca éste olvida sus comienzos que fueron materializados en otro sistema de vida. 12 fueron las primeras tribus que Dios creó como hombres en otros planetas. Adán y Eva son sólo una muestra de los primeros humanos en habitar un lugar en la galaxia. Muchos Adanes y Evas vivieron en diferentes planetas con distintas razas de humanos.

La raza negra humana y los humanos gigantes, fueron los primeros seres humanos en pisar el suelo en el que hoy vivimos. El continente africano y lo que hoy es Egipto, Bolivia y México, recibieron a los primeros ciudadanos venidos del espacio. Ellos llegaron movidos por vientos cósmicos y ruidos de tambores, que hicieron trasladar las naves que nunca usaron combustible en su locomoción y transportación. Los inventos, construcciones y medios de locomoción y comunicación, existieron de acuerdo al planeta de procedencia. No podemos afirmar que algunos eran más avanzados que otros porque la memoria aunque guarda genes que almacenan el recuerdo y la información, no siempre ha podido permanecer como fue en su origen. Los genes están intrínsicamente en las células del cuerpo mortal. Aquello que los hombres llaman reencarnación no es sino hechos guardados en nuestra memoria y sucesos que viven dentro de nuestros genes. La memoria reencarna los hechos y los saca a su exterior cuando se dan ciertas condiciones. Como una perfecta fotografía la memoria guarda y almacena. Los genes son pequeños laboratorios de procesamiento de la información voluntaria creada. El sueño es una forma animal de recordar el pasado de miles de años atrás o de proyectar el futuro que es incierto para la limitación del terrícola. Cada hecho y esencia se va transmitiendo de generación en generación como una corriente interminable de sucesos y emociones. Cada raza proveniente del espacio exterior traía su especialización en ciencia, hábito, costumbre, cultura, folclor, desarrollo del talento, lenguaje, religión, fe, creencia, proyectos físicos, , laboratorios y formulas matemáticas de inventos.

El sol de nuestra galaxia y otros soles de otras galaxias, cercanas a lo que hoy es la tierra, se tragaron a los planetas en donde vivían las distintas razas de humanos. La imprudencia del hombre allí con el manejo impropio de cada invento, aceleró la salida de los vivientes. Bombas atómicas, nucleares, de uranio, armas, guerras entre los mismos grupos, laboratorios e inventos contra la vida, logró destruir varios planetas habitados. Todos los hombres llegaron a la tierra en busca de refugio. Fueron desplazados por sus imprudencias o porque el tiempo estuvo cerca. La energía atómica no se supo utilizar con pulcritud y/o rectitud. Algunos hombres no pudieron salir de sus esferas y murieron calcinados dentro de sus patrias. Otros lograron usar las naves que se habían equipado con anterioridad al desastre y salieron al espacio exterior en busca de otro hogar. Había sí culturas más avanzadas que otras en tecnología y transportación. Varios grupos no aterrizaron en la tierra sino que siguieron la travesía por el vacío del espacio. Hoy residen en otros planetas fáciles para la vida dentro de Andrómeda o lejos de ella. Con el tiempo Andrómeda se tragará nuestra galaxia con su sol. En ese futuro la raza humana escogida vivirá en otro lugar distante de la tierra conocida con su luna.

El mar fue desconocido y temido por los primeros visitantes del espacio exterior a la tierra. Los hombres de otros planetas conocían el agua pero no el inmenso mar. El mar es propiedad de la evolución de la tierra. Aún en el siglo XV cuando el italiano-español Cristóbal Colon, invadió America, los humanos de la época le temían al Mar. Ellos creían que grandes monstruos marinos salían de las profundidades y se comían las embarcaciones con sus tripulantes. Los presos españoles tuvieron la fortuna de salir de sus aburridas cárceles e hicieron de las suyas con sus depravaciones y perversiones en el nuevo mundo para los ignorantes viajeros. Ni siquiera Colon se percató que había llegado a un lugar desconocido y que la gente de allí era diferente y de otra raza. No es tan inteligente Cristóbal Colon como nos han hecho creer sus compatriotas e ingenuos historiadores. Los primitivos pobladores de America desconocían la ropa y otros inventos. Ellos fueron los últimos en llegar a la tierra. Jesús de Nazaret dijo: “Los primeros serán últimos y los últimos serán primeros.” En México, Egipto, Bolivia, Perú y otros pocos lugares, antes de la llegada de lo que hoy llamamos indígenas, vivieron hombres gigantes. Fueron esos quienes construyeron las pirámides y varios edificios que hoy vislumbran los ojos de los turistas, con ayuda de maquinaria y de otros seres del espacio exterior. Los habitantes aborígenes inicialmente obedecieron a los gigantes y aprendieron de ellos. Los gigantes se equivocaron en fecha y tiempo y salieron antes de tiempo de la tierra. Varios grupos de gigantes murieron antes de la salida por una epidemia de gripe animal. Los hombres de esa época consumieron carne animal tóxica, violando la ley natural y el mismo equilibrio. No todo se puede comer. La contaminación y polución ingresó al vientre de los animales pensantes y no pensantes. El cerdo es una carne que no se debe consumir porque la misma está aliada con la epidemia. Allí viven sin pagar renta muchas especies de virus, cocos, gonococos y otras bacterias. Los comerciantes han degenerado la raza humana porque venden productos que nunca se debieron sacar al mercado consumista. Ellos tendrán su merecido en su momento.

La historia moderna afirma que el “Primer Libro” en editarse y publicarse fue la Biblia. La Biblia existía en su Antiguo Testamento desde antes de bajar a la tierra el Espíritu de Cristo y venía con un grupo de hombres del espacio exterior. Quienes trajeron la Biblia no eran en si los escogidos. En el año 300 de nuestra era los comerciantes aliados con los políticos, gobernadores y falsos sacerdotes, mutilaron el Libro Sagrado. El “Israel” del que habla la Biblia, está en otro planeta no en la tierra. Los manipuladores de la Biblia hicieron creer que se refería al Israel nombrado en la modernidad. Uno es el Israel verdadero y otro muy diferente el de esta dimensión. Lamentablemente el hombre de siempre va colocando nombres iguales a esos lugares que se parecen a los de su pasado o a aquellos que están en la mente como memoria del recuerdo. Nos han engañado y nadie logró tener y/o retener la verdad. Jesús el Maestro Carpintero lo expresó: “En la casa de Mi Padre, hay muchas moradas. Voy adelante para aparejarles lugar. Para que donde yo esté también podáis estar vosotros”. El pueblo escogido por Dios estaba en otro planeta y sus descendientes viajaron a la tierra como desplazados por los sucesos. Los hagiógrafos terrícolas mezclaron pasado, presente y futuro. Algunos se equivocaron porque no tuvieron la protección del Altísimo y siguieron líneas erradas y otras ambiciones.

Jesucristo si llegó a este mundo bajando de las alturas y de la luz. Fue torturado, masacrado y asesinado por judíos, romanos y otros grupos. Los falsos sacerdotes de esa negra época fueron los principales cómplices del exterminio de Cristo. Ellos abuchearon al pueblo para que no sintieran compasión por los vivos enviados. Los imperios son enemigos de la compasión y de la misma ternura. En la época de Cristo aparecieron varios que decían que eran “Mesías.” El Maestro del amor le dijo al Padre: “Perdónalos porque no saben lo que hacen.” Los gobernantes y el pueblo que conoció en persona al Señor Jesús no eran de los escogidos. Los falsos cristos lanzaron sus consignas como si fueran los verdaderos. Muchos de quienes se llaman cristianos a si mismos, siguen no las enseñanzas del verdadero sino de uno de los falsos. La sucesión apostólica puede estar fuera de este planeta o en personas que siguen en el anonimato porque deben estar vivas para antes del final.

El sexo venía ya formado como lo conocemos hoy en día en los mortales terrícolas humanos y en los grupos de animales que ellos transportaron incluyendo huevos y semillas. El aire de la tierra y la distancia con el sol, produjo nuevas emociones y sensaciones que los viajeros no pudieron controlar cayendo en placer y éxtasis engañoso. Los primeros humanos que llegaron al planeta tierra, sabían que no se podían mezclar con otros grupos y razas. La sexualidad y procreación traía control en el núcleo familiar. El hombre no controló sus acciones y de grupo en grupo, uno por uno, se fue mezclando con los otros grupos y razas humanas que también procedían del espacio exterior. El visitante descubrió el alcohol y las bebidas embriagantes en este plano. El placer ganó la partida. Aquello que se hacia de frente en el planeta inicialmente, toco la espalda placentera. Las energías se truncaron llegando a usar los nuevos descendientes sus caderas y glúteos para buscar nuevas emociones. El hombre cambio el hábito de la alimentación que aprendió de sus ancestros espaciales y combinó vegetales con carne y raras semillas. Algunas semillas al tocar tierra cambiaron su consecuencia. El cuerpo respondió con placer al nuevo aire. Se perdió el amor antes de llegar el Cristo a la tierra. Jesucristo les habló de amor con un lenguaje sencillo y claro pero los hombres ya estaban contaminados y descarriados. Nadie escuchó al Maestro. Si volviera a bajar a este planeta de contradicciones, mas rápido lo asesinaríamos. Los imperios usarían el control remoto para desaparecerlo a distancia. Los militares orquestarían el atentado con una bomba movida por una tecla de computador. Los grupos religiosos harían marchas y manifestaciones, para que el Dios de la vida, fuera llevado a la silla eléctrica o muerto por una inyección letal, Las mujeres modernas alistarían antes del embarazo de la mujer escogida o después del mismo, un método para abortar al Padre del amor. Las cantinas antros y burdeles, venderían “cerveza a la lata.” Cantantes, escritores, artistas y políticos, crearían leyes para que nunca más volviera a nacer.

La tierra como planeta habitable está llegando a su fin. El mortal terrícola humano con sus nefastos inventos de bombas, armas destructivas y guerras, adelantó el proceso final del globo terráqueo. Hay naves listas equipadas que trabajan interplanetariamente sin combustible para alojar a los sobrevivientes. En 7 partes de la tierra están sumergidos sus corazas, protegidas debajo de la tierra dura y el polvo. Los escogidos saldrán en el momento de la hecatombe dentro de ellas. Las ambiciones del hombre y cada error, lograron inflar el egoísmo. No hay tiempo para limpiar la carga putrefacta de muerte en que nos movemos. Todos los sistemas políticos y cada gobernante son culpables del aceleramiento hacia la destrucción. No se puede culpar al capitalismo y/o comunismo, cuando al responsable se busque. Todos sin excepción tenemos la culpa y hemos echado leña al fuego de maldad y engaño. Las naves están distribuidas en sitios exactos para la partida. Maestros humanos extraterrestres llegarán a la tierra para pilotear cada una de ellas. Hay mujeres y varones seleccionados en algún lugar del planeta. En silencio se preparan minuciosamente para la partida. La memoria abrirá su compuerta para la fácil transportación. El velo mental para el buen manejo se correrá y entregará las coordenadas. La inteligencia lanzará formas geométricas de locomoción y orientación. Niños y niñas de las dos últimas razas, de las mismas que llegaron a la tierra hace millones de años y de la primera, subirán a las naves sin contratiempo. Las burlas y risas de los ignorantes estarán hasta el último minuto de esta existencia. Aún cuando vean volar a los primeros vehículos espaciales, algunos creerán que están soñando o que una droga los ha ilusionado. También es cierto que para la época el alcohol. cigarrillo, tabaco, narcotráfico y alucinógenos, habrán ganado la partida a la rectitud. Ningún narcotraficante, asesino o rico hambriento y/o mezquino, subirá a las naves del amor. Los militares malvados, torturadores, violadores y asesinos, sólo verán pasar por encima de sus cabezas el cuerpo de los aparatos voladores sin ruido. “Los pobres heredarán la nueva tierra habitable.” El momento está próximo. Algunos se irán antes para no ver el sufrimiento de los necios. Aun entre espinas no es bueno que el hombre malvado y perverso sufra. Dios es amor. Tuvimos la oportunidad de plantar bienestar, felicidad y amor. No lo pudimos lograr y hoy es demasiado tarde para iniciar nuevos proyectos. No nos dio más tiempo el creador porque ya estaba creada la ley desde antes de todos los siglos. No es necesario perder energía y tiempo con necios y arrogantes. Sin principio ni fin para la ley verdadera. Los incrédulos y aún los creyentes se preguntan: ¿Y Cuando sucederán esas cosas?

Leamos el Capítulo 24 de Mateo: “1 Cuando Jesús Salió y se iba del templo, se le acercaron sus Discípulos para mostrarle los edificios del templo. 2 Y él respondiendo les dijo: --¿No veis todo esto? De cierto os digo que Aquí no Quedará piedra sobre piedra que no sea derribada. 3 Estando él sentado en el monte de los Olivos, sus Discípulos se acercaron a él aparte, y le dijeron: --Dinos, ¿Cuándo Sucederán estas cosas? ¿Y qué señal Habrá de tu venida y del fin del mundo? 4 Respondió Jesús y les dijo: --Mirad que nadie os engañe; 5 porque muchos Vendrán en mi nombre diciendo: "Yo soy el Cristo", y Engañarán a muchos. 6 Oiréis de guerras y de rumores de guerras. Mirad que no os turbéis, porque es necesario que esto acontezca; pero Todavía no es el fin. 7 Porque se Levantará Nación contra Nación y reino contra reino. Habrá hambre y terremotos por todas partes. 8 Pues todas estas cosas son principio de dolores. 9 Entonces os Entregarán a Tribulación y os Matarán, y seréis aborrecidos por todas las naciones por causa de mi nombre. 10 Entonces muchos Tropezarán; y se Traicionarán unos a otros, y se Aborrecerán unos a otros. 11 Muchos falsos profetas se Levantarán y Engañarán a muchos; 12 y por haberse multiplicado la maldad, se Enfriará el amor de muchos. 13 Pero el que persevere hasta el fin Será salvo. 14 Y este evangelio del reino Será predicado en todo el mundo para testimonio a todas las razas, y luego Vendrá el fin. 15 Por tanto, cuando Veáis establecida en el lugar santo la Abominación desoladora, de la cual Habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), 16 entonces los que estén en Judea huyan a los montes. 17 El que esté en la azotea no descienda para sacar algo de su casa, 18 y el que esté en el campo no vuelva Atrás a tomar su manto. 19 ¡Ay de las mujeres que estén encintas y de las que Críen en aquellos Días! 20 Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en Sábado; 21 porque entonces Habrá gran Tribulación como no ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni Habrá Jamás. 22 Si aquellos Días no fuesen acortados, no se Salvaría nadie; pero por causa de los escogidos, aquellos Días Serán acortados. 23 Entonces, si alguien os dice: "Mirad, Aquí Está el Cristo", o "Está Acá", no le Creáis. 24 Porque se Levantarán falsos cristos y falsos profetas, y Darán grandes señales y maravillas de tal manera que Engañarán, de ser posible, aun a los escogidos. 25 ¡Mirad! Os lo he dicho de antemano. 26 Así que, si os dicen: "Mirad, Está en el desierto", no Salgáis; o "Mirad, Está en las habitaciones interiores", no lo Creáis. 27 Porque Así como el Relámpago sale del oriente y se muestra hasta el occidente, Así Será la venida del Hijo del Hombre. 28 Porque donde esté el Cadáver, Allí se Juntarán los buitres. 29 Pero inmediatamente después de la Tribulación de aquellos Días, el sol se Oscurecerá, y la luna no Dará su resplandor. Las estrellas Caerán del cielo y los poderes de los cielos Serán sacudidos. 30 Entonces se Manifestará la señal del Hijo del Hombre en el cielo, y en ese tiempo Harán duelo todas las tribus de la tierra, y Verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria. 31 El Enviará a sus ángeles con un gran sonar de trompeta, y ellos Reunirán a los escogidos de él de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro. 32 De la higuera aprended la Analogía: Cuando su rama ya Está tierna y brotan sus hojas, sabéis que el verano Está cerca. 33 Así también vosotros, cuando Veáis todas estas cosas, sabed que Está cerca, a las puertas. 34 De cierto os digo que no Pasará esta Generación hasta que todas estas cosas sucedan. 35 El cielo y la tierra Pasarán, pero mis palabras no Pasarán. 36 Pero acerca de aquel Día y hora, nadie sabe; ni siquiera los ángeles de los cielos, ni aun el Hijo, sino Sólo el Padre. 37 Porque como en los Días de Noé, Así Será la venida del Hijo del Hombre. 38 Pues como en aquellos Días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, Casándose y Dándose en casamiento hasta el Día en que Noé Entró en el arca, 39 y no se dieron cuenta hasta que vino el diluvio y se los Llevó a todos, Así Será también la venida del Hijo del Hombre. 40 En aquel entonces Estarán dos en el campo; el uno Será tomado, y el otro Será dejado. 41 Dos mujeres Estarán moliendo en un molino; la una Será tomada, y la otra dejada. 42 Velad, pues, porque no sabéis en qué Día viene vuestro Señor. 43 Pero sabed esto: Si el dueño de casa hubiera sabido a qué hora Habría de venir el Ladrón, Habría velado y no Habría dejado que forzaran la entrada a su casa. 44 Por tanto, estad preparados también vosotros, porque a la hora que no Pensáis, Vendrá el Hijo del Hombre. 45 ¿Quién, pues, es el siervo fiel y prudente, a quien su señor le puso sobre los criados de su casa, para que les diera alimentos a su debido tiempo? 46 Bienaventurado Será aquel siervo a quien, cuando su señor venga, le encuentre haciéndolo Así. 47 De cierto os digo que le Pondrá sobre todos sus bienes. 48 Pero si aquel siervo malvado dice en su Corazón: "Mi señor tarda"; 49 y si comienza a golpear a sus consiervos, y si come y bebe con los borrachos, 50 el señor de aquel siervo Vendrá en el Día que no espera y a la hora que no sabe, 51 y le Castigará duramente y le Asignará lugar con los Hipócritas. Allí Habrá llanto y crujir de dientes.

Religious Persecution