1 ene. 2011

12 Meses antes del 2012

“Soy José de Arimatea. He regresado de nuevo del paraíso hace más de medio siglo, al lugar en donde habitan los actuales mortales terrícolas humanos por autorización y permiso de Mi Padre Dios, para avisarles del paso después de 3.600 años del Planeta Ajenjo o Nibiru, que estará muy cerca de la tierra un Diciembre al final de Sagitario. El astro está compuesto de hierro fundido licuado, tiene luz propia en su interior y con reactor nuclear. Allí viven dentro de su espacio, seres inteligentes superiores e iguales a los ángeles de Dios pero no son ángeles. El gigante planeta cambiará el orden natural establecido en la galaxia y tierra, y la misma se defenderá formando una estructura nueva en proceso natural. El astro se encontrará con otras tres tierras con vida inteligente humana, animal y vegetal al salir de la galaxia, que vienen navegando desde hace 10.500 años por el espacio sideral del cosmos dentro de sus órbitas, de tres direcciones diferentes e ingresarán a esta galaxia en el tiempo señalado por los dioses. No se asusten, no fanaticen la realidad y no se aprovechen de los incautos e ignorantes. Busquen la paz con excelsas obras de amor y servicio sin perversidad ni ambiciones. El Ángel de Dios los guiara en el momento de la llegada y les ensenará las estrategias y acciones que deben emprender. Busquen la protección desde su corazón, mente y alma con sencillez y humildad pero con pujanza, pureza y templanza. 
Les recuerdo algunos datos de mi vida anterior, antes y después de darle digna sepultura a mi maestro el muy amado Jesús de Nazaret, quien fue asesinado por los judíos en complicidad con el imperio gobernante de la época y con los falsos sacerdotes que aun hoy ostentan con pillaje y picardía desde las tres corrientes, el poder con una farsa llamada cristianismo oficial. Ningún mortal terrícola humano defendió al maestro. Todos los hombres incluyendo a los 12 pescadores amigos y discípulos de Jesús, temblaron de miedo y se escondieron como gallinas con frio. El Imperio Romano con sus soldados y armas los tuvo amedrantados durante siglos. Soy el mismo José de Arimatea que narran los evangelios del Nazareno. Llevé el evangelio temprano de Cristo por vez primera a las Islas Británicas. Allí tengo un sagrario que me debo llevar al salir de este plano. Aparezco mencionado en los cuatro evangelios entre otros evangelios que fueron mutilados y desparecidos, en el contexto de la pasión y muerte de Jesús. Fui oriundo de Arimatea (Armathajim en hebreo), una población en Judá, la actual Rentis, a 10 km al nordeste de Lydda, el lugar de nacimiento de Samuel (1 Samuel 1,1).  
Al paso por la tierra en mi primera llegada al planeta tierra, fui un varón rico en finanzas y recursos por la bondad y misericordia de Dios (Mateo 27,57), y miembro ilustre del macabro sanedrín de la época (Marcos 15,43; Lucas 23,50). Tuve un sepulcro nuevo y cavado en la roca, cerca del Gólgota, en Jerusalén y allí puse el cuerpo inerte antes de la resurrección de mi amado Nazareno. Fui el hermano menor de Joaquín (padre bilógico de la Virgen María). Fui un tío-abuelo de Jesús. Me convertí en tutor del Nazareno desde los 12 años de vida de El, luego después de la temprana muerte de José (esposo putativo de María). También por encargo del Nazareno tuve la potestad de enseñar a los discípulos del maestro y consejero de las primeras comunidades de fe que conocieron a nuestro amado Jesús. 
Los gobiernos deben proteger de acuerdo a mis instrucciones recibidas directamente de Mi buen Padre Dios, las instalaciones e infraestructuras comunicacionales, eléctricas y las compuertas de las aguas potables. Las formulas, semillas, libros, espermas, óvulos,  y documentos importantes, se deben enterrar en cofres de barro cocido en altas temperaturas, bajo la tierra negra a 300 metros de la superficie, forrados por hojas de olivo, roble y pino. Los rectos deben informar a todos los habitantes en cada región terrícola, del peligro que llega en este final de un tiempo. Los varones y mujeres mortales deben cuidar el alma y la energía que emana del mismo pozo. Hasta que se convierta cada uno y una en forma independiente de cualquier grupo, en ciudadanos rectos, probos y excelsos. Estamos en el tiempo del cambio y se cumplirán las profecías anunciadas en el otro Libro Sagrado por los verdaderos profetas que también regresarán dentro del astro visitante con otros maestros y científicos.  
Los poderosos que ustedes conocieron en la anterior tierra hasta el mes indicado y que se apoderaron de los privilegios y manipularon la sabiduría y ciencia, ya no serán más. Los pobres y quienes buscaron paz y justicia, gobernarán con sabiduría divina y poder, la nueva tierra que será habitada por pocos. Unos discípulos de Jesús se irán conmigo en cuerpo y espíritu en este viaje, en naves interplanetarias que arribaran a la tierra antes del colapso. Estuve anónimo entre ustedes para no desesperarlos. Muchos me alojaron en su casa, me dieron albergue, alimento y cuidado. No tengo potestad para hacer milagros sino para informar, prevenir el llanto y lamentación, abrir la conciencia a los escogidos y mostrar con hechos y sucesos las visiones que desde antes les había dado a conocer por revelación divina, ayudando aun con medicina para ciertas enfermedades del alma y del cuerpo y sanando enfermos y heridos”. 
¿Y cuando sucederán estas cosas? 
El momento y hora exacta solamente lo sabe mi Padre celestial con precisión pero antes de la navidad exacta, empezaran dolores de parto. El otro libro sagrado que guardé celosamente por mucho tiempo en tablillas fabricadas por hombres y ángeles de Dios llegados a la tierra de Nibiru y por encargo del mismo Jesús de Nazaret, fue preservado por mis discípulos en Inglaterra temprana y excelsa, luego en Escocia. Es conocido como -El Kolbrin-, allí narra los hechos para que los sordos oigan, ciegos vean y mudos hablen. Esta profecía fue compilada en manuscritos salvados antes del incendio del Monasterio de Glastonbury y guardado por nuestro grupo llamado ‘Los Culdianos’ (The Culdian), originarios de las Islas Británicas y dio origen a grupos y comunidades de fe de varias denominaciones dentro de Inglaterra. El ‘Disco con Cuernos’ que nos visitará después de haber recorrido su orbita 3.600 años exactos terrícolas con naturalidad tiene ciertas características que deben saborear y conocer: 
‘Entonces, con el amanecer, los hombres vieron un pavoroso espectáculo. Allí, montado en una negra y retorcida nube, apareció el Destructor, recién llegado desde los rincones de los confines de los cielos, y descargó su ira en las alturas, porque era su día del juicio. La bestia que venía con él abrió su boca y arrojó fuego y piedras ardientes y un humo maligno. Cubrió todo el cielo, tal que no se podía divisar el lugar de encuentro entre la Tierra y el cielo. Por la tarde las estrellas se movieron, rodaron cambiando sus posiciones a otros lugares, y llegaron las aguas de la inundación. 
Se abrieron las compuertas del Cielo, y los cimientos de la Tierra se resquebrajaron y se separaron. Las aguas en derredor se abalanzaron sobre la tierra y rompieron contra las montañas. Los cerrojos de las bodegas de los vientos estallaron repentinamente, soltando a las tormentas y torbellinos, que aullaron por sobre la Tierra. En las embravecidas aguas y estridentes ventarrones, todos los edificios quedaron destruidos, los árboles arrancados de sus raíces, y las montañas desplomadas. Hubo un momento de gran calor, y luego un amargo frío. Ya no se levantaron las olas por encima de las aguas, que cayeron hirviendo y arremolinándose mientras un pavoroso estruendo rugía en los cielos. 
El aspecto del Verdugo, llamado también el Destructor, fue visto en todo Egipto y sus alrededores. Su color era brillante y fiero, y de apariencia cambiante e inestable. Se retorcía alrededor de sí mismo, como el agua que entra burbujeante en una pileta por un surtidor sumergido, y todos quienes lo vieron atestiguan que era la visión más horrible que se puede imaginar. No era sólo un gran cometa ni una estrella vagabunda sino más bien un feroz cuerpo de fuego. 
Este era el aspecto del Verdugo, llamado El Destructor, cuando apareció en días ya pasados hace mucho tiempo, en época remota. Así quedó descrito en los antiguos textos, de los cuales han quedado muy pocos. Se dice que cada vez que aparece en los cielos, la Tierra abre su vientre por efecto del calor, como se abre una nuez asada al fuego. Entonces las llamas explotan hacia arriba a través de la superficie del terreno y sus lenguas lamen la vecindad, como feroces demonios sobre sangre negra. El terreno queda calcinado y despojado de toda humedad, y los pastos, los cultivos y los árboles son consumidos por las llamas quedando convertidos en blancas cenizas. 
Se hizo un extraño silencio y luego, en la penumbra, se pudo ver que las aguas se habían retirado, dejando un pasaje entre ellas. El terreno se había levantado, pero estaba perturbado y temblaba, y el pasaje no era recto ni claro. Las aguas en derredor estaban agitadas, como revueltas dentro de una vasija, y sólo el pantano se mostraba imperturbable. De la trompeta del Destructor surgió un estridente aullido que ensordeció los oídos de los hombres. 
El jefe del imperio reinante y quien se había apoderado de muchas tierras en forma abusiva, luchó contra la muchedumbre de esclavos rezagados y se impuso sobre ellos con gran matanza en medio de la arena, el pantano y el agua. La gran avalancha de rocas y aguas sobrepasó a los carruajes de los malvados que iban adelante de los soldados a pie. El vehículo del gobernante fue levantado por los aires como por una ponderosa mano invisible y quedó aplastado en medio del torbellino de las aguas. 
Los hombres se olvidan de los días del Destructor. Sólo unos pocos conocen adonde fue y saben que retornará a la hora señalada. Cuando pasan las edades, ciertas leyes actúan sobre las estrellas en los cielos. Ellas cambian sus caminos, hay movimiento e inquietud, ya no se quedan quietas, y una gran luz aparece rojiza en los cielos. Cuando llueva sangre desde los cielos, el Destructor aparecerá y las montañas se abrirán escupiendo fuego y cenizas. Entonces los árboles quedarán destruidos y todos los seres vivos abandonados. Las aguas serán tragadas por la tierra y los mares hervirán. 
La llegada y asomar del astro está prevista con las siguientes señas: -Cuando las mujeres sean como varones, y los varones sean  como mujeres; cuando los mortales terrícolas humanos vuelen por los aires como pájaros y naden en los mares como peces; cuando los altos disputen la supremacía y el poder político con los bajos; cuando en esa nueva época los niños luzcan canas y usen tinturas y dibujos estrafalarios en sus cabellos, piel y ropa.  
Cuando los niños y niñas  se vean en los caminos y calles, como si fueran ancianos o mayores que aquellos que realmente son en su interior; cuando los menores y menoras conozcan el pecado con facilidad con seducciones que los llevarán a los juzgados de los hombres perversos; cuando los jóvenes de la época temprana, ya hayan saboreado antes de la llegada los gustos y preferencias de los pervertidos, desviados y malvados adultos con pipas infernales de malditas plantas, con bebidas de muerte y desenfreno. 
Cuando al caminar por calles, avenidas y calzadas los infantes y adultos, lleven ropa colgada de sus caderas y muslos, mostrarán encantos y ofrecerán sus cuerpos como si fueran prostitutas de Babilonia la grande, la sanguinaria y cruel como la gran ramera; cuando las mujeres cambien de marido y amante cada tres meses o días y beban vino como los varones perdidos; cuando los varones busquen nuevos amantes entre los unos y las unas sin pudor ni freno de sus pasiones mundanas y desenfrenos-. 
Antes de la llegada del planeta a la galaxia, los hombres hablarán y se visitarán con facilidad como si vivieran a metros de distancia los unos de los otros en pequeñas cavernas de metal y usarán pequeñas maquinas y aparatos con señales llegadas de alturas artificiales y largas distancias de recorridos en instantes de tiempo y espacio como magia de otros dioses…’.  

No hay comentarios:

My NeoBux

2009

2009
Quebec

2010

2010
California

2010

2010
Chicago

2010

2010
Huntington Park

2010

2010
South Gate

Religious Persecution