2 mar. 2009

INMENSO PROBLEMA DE FRATERNIDAD

El imperio romano creía que entre los inocentes masacrados por el Herodes había caído quien atormentó las conciencias desviadas. Si los asesinos de Jesús de Nazaret se hubieran enterado tiempo atrás de la existencia del Mesías no lo hubieran dejado vivir hasta los 30 años cuando él empezó a establecer en la tierra el reino de Dios y su justicia. Ellos no conocían el rostro de Jesucristo. No sabían con exactitud quien era y cual de los 13 de la santa reunión, era el verdadero Señor de la historia. De saberlo lo hubieran exterminado. Su bella obra y labor inconclusa jamás hubiera llegado a nosotros. Los monopolizadores de la verdad usaron la ignorancia de Judas para obligarlo con 30 irrisorias monedas de plata a mostrar realmente cual de todos los del grupo era el Cristo.

El hijo de Dios fue asesinado antes de tiempo y demasiado joven. Para la sociedad de siempre un hombre de 33 años no tiene la fuerza y menos la experiencia de un báculo mayor. Los apóstoles no alcanzaron a beber de la sabiduría del que bajó de lo alto. Ellos no entendieron como se debía construir las bases de la sociedad justa e igualitaria de la que hablaba el proyecto del nazareno. Al parecer los rostros y el físico de los discípulos a excepción de Juan que era el menor de todos, eran muy parecidos y con rasgos similares. Los mismos tuvieron en cuarentena a los desalmados y despiadados mortales terrícolas gobernantes que lograron cometer la fechoría matando la vida del rey de reyes, quien procedía de la tribu de Leví.

Los pescadores que lo siguieron no entendieron ni aprendieron como se sembraría la estructura de la imaginada maqueta que escuchaban diseñada por boca del carpintero. Fueron los seguidores de la luz personas que estaban acostumbradas a una rutina diaria sin sucesos de justicia. Entender y cambiar de vida les costó trabajo a sus mentes y corazones. Jesús les decía: “No digan que soy el Hijo de Dios”. “Aún no lo cuenten porque no ha llegado mi hora.” “aléjense del peligro”. “No vayan por ciertos caminos.” “No entren a ciertos lugares.” Aquellas formas sociales las hizo saber y les recomendó astucia: “Sean prudentes como serpientes y sencillos como palomas.” El estaba seguro que los enemigos de la paz e igualdad lo asesinarían con mas velocidad una vez reconocieran su humanidad como una fotografía frente al espejo. Todos hablaban del líder pero nadie ni siquiera los imperialistas estaban seguros de quien era el Señor de la Misericordia.

Los 12 apóstoles de Jesucristo eran analfabetos. No sabían escribir ni leer. El mismo imperio nos ha engañado afirmando mentiras con historiadores de pacotilla y ruina. Han inventado narraciones y cuentos de muerte y oscuridad. Sólo los gobernantes con sus falsos doctores y sacerdotes tenían acceso a la educación y al arte. Era imposible que los alfabetos hubieran seguido al Todopoderoso. Jesús soñaba con una educación colectiva gratuita para todo el pueblo. El verdadero cristianismo destruirá los centros educativos privados. Los propietarios de las entidades que usurpando el trabajo del labriego y robando el dinero de los hijos e hijas de Dios, con falsas edificaciones de formación e instrucción son descendientes de los mismos que pagaron a quien traicionó a Jesús el Divino.

Lo privado que debe ser público no es amado por Dios. El hombre que logre sembrar la sabiduría de Dios con entidades educativas gratuitas para todo el pueblo, ese mostrará uno de los milagros de la creación y su alma llegará al santo santuario. Los nefastos usureros intrépidos han estado siempre equivocados. Usan métodos de guerra y muerte para convertir en propiedad privada lo que es de todos. Las torcidas conciencias siguen a hombres que demuestren riqueza y poder. Hoy la chequera y los vehículos blindados hacen que los humanos corran detrás de los depravados. Los atrasados nunca siguen proyectos que vengan de la sabiduría del Altísimo. Toda idea y proyecto excelso viene de las alturas y cobija a todos y a todas por igual. Aquellas formas mezquinas, miserables y egoístas son sólo de mortales terrícolas humanos sin brillo y/o resplandor. Jehová desde antes de empezar esta humanidad ha buscado igualdad y felicidad de toda criatura viviente. El nos creo con amor y para el amor con talentos diferentes e irrepetibles.


El egoísmo y envidia desaparecerán cuando logre llegar una organización humana espiritual verdadera, que muestre la paz y concordia heredada en Jesucristo. Los verdaderos líderes siempre optarán por los pobres para llevarlos al bienestar con riqueza y a disfrutar en forma colectiva de aquellas cosas creadas por Dios con humildad, sencillez dentro de pleno respeto y dignidad. Esos escogidos darán muestras de no querer ambicionar, objetos o posesiones que son esculpidos por la polilla. Los inteligentes y excelsos hombres mueren solos sin amigos y/o familia. No hemos logrado llegar a la verdad. Después de casi 2.000 años del fatídico suceso de muerte los humanos estamos lejos de Dios. Un 95% de los hombres de paz y de buena voluntad mueren en la pobreza absoluta y con el estómago vacío. Los equivocados llegan a la tumba gordos como chanchos y rodeados de lujo, suntuosidad y vanidad. El hambre de los terrícolas humanos inteligentes los lleva a la tumba con un cuerpo ligero de equipaje.


Leamos el texto en Mateo 10: “9 "No os Proveáis ni de oro, ni de plata, ni de cobre en vuestros cintos. 10 Tampoco llevéis bolsas para el camino, ni dos vestidos, ni zapatos, ni Bastón; porque el obrero es digno de su alimento. 11 En cualquier ciudad o aldea donde entréis, averiguad quién en ella sea digno y quedaos Allí hasta que Salgáis. 12 Al entrar en la casa, saludadla. 13 Si la casa es digna, venga vuestra paz sobre ella. Pero si no es digna, vuelva vuestra paz a vosotros. 14 Y en caso de que no os reciban ni escuchen vuestras palabras, salid de aquella casa o ciudad y sacudid el polvo de vuestros pies.”

El hombre de luz no tuvo una casa o mansión para vivir. “El Hijo del Hombre no tiene donde recostar su cabeza,” decía. El vivía en la selva, en montes y en terrenos sin escrituras. Su espacio de vida no requirió de pasaporte. Allí no hubo fronteras ni oficinas. Dormía dentro de las cavernas naturales de la jungla. De hecho cuando las tropas del gobierno lo secuestraron para extirparlo, él estaba en la montaña.

Marcos 14 escribe: “32 Llegaron al lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus Discípulos: --Sentaos Aquí, mientras yo oro. 33 Tomó consigo a Pedro, a Jacobo y a Juan, y Comenzó a entristecerse y a angustiarse. 34 Y les dijo: --Mi alma Está muy triste, hasta la muerte. Quedaos Aquí y velad. 35 Pasando un poco adelante, se postraba en tierra y oraba que de ser posible, pasase de él aquella hora. 36 Decía: --¡Abba, Padre, todo es posible para ti! ¡Aparta de Mí esta copa! Pero no lo que yo quiero, sino lo que Tú quieres. 37 Volvió y los Halló durmiendo, y le dijo a Pedro: --Simón, ¿duermes? ¿No has podido velar una sola hora? 38 Velad y orad, para que no entréis en Tentación. El Espíritu a la verdad Está dispuesto, pero la carne es débil. 39 De nuevo se Apartó y Oró diciendo las mismas palabras. 40 Cuando Volvió otra vez, los Halló durmiendo, porque sus ojos estaban cargados de sueño. Y no Sabían qué responderle. 41 Volvió por tercera vez y les dijo: --¿Todavía Estáis durmiendo y descansando? Basta ya. La hora ha venido. He Aquí, el Hijo del Hombre es entregado en manos de los pecadores. 42 ¡Levantaos, vamos! He Aquí, Está cerca el que me entrega. 43 En seguida, mientras él Aún hablaba, Llegó Judas, uno de los doce, y con él una multitud con espadas y palos, de parte de los principales sacerdotes, de los escribas y de los ancianos. 44 El que le entregaba les Había dado señal diciendo: "Al que yo bese, ése es. Prendedle y llevadle con seguridad." 45 Cuando Llegó, de inmediato se Acercó a él y dijo: --¡Rabí! Y le Besó. 46 Entonces ellos le echaron mano y le prendieron;”


Al Redentor le faltó tiempo suficiente para transmitir la enseñanza a sus seguidores. Su paso por la tierra se lo hicieron muy corto. Los imperios siempre asesinan a los varones y mujeres inteligentes y a los más sobresalientes en justicia. Ellos buscan gobernar con los necios y nada ingeniosos. La ciencia por respeto a la dignidad del hombre recomienda no llamar a nadie “bruto o bruta.” Es un formalismo simplemente esa costumbre. Esas naciones en donde dos o cinco familias se han apoderado de la nave patria, son las mismas en donde el imperio asesina con más demencia al pueblo de Dios. Los asesinos escogen entre sus militares a esos que están alejados de proyectos científicos o humanísticos. El imperio sabe que si escoge a un inteligente como jefe militar o entre sus oficiales armados o ministros a sabios, genios y/o creativos, esos mismos le darán un golpe de estado. Quienes están en el error detestan todo lo que suene a fraternidad, solidaridad, caridad y misericordia. Para plasmar el proyecto del cristianismo se requiere de hombres inteligentes y evolucionados. Aquellos que han avanzado por el sendero del amor, saben que estamos de paso y que nada nos pertenece. Los apegos a las cosas y lugares terrenales se dan más entre personas atrasadas y marginadas de evolución. Donde haya un pensante allí los imperios llegan y hacen propuestas deshonestas con prebendas, para someter a quien piensa con rectitud. Una gran mayoría cae bajo las putrefactas organizaciones por miedo a la muerte o por llenar su estómago y el de sus allegados. Jesús sigue insistiendo: “Donde dos o tres se reúnan en mi nombre, allí estaré en medio de vosotros.’

Un escritor latinoamericano dijo: “En mi país podemos decir todo lo que podamos menos aquello que realmente pensamos. Si ellos se enteran que alguien entre las multitudes tiene un proyecto renovador de cambio y que lleve como ideal justicia e igualdad, inmediatamente el candidato o candidata es asesinado, masacrado y desaparecido.” De hecho hemos visto como la lista de muertos y masacrados va en aumento. Miles de hombres como Jesús, siguen cayendo bajo las balas y las leyes asesinas disparadas. Sabemos que en el futuro aparecerá un mural con los nombres de mujeres y varones que han sido fusilados por los escuadrones de la muerte. Estarán: Sindicalistas, estudiantes, campesinos, religiosos, artistas, profesores, dirigentes, educadores, escritores, predicadores, periodistas, obreros, políticos, amas de casa, profesionales, científicos, sacerdotes, candidatos presidenciables, obispos y pastores. Cuando el Buen Pastor dijo: “Todos somos hijos de Dios e iguales ante él”, los gobernantes se asustaron y lo mandaron a secuestrar para desintegrarlo. Una vez asesinaron al maestro del amor, ubicaron a sus seguidores y uno por uno fue fundido en polvo y cenizas. Usaron métodos de tortura para asustar a otros del grupo. Ciudades enteras con su población dentro fueron incendiadas. Una de las grandes razones por las cuales no se ha podido establecer el proyecto de Cristo con prioridad en la justicia, se da al desaparecer asesinando a los de Cristo y a todos los protagonistas del entendimiento.

Los concubinos y concubinas del imperio romano se apoderaron con engaños del proyecto resucitador. Con artimañas y estrategias engañosas los primeros cristianos vendieron su progenitura por un “plato de lentejas” y se unieron al imperio. Los mas firmes lograron salir de Roma y se establecieron lejos del lugar para preservar su vida y la del santo Evangelio. Hay sitios en el planeta tierra que aún no se sabe como llegó el proyecto amoroso del Divino Maestro. Hasta las tribus mas apartadas de las civilizaciones afirman hoy en día que sus padres de generación en generación comentaron que hubo un Jesús que los visitaba con frecuencia. La forma que usan los equivocados y asesinos es hacer que la gente y los pueblos crean que lo bueno es malo y que lo malo es bueno.

Una vez Judas traicionó al maestro y al darse cuenta que su hazaña fue pecaminosa y perversa, no aguantó el dolor que estalló en su alma y conciencia y se suicidó. Hay dos versiones que rezan así: ‘Tomó una soga, la ató a su cuello, se colgó de una viga y se ahorcó.” La otra dice que “simplemente se lanzó por un despeñadero y su cuerpo quedó destrozado a la intemperie”. El día que logremos sembrar desde nuestro corazón la verdadera fraternidad ese día podremos afirmar: Hoy empezamos a construir la hermandad de Cristo y ahora si todos nos vamos a comportar como hermanos. Otros con fuerza y felicidad exclamarán como Cristo: “Ya no nos llamaremos siervos sino amigos”.

No hay comentarios:

My NeoBux

2009

2009
Quebec

2010

2010
California

2010

2010
Chicago

2010

2010
Huntington Park

2010

2010
South Gate

Religious Persecution