27 ene. 2018

El Esperma de Macri


El inepto y mediocre ciudadano latinoamericano Mauricio Macri (actual mandatario de Argentina), se dirigió al grupo ladrón de privilegios y usurpador de oportunidades, que se reunía dentro del Foro Económico Mundial (FEM), en la ciudad de Davos, Suiza (Europa), una frase que aunque no causa escándalo ni extrañeza, si pone en tela de juicio el coeficiente intelectual del Presidente de todas y de todos los argentinos suramericanos. Así se expreso como vendedor y comerciante: “Yo creo que la asociación entre Mercosur y la Unión Europea es natural porque en Sudamérica todos somos descendientes de europeos”. Se le olvido decir al varón argentino, que no todos están en la misma cama y que no todos fueron engendrados o/y concebidos sobre el mismo colchón. El esperma que engendro a Macri, desciende de la genética de Adolfo Hitler y el óvulo que lo concibió proviene de los antepasados de Benito Mussolini. Una gran mayoría de los europeos (55%), que arribaron como inmigrantes y mendigos a la Republica Argentina y al continente América, traían en su sangre y estirpe, la composición química de estos psicópatas y depravados humanos mortales terrícolas que contaminaron e infectaron el continente de América. En los últimos siglos después de ser expulsados esos de países europeos arribaron a la tierra paraíso de América y la convirtieron en infierno de locos. Estos íncubos lesionaron la pureza, castidad e inteligencia, de aborígenes criollos del continente, que son los verdaderos descendientes del planeta Paraíso de Dios y traen en su sangre la eterna semilla de luz viviente entre sus venas y antes de estos convertirse en humanos terrícolas fueron ángeles. 


Algunas teorías y conspiraciones, apuntan y afirman que Adolfo Hitler y sus secuaces, con la complicidad de jefes militares estadounidenses, escaparon al Polo Sur, que ese engendro siguió viviendo en Argentina con su prole y que entre otras cosas el “falso orgullo” de algunos argentinos se debe a la equivocación y error de haber nacido de una genética nauseabunda de demonios, se escaparon del infierno para incubar su prole maldita en la tierra creada. Algunos historiadores dicen que los descendientes de Benito Mussolini (su descendiente familia), llego con costales y bultos a la Argentina criolla, de paso se trajeron los sobrantes de basura y estiércol que no pudieron soportar los inocentes europeos que se quedaron en su territorio con su otra pureza de raza noble y estirpe de dioses. Otro demonio proveniente de Alemania, portador de la misma genética hitleriana fue Hugo Stroessner (llego a Paraguay en 1921). Este logro engendrar a otro demonio malnacido que la historia reciente no quiere recordar llamado Alfredo Stroessner. Ese maldito pelafustán (Alfredo Stroessner), esta penando en el infierno hoy en día (dentro de la galaxia Andrómeda), purgando sus penas y asesinatos, que ejecuto en el Cono Sur de América, y muriendo allí cada día su estirpe para que sus genes en la tierra no se vuelvan a procrear. Hay otros tristemente personajes que provienen de la genética de Adolfo Hitler y Benito Mussolini, tenemos que obligarnos a nombrar al asesino argentino Jorge Rafael Videla y al Psicópata militar Augusto Pinochet.


No se nos puede olvidar que la sangre española también traía genética infernal desde 1492, cuando invadió a América, eran los mismos espermas y óvulos de otro incubo quien como buen asesino y depravado demonio, cometió miles de masacres en la “otrora Madre España”. Se trata del delincuente Francisco Franco Bahamonde, quien había nacido en Ferrol un 4 de diciembre (1892), y murió en Madrid un 20 de noviembre (1975). Ese tmatacho ambién rego su maldita semilla, aun sigue como engendro en el planeta de las contradicciones. Si analizamos la historia son contemporáneos con los asesinos dictadores de la América criolla. Son los mismos portadores del esperma alemán hitleriano y del ovulo mussolinisco italiano. Algunos científicos junto al poeta gris, sostienen "que a veces se trunca y/o cruzan los espermas de Benito Mussolini con los óvulos de Adolfo Hitler". Estos espermas y óvulos arribaron a la tierra 5 mil años antes de Jesucristo. Los mismos asesinos de Jesús de Nazaret provenían de estos terroríficos íncubos.


Aunque de acuerdo a la procedencia macrista hitleriana mussolinisca, que inmigro a la Argentina, como a otras naciones del continente América, tenemos que aceptar históricamente que fueron más cínicos al incubar sus espermas y óvulos en varios países de América Latina. En las tierras de Estados Unidos y Canadá, también hay engendros de esta raza mezclada de demonios nauseabundos hitleriana mussolinisca. Creemos que el ultimo Presidente de Estados Unidos que no deseo recordar ni nombrar, también trae esta sangre lagartijo, y es una de las principales razones para que este ciudadano sienta odio por los distintos y es la causa para asesinar a los diferentes siempre. En el último siglo es un delito dentro de Estados Unidos, proceder y nacer de la raza negra. La policía de esa nación fácilmente le dispara a un negro o negra por no llevar la genética hitleriana mussolinisca. No se escapan de los disparos los hispanos (aun los mezclados con la sangre europea), ni aquellos aborígenes que llevan la genética criolla de nativos que arribaron de a esta tierra, procedentes de la Galaxia Andrómeda. Estos nativos abandonaron el Planeta Cielo de Dios, porque el Todopoderoso los envió a poblar la tierra mucho antes que en Europa hubieran aterrizado del espacio exterior los demonios que traían en laboratorios cuánticos los genes hitlerianos mussoliniscos. La raza negra, nativa aborigen y amarilla, arribaron a la tierra 30 mil años antes que los íncubos blancos. No todos los humanos procedentes de la raza blanca son íncubos, algunos son el resultado de la mezcla genética sexual de ángeles con mujeres humanas hace 50 mil años. Algunos descendientes de la raza blanca son también ángeles de luz iguales o semejantes a los de las otras razas.


En Colombia, Brasil, México, Venezuela, Uruguay, Perú, Bolivia, Guayanas, Belice y otros, los espermas y óvulos hitlerianos mussoliniscos, también lograron incubarse. Cada vez que leemos la historia nos convencemos que cada uno de los asesinatos que se cometen dentro del continente América y contra la raza criolla aborigen y nativa, sabemos que son los rufianes que traen la sangre y composición hitleriana mussolinisca. Aunque sólo Dios los puede destruir, hay una técnica natural para evitar que se sigan incubando. Es sembrar en cada casa del continente América (a orillas carreteras, caminos, ríos, quebradas, ciénagas y lagos), arboles de limón. El limón tiene muchas propiedades y miles de anticuerpos. Uno de sus potenciales es la destrucción del esperma y/o ovulo procedente de esta clase de humanoides vivientes hitlerianos mussoliniscos. El aroma y olor que expele el árbol de limón y el limón como fruta, tiene la facultad para destruir demonios. Los humanos criollos también deben sembrar las plantas de ruda y ajenjo, en sus jardines y casas, para que el espíritu de estos engendros no logren traspasar el jardín de cada ser humano. El ajo es otra arma que se puede utilizar para que los varones y mujeres provenientes de los Cielos (varios planetas) de Dios, no conciban estos íncubos de humanoides malos y perversos. 


Debemos ser sinceros: También los íncubos hitlerianos mussoliniscos, han logrado evolucionar y se han metido entre la genética de otras razas. Humanos terrícolas mortales de la raza negra, amarilla, marrón, cimarrón, indígena, criolla (con sus mezclas), se han debilitado y los íncubos hitlerianos mussoliniscos, se han establecido allí en su sangre y han causado lesiones graves en la genética natural. Recomendamos evitar en lo posible engendrar o concebir seres humanos con personas de otras razas porque puede dar como resultado un íncubo si son de diferente procedencia. Los humanos mortales terrícolas no se deben mezclar sexualmente con estos engendros, deben guardar distancia de la raza blanca que es donde los íncubos hitlerianos mussoliniscos  pueden concebir. No todos los humanos mortales terrícolas humanos de raza blanca están infectados por estos íncubos.  Para comprobar si una persona esta incubada por la genética hitleriana mussolinisca, es necesario hacer un experimento con la planta o fruto de ajo y limón. Frente a su casa mantenga limones y ajos (frutos), y siembre la semilla. Las plantas de ajo, ruda, ajenjo y limón, son muy útiles e imprescindibles para evitar que los escogidos varones y mujeres de paz se dejen incubar sexualmente por estos demonios.


Alguien me preguntó: “¿Si las personas como el presidente de Estados Unidos, Argentina, Francia, otros y otras, que llevan el incubo de la guerra y muerte hitleriano mussolinisco, pueden hacer algo para transformar su genética y cambiar positivamente su descendencia?  A este interrogante contesto que si es posible y que deben consumir limón, ajo, ajenjo y ruda, tanto quien posee el incubo como la mujer o el varón que tiene sexo con uno de ellos. El té de ruda o ajenjo se debe administrar con dosis muy pequeñas y reducidas porque el exceso ocasiona la muerte del incubo y Dios prohíbe matar. Si se toma jugo de limón o si se consumen los dientes de ajo, también debemos ser muy prudentes porque el exceso también ocasiona la muerte. Estas cuatro plantas también sirven para protegernos de brujerías, encantamiento, magias y hechicerías, aunque cada uno tiene su formula para su uso.


Los escogidos no deben matar (asesinar), aun a íncubos, porque lesiona la ley de Dios y altera la creación del amor. El odio no existe entre los hijos de la luz. Los humanos terrícolas mortales de paz siempre deben usar el perdón y la compasión para tratar aun a quienes considera sus enemigos. El amor debe primar por encima de cualquier situación. El único que puede sacar del planeta tierra a un ser vivo aun siendo incubo, es Dios y a Él le debemos la misma vida. Otra herramienta para destruir a los íncubos hitlerianos mussoliniscos es aplicando la dosis diaria en porciones pequeñas de amor. Si amamos, todas las barreras aun la de los íncubos, se pueden destruir. El amor también ayuda para que el incubo de estos tristemente personajes, sean personas rectas y consigan la luz y logren alcanzar el Cielo de Dios al final de sus vidas y al pasar al nuevo mundo como existencia.

No hay comentarios:

Religious Persecution