26 nov. 2011

Propuesta: Poblacional 20/30




Propongo para la raza humana pensante, el “Proyecto poblacional 20/30, 
que se requiera hasta lograr cero población humana en nacimientos”. Para que no llegue un niño o niña al planeta de las contradicciones e injusticias, debemos evitar engendrar y/o concebir. La forma más inteligente y equilibrada para detener la hecatombe social es parando el nacimiento de niños y niñas dentro de la tierra sin descontinuar el acto sexual. Heterosexuales, bisexuales y homosexuales, pueden seguir ejecutando el acto sexual voluntariamente entre mayores de 18 años por placer y/o amor sin engendrar y/o concebir. Si el acto llega por amor será mas tolerante la vida, 


La población mundial del planeta llegó a sumar 7 mil millones de humanos en el año 2011. ¡Qué vergüenza! La civilización del amor con justicia ni siquiera llegó al 000000.1%, para nutrir de paz el sistema social con bienestar. El 1% de los mortales terrícolas humanos se apoderaron de los privilegios. Esos se robaron la tierra dejando al 99% sin espacio para construir sus casas, con el estómago vacío por ambición y avaricia de sus macabras causas. Hay desequilibrio e inestabilidad en la mente del hombre. Los gobiernos con sus sistemas y científicos, no fueron capaces de nivelar la vida del hombre entre sus semejantes a un mejor estado de vida. Quienes se apoderaron de los privilegios y quienes sustrajeron los recursos para comprar sus mansiones, llorarán sobre sus escritorios cuando desaparezcan los esclavos que hoy llenan sus aberraciones y apetitos apestosos de comodidad. Ningún mortal terrícola humano debe engendrar un hijo más. Ninguna mortal terrícola humana debe concebir un niño más.


Los gobiernos terrícolas han invertido los recursos de la vida y bienestar, en ejércitos asesinos, armas y vehículos de guerra. Las naciones del planeta apestoso, están a la caza de niños y niñas cuando llegan y/o pasan los 18 años de edad para involucrarlos en las filas apestosas de muerte y destrucción. Los más pobres son quienes van al frente de los desviados ejércitos y son quienes ponen el pecho para sus aberraciones de poder e insalubridad. Malditos que sin escrúpulos lograron hacer creer con falsos y derretidos sistemas sociales que ellos son los intrépidos y audaces, sólo llegan a cobardes y canallas dentro de un cinismo extremo y descarriado que lleva al abismo.


Las ONG’s han afirmado que trabajan en bien del colectivo, usando imágenes aberrantes de pobreza y de rostros de niños y niñas, para neutralizar el corazón del hombre mezquino, mendigando un pedazo de pan, abrigo y techo, para convencer a los miserables que buscan entre los pobladores, un aporte para la igualdad. El rostro de los infantes que más se parecen a la pobreza son las imágenes de las propagandas publicitarias que se usan para hacer solidaridad. Es más cierto que esos que dirigen las ONG’s, son los mismos que se roban los dineros donados para el equilibrio social y los invierten en sus podridos gustos y preferencias. Esa estrategia aunque es entendible es monstruosa e inhumana.


Quienes más padecen la miseria y hambre son los menores y menoras de edad. Una gran mayoría llegan a al mundo injusto cruel sin amor, engendrados y/o concebidos a la vera del camino, dentro de la silla de una cantina y/o discoteca. Las camas de hoy reclaman a los amantes su no uso para engendrar y/o concebir. La población mundial se debe detener dentro de un proceso inteligente y tangible, en donde prime la razón disciplinada para quienes logren pensar con rectitud. El pensante de hoy debe buscar estrategias para lograr justicia y equilibrio sin equivocaciones. El hombre debe poner a prueba su verdadera inteligencia y razón al servicio del equilibrio social y humano.


Los menores y menoras de edad son quienes “llevan del bulto” entre otras equivocaciones. Los niños están a la intemperie sin bienestar y son esclavos de la falsa sociedad que construye juegos infernales mecánicos para tratar de disimular la barbarie. La razón del hombre (varón y mujer), debe parar la descomposición social sin volver a engendrar un hijo durante el tiempo de la disminución de la raza humana. La semilla del espermatozoide debe guardarse en los cuerpos de los últimos niños varones que nazcan hasta que estos lleguen a 20 ó 30 años de edad hasta disminuir la población y detener la injusticia. La semilla del óvulo de la mujer nunca más debe concebir hijos dentro del mismo periodo. La humanidad debe seguir ejecutando sin miedo el acto sexual sin engendrar y/o concebir. Se debe aceptar que cada gobierno guarde dentro de finos depósitos y laboratorios, bancos de espermas y depósitos de óvulos, que sean seleccionados con sus apellidos de origen y de acuerdo a raza y cultura. 


Durante los 20/30 años de cero nacimientos, las naciones deben planear el futuro y la dignificación de la especie humana. Es un tiempo prudencial para pensar, ejecutar acciones positivas de conservación del planeta y de la especie humana. La ciencia sin niños y/o niñas, se empleará para el desarrollo sostenible del planeta y la conservación de la vida. Será un tiempo de “gracia y esplendor” con cero nacimiento humano. El dinero y los recursos aumentará con cero nacimiento y no habrá preocupación por el bienestar del menor, primará la disposición para el futuro y el positivo devenir. Al terminar el periodo de 20/30 años, los gobiernos deben acabar de desintegrar los ejércitos armados que son quienes han destruido el planeta azul y la vida. Todas las unidades de policías y militares que logren formarse para el equilibrio, serán utilizadas en caso de hecatombes naturales, ellos y ellas serán humanos de producción para cuando el hombre vuelva a engendrar y/o concebir.




Si se logra llevar a cabo este plan y proyecto, la humanidad entera volverá a sonreír y no habrá un muerto más y menos un aborto. La ciencia debe emplear todos los métodos anticonceptivos posibles de planificación para lograr este objetivo. Propongo el “método griego” para que el varón eyacule fuera de la vagina de la mujer en el mismo momento del éxtasis. El periodo de la mujer en donde su óvulo no se deja engendrar será utilizado con más naturalidad para la relación sexual de pareja. Las leyes deben aceptar la masturbación para quien no pueda permanecer en quietud sexual. La pobreza desaparecerá durante el tiempo del cero nacimiento. Ya no habrá más familias ricas. Todos dentro de un mismo nivel de vida y bienestar. La tierra se debe repartir en iguales proporciones para todos sin distinción. Las notarías, notarios y abogados deben desaparecer del sistema social. Las casas y edificios serán propiedad del colectivo en cada nación.



Todos los humanos (mujeres y varones), han cometido errores garrafales con la vida. Todos y todas creen haber engendrado y/o concebido el mejor ser. La verdad es que los nuevos nacimientos han aumentado la descomposición social. La escuela (primaria, secundaria y universitaria), es una estafa y trampa para la hecatombe. Cuando nacen los niños y niñas, los mortales terrícolas “posibles” autores biológicos del nuevo ser, creen que lograron traer al mundo al ser más hermoso y bello ejemplar. Lo más ilusos afirman que sus hijos son perfectos y superiores entre quienes nacen. Es la mentira más noble entre otras mentiras demenciales. El planeta está lleno de feos y feas. La tierra está llena de hermosos y hermosas. ¿Pero dónde está la inteligencia? ¿Y dónde está la razón? Al parecer nacen como entes para la esclavitud y/o placer.


Al igual que la desigualdad, el hombre sólo ha logrado engendrar y/o concebir la imperfección. No ha llegado al mundo en los últimos 10.000 años, una niña o niño cercano a la creación real en sus células. Hay contaminación. Se perdió la fuerza que impulsa la perfección dentro del ser. El esperma humano y el óvulo terrícola humano, perdió el valor hacia la perfección. 20/30 años, es un tiempo secuencial para lograr que la fuerza regrese a quienes logren aquietar la procreación entre los últimos que nazcan y se conserven puros durante el tiempo de quietud sexual entre quienes crecen antes del tiempo estipulado por la razón. Este tiempo de 20/30, lo he llamado el “tiempo de la inteligencia e investigación”.
Los últimos niños y niñas que nazcan hoy serán en 20/30 años, el resultado del buen uso de la razón e inteligencia. Ellos deben ser guiados al nuevo mundo con un cuidado especial tanto que sólo logren tener su primera relación sexual con amor y enamoramiento al finalizar el 20/30.


Los progenitores que envejecerán cada día, deberán tener todas las comodidades proporcionadas por cada gobierno para que los niños y niñas crezcan en abundancia y desarrollen su inteligencia a plenitud bajo un digno cuidado. Los últimos progenitores antes del tiempo escogido, dejarán ciertos hábitos: “licor, cigarrillo, marihuana, promiscuidad, cocaína, masturbación como vicio o costumbre y deshonestidad”. Los niños y niñas que crecen dentro del 20/30, aprenderán de sus padres biológicos: “Investigación, lectura, escritura, arte, ciencia, desarrollo del talento, produccion, banco de inventos y otros afines”. Un equipo interdisciplinario gubernamental ayudará a los progenitores al cuidado y desarrollo de los futuros padres biológicos de la nueva humanidad.



Los gobiernos rectos impondrán la paz durante el tiempo antes de nuevos nacimientos. Cero ejércitos. Cero fábrica de licores. Cero fábrica de cigarrillos. Cero fábricas de cocaína. Cero imperfecciones. El hombre logrará parar y detener la guerra con proyectos inteligentes y justos. Primará la razón y la vida con inteligencia y amor para la igualdad y felicidad de todos y de todas sin excepción. 



(Continuará)... Espere laboratorio práctico y pragmático del Cero Nacimiento...

No hay comentarios:

My NeoBux

Religious Persecution